San Juan de Mata, fundador de los Trinitarios

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Lienzo contemporáneo del Santo. Fuente: cofrades.sevilla.abc.net.

Lienzo contemporáneo del Santo. Fuente: cofrades.sevilla.abc.net.

“Gloria a ti, Trinidad, y a los cautivos, libertad”.

Infancia
En la región francesa de la Provenza, en el pueblo de Faucon, nació el niño Juan sobre el año 1150. No se sabe el año y ni el día concreto de su nacimiento, pero es muy probable que fuera alrededor de esta fecha. Sus padres eran Eufemio de Mata y Marta, un matrimonio cristiano y de descendencia noble. Según la tradición, su madre lo presentó a la Virgen Santísima a otro día de haber nacido para que la Virgen lo protegiera el resto de su vida.

Los primeros años de su vida trascurrieron como los de cualquier otro niño, aunque su familia veía en él una nobleza y caridad extraordinaria. A pesar de su corta edad tenía mucha inclinación por las cosas de Dios, por la devoción a la Virgen María y por las prácticas caritativas, como la ayuda a los pobres de su ciudad. Su padre, en vista de las virtudes que tenía para el estudio y la devoción el joven Juan, decidió enviarlo a estudiar a Aix (ciudad cercana a Marsella). En esta escuela no sólo se dedicó a estudiar las materias correspondientes, cosa que hizo de una forma sobresaliente, sino que también sacaba tiempo para visitar y asistir a enfermos, además también era frecuente ver cómo repartía su dinero entre las familias más necesitadas. Durante este tiempo adquirió en su alma un gran deseo de dedicarse por completo a lo sagrado. Al regresar de sus estudios, comunicó este ardiente deseo a sus padres.

Vocación
Era obvio que Juan quería emprender una carrera eclesiástica. Es probable que no tuviera definido su carisma, pero desde joven se sentía muy atraído por ayudar a los pobres y en especial a los esclavos que desembarcaban en el puerto de Marsella. En muchas ocasiones su madre lo acompañaba a visitar las cárceles donde estaban hacinados estos cautivos. Barruntaba de alguna forma su futura fundación.

Juan de Mata, padre fundador. Fuente: www.amigoscatolicos.org

Juan de Mata, padre fundador. Fuente: www.amigoscatolicos.org

Durante un período de tiempo se retiró a una cercana cueva donde había una ermita. Aquí pasaba largas horas de oración como si de un ermitaño se tratara. Esta noticia pronto se extendió y sus vecinos acudían para pedirle consejo y oraciones. Sus padres veían que de alguna forma estaba desaprovechando el tiempo. Juan tenía cualidades sobradas para el estudio y ellos podían permitirse pagar sus estudios. Por esta razón decidieron enviarlo a estudiar teología en la escuela-catedral de París, afamada universidad de teólogos. París, por esta época, era punto de partida de las cruzadas. Juan de Mata adquirió muchos conocimientos de teología, fue uno de los mejores alumnos que paso por esta Universidad, hasta tal punto de acabar los estudios y ejercer el mismo de profesor de teología. Durante este periodo también se ordenó sacerdote, celebrando su primera misa en la capilla del obispo de París, acompañado de importantes profesores y abades.

Fundación
En su primera misa, que según la tradición fue el 28 de enero de 1193, Juan de Mata quedó sumido en un largo éxtasis en el que se le dio a conocer el plan de vida que desde aquel mismo momento Dios le tenía destinado. Él, mientras celebraba la misa pedía que Dios le condujera por algún camino concreto para desarrollar su recién estrenado ministerio, y mientras levantaba la Hostia entró en éxtasis. Al volver en sí mismo, explicó que había visto a Jesús con forma de ángel, vestido de blanco con una cruz roja y azul sobre el pecho, a ambos lados dos cautivos de diferentes países encadenados de pies y manos, a los que Jesús sostenía.

San Juan de Mata supo ver en esta visión la voluntad de Dios, que tenía como fin fundar una familia religiosa dedicada a rescatar a todos los hombres cautivos. En vista de todo lo que le esperaba de ahora en adelante en esta nueva fundación, se quiso preparar bien, y muy decidido se retiró para meditarlo a un lugar solitario, “desierto”, llamado Cerfroid. Aquí conoció a un pequeño grupo de monjes-ermitaños que, al igual que él, se habían ido hasta allí para meditar, a ellos, y en especial a San Félix de Valois, les compartió sus deseos de la nueva fundación y rápidamente se le unieron. Fue providencial la santa unión que surgió entre ellos para fundar la nueva orden Trinitaria, hasta tal punto que San Félix es considerado co-fundador de la orden.

Muerte del Santo. Grabado del s.XVII. Fuente: meditacionestrinitarias.blogspot.com.es

Muerte del Santo. Grabado del s.XVII. Fuente: meditacionestrinitarias.blogspot.com.es

Poco a poco se fue formando un considerado grupo de trinitarios. Atraídos estos hombres por las virtudes de ambos santos, iban dando forma a la Orden Trinitaria. En el año 1198, San Juan de Mata y San Félix de Valois emprendieron un viaje a Roma para que el Papa Inocencio III conociese este nuevo carisma de redimir a los cautivos. Después de conocer y consultar algunos aspectos con autoridades eclesiásticas francesas, Inocencio III aprobó la regla con una bula el 17 de diciembre de 1198, quedando aprobada de esta manera la Orden de la Santísima Trinidad y redención de los cautivos. Según la tradición, el Papa estaba indeciso en aprobar esta regla, hasta que en una misa que celebró en San Juan de Letrán tuvo la misma visión que San Juan de Mata tuvo en su primera misa.

