San Nahum de Ohrid, presbítero del siglo X

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fresco del santo en su monasterio.

Fresco del santo en su monasterio.

Ayer dijimos que hoy publicaríamos un artículo sobre San Nahum de Ohrid (conocido también como Nahum de Preslav), compañero de San Clemente de Ohrid y uno de los cinco discípulos de los santos apóstoles eslavos Cirilo y Metodio. Ayer dijimos como Nahum fue uno de los que se refugió en Bulgaria cuando el príncipe Svatopluk, instigado por el clero germánico, lo expulsó de Moravia.

Los textos que nos permiten reconstruir la vida y la actividad apostólica de San Nahum están en la “Vita” de San Clemente atribuida al arzobispo Teofilasto de Ohrid y a cuatro “Vitas” (una griega y tres eslavas) de las cuales no se conocen sus autores. La “vita” escrita en griego y la tercera eslava son una especie de extracto de la “Vita” de San Clemente, de la cual se han extraído los episodios concernientes a San Nahum. La primera “vita” eslava es del siglo X y es la última parte de una “Vita” eslava de San Clemente de la cual no ha llegado hasta nosotros ningún rastro y en la que de hecho el propio hagiógrafo dice que se refiere a algunos relatos que provenían de aquella. El inicio del texto da la impresión de que es una continuación de la otra, hasta el punto de que el autor llama a Clemente y a Nahum “hermanos” que fueron víctimas de vejaciones por parte de quienes se oponían a su apostolado. El hagiógrafo eslavo Ivanov dice que esta “vita” no debe ser minusvalorada ya que su valor histórico no es necesario demostrarlo pues el escritor es contemporáneo a los hechos que relata. Por último, digamos que la segunda “Vita” eslava no es más que una simple traducción de una recopilación de fuentes griegas y eslavas.

Según estas fuentes, San Nahum era como una especie de hermano espiritual de San Clemente de Ohrid y era originario de Misia, o sea, de Bulgaria. En una época que es difícil de determinar pero que debe ser cercana al año 864, Nahum decidió seguir a los Santos Cirilo y Metodio y a sus otros cuatro discípulos y después de haber evangelizado Pannonia, se acercaron a Roma donde fueron cálidamente acogidos por el Papa Adriano II que aprobó la traducción de las Sagradas Escrituras al eslavo. De hecho, el Papa Adriano II comparó los textos griegos y eslavos de las Sagradas Escrituras, comprobó que eran iguales y en señal de aprobación los puso sobre el altar. El Papa ordenó de sacerdote a los siete evangelizadores, luego, San Nahum era sacerdote antes de partir para Bulgaria.

Monasterio de San Nahum en Ohrid.

Monasterio de San Nahum en Ohrid.

Después de la muerte y sepultura de San Cirilo en Roma, el 14 de febrero del 869, comandados por San Metodio partieron hacia Moravia. Su trabajo evangelizador se vio obstaculizado por el clero germano, sobre todo por el célebre obispo Wiching (Vichingo) quién los acusaba de que no defendían que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo y de seguir una lengua que ellos consideraban que no era litúrgica. Ambas cosas eran falsas, pues la liturgia en eslavo ya había sido aprobada previamente por el Papa. Los misioneros se mostraron irreducibles tanto en la fe ortodoxa como en el uso de la lengua eslava, por lo que como ya hemos dicho, tuvieron que abandonar Moravia y refugiarse en Bulgaria. Una vez muerto San Metodio en el año 885, el príncipe moravo Svatopluk mostró abiertamente su hostilidad hacia los misioneros eslavos, mientras el clero germánico calumniaba y perseguía de manera muy especial a San Gorazd, que había sido designado sucesor de San Metodio, haciéndolo hasta tal punto que lograron fuera depuesto y sustituido por el perverso Wiching.

