San Máximo Branković, metropolita

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fresco del Santo en su monasterio de Krusedol, Serbia.

Fresco del Santo en su monasterio de Krusedol, Serbia.

El metropolita Máximo Branković (en serbio, Ђорђе Бранковић/Максим, o Đorđe Branković/Maksim; en rumano Gheorghe Brancovici/Maxim) fue un gran hombre para la historia de Serbia, donde se le conoce como déspota (Jorge) Branković, el líder de la parte de Serbia que sobrevivió a la conquista otomana, gobernando entre 1486 y 1496. Posteriormente, como monje y metropolita de Valaquia, es importante por la renovación de la ortodoxia rumana a inicios del siglo XVI.

Primeros años
El primer ancestro conocido de Máximo es el sebastokrator Branko Mladenovic, comandante de Ohrid en tiempo del emperador Juan VI Cantacuzeno (1347-1354). El Branković fue su abuelo, el déspota Jorge (Đurađ I Branković) (1427-1456), famoso por la cruzada en Varna (1444). El sucesor en el trono fue Esteban Branković, que gobernó hasta la caída de Belgrado ante los turcos en 1459. Se casó con la princesa albanesa Angelina Aranit Komneni y tuvo tres hijas y dos hijos.

Jorge (Đorđe) Branković nació en 1461 en Albania, donde sus padres eran refugiados por causa de los turcos. Su padre murió en 1481 en el exilio. En esa época, Jorge, junto a su madre, su hermana María y su hermano pequeño Jovan (Juan) regresaron a Belgrado, trayendo consigo el ataúd de Esteban. Poco después, el rey Matías Corvino de Hungría le dio el título de Déspota de Serbia en 1486, como sucesor de su tío, Vuk Grgurević (fallecido el 16 de abril de 1485).

Gobernó una región conocida como Racszag (de Rascia, la actual central Vojvodina o Srem), poblada con los serbios refugiados tras la conquista otomana, y que fue formalmente una provincia del reino de Hungría. Como gobernante de los serbios y teniendo fuertes relaciones con los nobles húngaros, se casó con Isabel del Balzo, hija de Agilberto, duque de Nardò (Aragon) y sobrina del rey. Según esta biografía, escrita en el siglo XVI en el monasterio de Krušedol, permanecieron puros de su unión marital.

Santos de la familia Branković: Esteban, Angelina, Juan y Máximo. Icono de 1753.

Santos de la familia Branković: Esteban, Angelina, Juan y Máximo. Icono de 1753.

Jorge gobernó solo hasta 1493, y posteriormente junto a su hermano Jovan hasta 1496. En 1494, los dos hermanos conquistaron Sremska Mitrovica y aumentaron las posesiones serbias. En 1496 dejó a su hermano Jovan como único gobernante de los serbios, y tomó los votos monásticos en el monasterio de Kupinik (conocido también como Manasija), recibiendo el nombre de Máximo.

De acuerdo con la biografía de Krušedol, se convirtió pronto en arzobispo de Belgrado, mientras su hermano intentaba derrotar a los turcos y echarlos de sus tierras, pero la repentina muerte de éste en 1502 detuvo la reconquista serbia. Jovan fue el último déspota de los serbios en Srem. Jovan y Jorge fueron protectores y restauradores de diversos monasterios como Divoša, Shishatovać y Feneks y, junto con su madre Angelina, patrocinaron los monasterio de San Pablo, Hilandar y Esfigmenou del Monte Athos.

Monje y metropolita
Es posible que Jorge dejara su trono por los temores apocalípticos en 1492, que se corresponde con el año 7000 en el calendario bizantino. Este cálculo, asociado con la conquista turca, creó la imagen popular de que el fin del mundo estaba cerca. Poco después, Máximo se convertiría en metropolita de Belgrado, siendo ordenado, extrañamente, por los obispos moldavos. En esa época la Iglesia de Belgrado era el último resto de la vieja Iglesia Autocéfala de Serbia. Debido a que tanto el patriarcado de Constantinopla como la archidiócesis de Ochrid estaban bajo dominio turco, el metropolita de Belgrado no pudo ser consagrado por ellos, porque ello hubiera supuesto reconocer el dominio turco. Es más, en esa época los gobernantes en Moldavia no reconocían la jurisdicción de Constantinopla y Bogdan III el Ciego de Moldavia (1504-1517) prohibió el acceso del patriarca Joaquín a su país.

De acuerdo con otras fuentes, habría sido ordenado sólo de diácono y sacerdote en 1496 por el obispo Kalevit de Sofía y, tras la muerte de su hermano Juan, quedó como único heredero del trono, que rechazó. Cuando los turcos invadieron la tierra de nuevo, huyó con su madre a la corte del gobernante valaquio Radu el Grande (1504). En esa época, el patriarca de Constantinopla Nifón II oficiaba como metropolita de Valaquia y, según la Vida de Nifón, escrita por Gabriel, el protos del Monte Athos (en 1515), fue quien ordenó a Máximo de obispo. La hipótesis puede ser más creíble, porque se basa en una fuente independiente, escrita mucho antes de la biografía “oficial” del Santo. Incluso Nicolás Velimirovic, en su revisado Prólogo de Ochrid, omite escribir cualquier cosa sobre el obispado de Máximo en Serbia.

Monasterio de Krusedol, en Serbia.

Monasterio de Krusedol, en Serbia.