Animados por el pontífice a seguir trabajando y formando a “santos” trinitarios, siguieron creciendo y extendiéndose por Francia. A menudo el Papa recurría a su consejo y por este motivo, estando una vez en Roma, mandó a dos trinitarios hasta Marruecos para rescatar de la esclavitud a ciento ochenta y seis cristianos que en este reino tenían presos. Por su muchos méritos y virtudes, fue nombrado capellán y legado de la Santa Sede en Dalmacia. En este país desarrolló cantidad de buenas obras y reconciliaciones entre todos los cristianos, que se ganó una notable fama de santo. Hasta tal punto fue su labor reconocida, que se le quiso conceder el capelo cardenalicio por parte del Papa, cosa a la que él se negó con todas sus fuerzas.

Sus miras estaban puestas en el continente africano, llegar aquí fue para San Juan de Mata un deseo concedido por Dios. Con mucho esfuerzo liberó a muchos cautivos y restauró en ellos la Fe perdida. Este abandono de sí mismo a favor de los cautivos, y el ambiente tenso de Túnez, pasaron factura al santo. Desde entonces se dedicó a fundar casas de la orden en Francia, Italia y España; en Marsella se encontraba la más importante de todas ellas. Consideraba que estas casas debían estar cerca de puertos marítimos, para ayudar mejor a la cantidad de esclavos que desembarcaban. No obstante, en España fundó varias casas por toda la geografía, dando cobijo en ellas a cantidad de cautivos que rescataban de los sarracenos, pangando grandes cantidades de dinero por su libertad. En Francia, se ganó el respeto y admiración del rey Felipe Augusto, quien le concedió varios títulos. Mientras tanto, seguía enviado a sus trinitarios a Oriente Medio para liberar a presos católicos que habían quedado prisioneros en las cruzadas.

Lugar donde murió el Santo en la iglesia de Santo Tomás in Formis, convertido en capilla.

Lugar donde murió el Santo en la iglesia de Santo Tomás in Formis, convertido en capilla.

Sobre el año 1208, el Papa Inocencio III requirió de la presencia de San Juan de Mata en Roma para hacerle entrega de una donación; esta donación era un gran convento que la orden cisterciense tenía en el centro histórico de la ciudad eterna, Santo Tomas in Formis. Con mucha ilusión y rapidez se dedicó los últimos años de vida en convertir este convento en un hospital y residencia para los cautivos.

Muerte y canonización
Estos últimos años de su vida transcurrieron en Roma, dedicado por completo a la asistencia de los cautivos y todos los enfermos que se acercaban hasta este convento. También dedicaba tiempo a predicar, sobre todo, la importancia del sacramento de la penitencia. De estas predicaciones salían cantidad de conversiones. Agotado físicamente por tantos y tan duros trabajos físicos y de gobierno, muere santamente rodeado de sus hijos el día 17 de diciembre de 1213. Tenía sesenta y tres años (no se puede asegurar con certeza), y la orden por él fundada, quince.

Como ya en vida gozaba de fama de santo, en muerte no fue menos. Durante un largo tiempo, según la tradición meses incluso, su cuerpo estuvo expuesto para la veneración de los fieles, toda Roma pasó delante de él para darle el ultimo adiós. El Papa Inocencio III concedió esta prórroga de tiempo inusual, por la cantidad de personas que decían haberse curado al pasar por delante de sus restos.

Durante siglos su causa de canonización estuvo paralizada. En el s.XVII el Papa Urbano VIII decretó una nueva serie de normas con respecto a las canonizaciones que sirvieron de ayuda para promover de nuevo su canonización. En ciudades como Roma y Madrid se instituyeron los procesos canónicos de su culto inmemorial. El 21 de octubre de 1666 finalmente es canonizado por culto inmemorial, gracias a la bula del Papa Alejandro VII. Su fiesta se celebra el 17 de diciembre por coincidir con la fecha de su muerte y por la aprobación de su regla (novus ordo). Pero también se celebra hoy, 8 de febrero (vetus ordo).

Urna con las reliquias del Santo en Salamanca. Foto: Sergio Pereira.

Urna con las reliquias del Santo en Salamanca. Foto: Sergio Pereira.

A causa de diversos avatares históricos, las reliquias de San Juan de Mata vinieron hasta España en el s.XVII. En el convento de los trinitarios descalzos de Madrid permanecieron mucho tiempo recibiendo veneración, hasta que estos religiosos fueron exclaustrados. Desde aquí pasaron al madrileño convento de clausura de la Trinitarias. Finalmente fueron de nuevo reconocidas canónicamente y trasladadas a la iglesia de Salamanca el día 9 de octubre de 1966.

David Garrido

Bibliografía:
– CROISSET, Juan, San Juan de Mata, Fundador de la orden de la Santísima Trinidad, redención de los cautivos.

Enlaces consultados (05/02/2015):
– http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_de_Mata
– www.meditacionestrinitarias.blogspot.com
– www.sanjuandemata.net

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es