preguntasantoral_anticopia_articulo20150718

Como dije ayer, los misioneros eslavos fueron perseguidos, hechos prisioneros e incluso muchos diáconos y sacerdotes eslavos fueron vendidos como esclavos a unos hebreos asentados en Venecia. San Nahum, al igual que otros compañeros, fue hecho prisionero e incluso flagelado en presencia del príncipe Svatopluk. Pero siendo liberados de manera un tanto prodigiosa, marcharon a Bulgaria. ¿Cómo fue esta liberación prodigiosa? Una de las “Vitas” nos dice que estando orando en la cárcel, se produjo un gran terremoto que sacudió toda la zona. Muchas de las casas se derrumbaron y los santos quedaron libres ya que los muros de la prisión también cayeron. Fue entonces cuando ellos salieron comenzando a caminar por las calles con alegría. Por el camino hacia Bulgaria, Clemente, Nahum y Angelario resucitaron al hijo de un hombre muy piadoso, el cual, en recompensa, les dio hospitalidad y ayuda en su caminar. Llegaron al Danubio, lo atravesaron en una balsa fabricada por ellos mismos, se presentaron ante el gobernador de Belgrado, el cual a su vez lo llevó ante el zar Boris I (de todo esto ya hablamos ayer).

Reliquias del santo en su monasterio.

Reliquias del santo en su monasterio.

No se conoce con certeza la fecha de la llegada de Nahum a Preslav, pero por el contexto histórico puede decirse que fue entre finales del año 885 o principios del siguiente y mientras que San Clemente se dedicó a evangelizar la región suroccidental, principalmente, la zona de Ohrid, San Nahum se quedó en la ciudad y durante siete años se dedicó a la enseñanza y a la formación de lo que llegaría a ser parte del nuevo clero eslavo. De esta actividad docente y misionera solo tenemos testimonios que aun siendo indirectos, son completamente seguros; basta citar a Constantino de Preslav, quién en el prólogo de su obra “Commento” de los evangelios dice haber escrito esta obra aconsejado por su hermano Nahum.

Cuando el zar Simeón decidió promover al episcopado a San Clemente de Ohrid, envió a Nahum para que lo ayudara en su obra de evangelización de la Macedonia búlgara. Allí, junto al lago blanco o “lago de San Nahum”, ayudado por el zar búlgaro fundó un monasterio y una iglesia que puso bajo el patronazgo del arcángel San Miguel.

Esta intervención del zar Boris I en la construcción de dicho monasterio está confirmada por la iconografía del mismo, ya que Boris es representado como fundador en un fresco monástico del siglo XVIII, que es una reproducción de uno mucho más antiguo que está situado en el muro interior izquierdo de la actual iglesia del monasterio de San Nahum. En esa zona de la Bulgaria occidental, San Nahum estuvo trabajando unos siete años, retirándose posteriormente al monasterio de San Miguel, donde vivió otros diez años más hasta su muerte, acaecida el 23 de diciembre del año 910.

La fecha de inauguración del monasterio no está establecida de manera rigurosa, aunque según la “vita” eslava segunda fue construido en el 905 de la era bizantina que correspondía al 900 de la era búlgara, siendo este dato el más probable ya que en la “vita” eslava primera se dice que en él vivió diez años y ya sabemos que murió en el 910. Según las indicaciones de los hagiógrafos, parecen seguras las fechas siguientes: Nahum y sus compañeros llegaron a Preslav en el 885-886, allí estuvo hasta el 893-894 y desde allí fue enviado a Macedonia con San Clemente, donde estuvo seis o siete años. En el 900 construyó el monasterio y la iglesia del arcángel San Miguel donde vivió hasta el 23 de diciembre del 910. Su cuerpo fue sepultado en presencia de San Clemente en la parte derecha de la iglesia del monasterio y allí se encuentra su tumba.

Tumba del santo en su monasterio.

Tumba del santo en su monasterio.

Su fiesta se celebra el 20 de junio, el 21 de diciembre y con los otros santos apóstoles de Bulgaria, el 17 de julio, o sea, ayer.

Antonio Barrero

Bibliografía:
– Grivec, F., “Cirilo y Metodio, apóstol de los eslavos”, Wiesbaden, 1960
– Ivanov, I., “Monjes eslavos en Macedonia”, Sofía 1931.
– Snopek, F., “Constantino, Cirilo y Metodio”, Kremsier, 1911
– VV.AA., “Bibliotheca sanctórum, tomo IX”, Città Nuova Editrice, Roma, 1989.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es