En 1505, como resultado del conflicto entre el patriarcado y el príncipe Radu el Grande de Valaquia, Nifón se retiró al Monte Athos y Máximo se convirtió en metropolita de Valaquia. Se cree que Máximo fundó la primera imprenta en Valaquia y dispuso la impresión de libros religiosos eslovenos. Probablemente a su llamada acudió el hieromonje Macario de Montenegro, que imprimió diversos libros de culto para Valaquia, e imprimió en Târgoviște, en 1508, el libro de la Liturgia, el primer libro impreso en tierra rumana. El monje siguió con el Oktoechos (el libro de los 8 Tonos, 1510), y el Tetraevangeliar (los Cuatro Evangelios, en 1512), ambos impresos después de que Máximo abandonara el país.

Desde la más alta posición eclesiástica, Máximo actuó como árbitro para resolver el conflicto entre Radu de Valaquia y Bogdan III de Moldavia, deteniendo una guerra fratricida, y posteriormente como emisario del príncipe Radu al rey Ladislao II de Hungría (del cual recibidó un amplio dominio en Transilvania) y de los sajones en Transilvania en 1507.

Un año después, Máximo cumplió la misma misión en Hungría para el nuevo príncipe valaquio, Mihnea (1508-1509). No regresó de Hungría, porque el gobernante rumano chocó con los boyardos, entre los cuales también había algunos señores feudales serbios. Como Máximo era serbio, quiso evitar la persecución, así que regresó a Serbia, donde ya había empezado a construir un monasterio en Krušedol, cerca de Novi Sad, en una tierra de la propiedad de su familia, con la ayuda de Neagoe Basarab de Valaquia y Basilio III Ioanovich de Moscú. Este monasterio, dedicado a la fiesta de la Transfiguración, se convirtió en el mausoleo de la familia Branković. En este tiempo, además, Máximo se convirtió en metropolita de Belgrado, como algunas fuentes rusas indican.

Libro de la Liturgia de Macario, año 1508.

Libro de la Liturgia de Macario, año 1508.

Máximo murió con sólo 55 años de edad, el 18 de enero de 1516. Su madre, Angelina, que era monja desde 1499, murió en el mismo monasterio en 1520. Junto con su hermano Jovan y otros miembros de la familia Branković, Máximo es mencionado como defensor de la fe en la Crónica de los Emperadores Constantinopolitanos, un trabajo histórico conocido también como manuscrito Massarelli, encontrado entre los papeles de Angelo Massarelli (1510–1566).

Veneración
Poco después de la muerte de Máximo, se documentaron diversos milagros en su tumba. Es más, su cuerpo fue encontrado incorrupto cuando el ataúd fue abierto en 1523, dos años después de que Belgrado cayese definitivamente en manos de los otomanos, de modo que la frontera se acercó a Krušedol. En los últimos años de Máximo el monasterio había albergado las tumbas de los últimos Branković y durante el siglo XVI se convirtió en un lugar de peregrinación para todos los serbios, que no veneraban sólo a Máximo como santo, sino también a su padre Esteban Branković (venerado desde 1484), su madre Angelina (desde 1523) y su hermano Jovan (desde 1505).

La Vita más conocida de Máximo Branković fue escrita en Krušedol, a mediados del siglo XVI, en el contexto político del gran peligro otomano. Se sabe bien que muchos gobernantes serbios fueron venerados como Santos poco después de su muerte, como Esteban Nemanja (+1196), el rey Esteban I (+1228), Esteban Uroš I y II (+1276 y 1321, respectivamente), o el príncipe Lázaro (+1389), y también es el caso de éste. Esta situación se debe al hecho de que los gobernantes eran personas muy piadosas, pero también porque no había una clara distinción entre un héroe y un santo en esta era.

Urna con las reliquias de Santa Angelina Branković. Monasterio Krusedol, Serbia.

Urna con las reliquias de Santa Angelina Branković. Monasterio Krusedol, Serbia.

En el siglo XVI, las reliquias de los tres miembros de la familia Branković fueron colocadas juntas en ataúdos en el altar del monasterio, hasta que los turcos profanaron el santuario y quemaron las santas reliquias en 1716, después de la batalla de Petrovaradin. Sólo el brazo izquierdo de Santa Angelina y otras reliquias menores pudieron salvarse y guardarse en diferentes iglesias serbias. Una pequeña reliquia de San Máximo se conserva hasta hoy en el monasterio Krušedol. El culto de los cuatro Branković está extendido por los Balcanes. San Máximo se celebra en el calendario ortodoxo el 18 o 31 de enero.

Troparion (himno) del Santo, el general para un jerarca:
Ejemplo de fe y vida de humildad, como maestro de abstinencia tú inspiraste y lideraste a tu grey, y a través de tu confianza en tus obras somos exaltados, por tu humildad elevándolo todo y por la pobreza, ganando la riqueza. Padre y jerarca Máximo, intercede con Cristo nuestro Dios para que nuestras almas sean salvadas.

Mitrut Popoiu

Bibliografía:
– Liviu Pilat, Mitropolitul Maxim Brankovići, Bogdan al III-lea şi legăturile Moldovei cu Biserica sârbă | p. 229–238 Analele Putnei VI, 2010, 1
– Hl. Nikolaj Velimirovic, der Prolog von Ochrid, Orthodoxe Quellen und Zeugnisse, Apelern, 2009
– Art. ” Брáнковичи” in Православная энциклопедия (Pravoslavnaya entsiklopediya), versión online, en: http://www.pravenc.ru/text/153337.html, consultada en 18.09.2014

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es