Santos y ratones

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Ilustración contemporánea de Santa Gertrudis de Nivelles.

Ilustración contemporánea de Santa Gertrudis de Nivelles.

El ratón
Los roedores, orden de los mamíferos de tamaño pequeño o medio, caracterizado por un solo par de grandes incisivos con extremo de cincel, utilizados para roer materiales vegetales. Los roedores son el grupo de mamíferos más numeroso, tanto en término de individuos como en variedades; de hecho, incluye cerca de 2000 especies en 400 géneros recogidos y divididos en tres grandes grupos. Los roedores se llaman así debido a su hábito frecuente de roer. De hecho, sus incisivos (un par en ambos arcos dentales) son ipsodontes (sin raíz y en crecimiento continuo). Los roedores las liman y acortan royendo materiales duros.

Los ratones se dividen comúnmente en tres categorías: topillos o ratones de tierra, ratones de hogar y ratas o ratones de alcantarillado. El ratón común (Mus musculus) es un pequeño roedor de la familia Muridae del género Mus (de los cuales hay unas cuarenta especies). Puede encontrarse el ratón común en casi todos los países del mundo. Si está domesticado, puede vivir en casa. Vive entre uno y tres años. Es pernicioso para la agricultura y generalizado en Italia, el ratón de campo, que es de tamaño más grande que el ratón de casa, y tiene un manto de color rojo oscuro. Esta raza en particular se alimenta cavando una complicada maraña de túneles subterráneos, erosionando las raíces de plantas de árboles pequeños y grandes.

Los Santos y el ratón
La Biblia hace mención de algunos pequeños roedores, especialmente el ratón, que califica de animal impuro: “Entre los animales que se arrastran por el suelo quedan impuros: el topo, el ratón, cualquier tipo de reptiles, musarañas, lagartijas, el geco, el lagarto, y el camaleón” (Lev 11,29-30).

Grabado de San Martín de Porres.

Grabado de San Martín de Porres.

Otra referencia al ratón en la Sagrada Escritura es la relación entre los ratones y las enfermedades; así como se puede intuir en el primer libro de Samuel: “El arca del Señor permaneció en la tierra de los filisteos siete meses. Y los filisteos, llamando a los sacerdotes y adivinos, dijeron: “¿Qué haremos con el arca del Señor? Cuéntanos cómo la hemos de enviar a casa”. Ellos dijeron: “Si tenéis la intención de enviar el arca del Dios de Israel, no la enviéis vacía, sino pagadle un homenaje para reparar la falta. Entonces os ayudará a sanar y será bien conocido, ya que no ha retirado su mano de vosotros”. Le preguntaron: “¿Qué tenemos que reparar?”. Ellos dijeron: “De acuerdo con el número de los príncipes de los filisteos, cinco tumores de oro y cinco ratones de oro, porque son el azote de todos vosotros y vuestros príncipes. Haced, pues, figuras de vuestros tumores y figuras de vuestros ratones que infestan la tierra, y dar gloria al Dios de Israel. Tal vez pueda hacer más ligera su mano sobre vosotros, sobre vuestro dios y vuestro territorio”. (1 Sam 6, 1-5).

En la hagiografía, el ratón se convierte en parte de la iconografía de los Santos, como un elemento que se refiere un episodio hagiográfico en la vida del Santo representado. Antes de entrar en ejemplos individuales, esbozar la interesante cuestión espiritual que une la forma del pensamiento y de los animales. En la tradición monástica, el pensamiento tiene forma animal. En particular, en la vida del abad Antonio los malos pensamientos se comparan con moscas que intentan penetrar la mente, o ratones que infestan la casa. Pero ahora entramos en el núcleo de la cuestión. Hay algunos Santos que se representan con el ratón, ¿por qué? La pequeña criatura alude a un episodio de la vida del Santo junto al que está.

Santa Gertrudis de Nivelles, 17 de marzo. Martirologio Romano: En Nivelles, en Brabante, en la actual Bélgica, Santa Gertrudis, abadesa, que nació de una familia noble, tomó el velo sagrado de las vírgenes del obispo Amando y gobernó con sabiduría el monasterio construido por su madre, era asidua en la lectura de las Escrituras y se consumía en la práctica austera de vigilias y ayunos. La Santa se representa con ratones que andan sobre su ropa, por el hecho de que la santa abadesa de Nivelles se invoca contra la invasión de los ratones.

Anuncio de la muerte a Santa Fina. Fresco de Domenico Ghirlandaio, Capilla de la Santa en la colegiata San Gimignano, Italia.

Anuncio de la muerte a Santa Fina. Fresco de Domenico Ghirlandaio, Capilla de la Santa la colegiata de San Gimignano, Italia.

San Martín de Porres, religioso dominico, 3 de noviembre. Martirologio: San Martín de Porres, religioso de la Orden de Predicadores: hijo de un español y una mujer negra, desde la infancia, incluso entre las dificultades derivadas de su condición de hijo ilegítimo y mestizo, aprendió la profesión de la medicina, que más tarde se convirtió en religiosa, que practicaba con dedicación en Lima, en Perú, y entre los pobres, dedicado al ayuno, la penitencia y la oración, llevó una vida de sencillez y humildad, irradiando amor. El Santo humilde y sencillo de Perú es representado con los ratones, ya que se dice que tenía la capacidad de eliminar la infestación llamándolos hacia sí mismo.

San Nicasio, obispo de Reims, 14 de diciembre. Martirologio Romano: En Reims, en la Galia belga, en la Francia de hoy, la pasión de San Nicasio, obispo, quien junto con su hermana Eutropia, virgen consagrada a Cristo, el diácono Florencio y Jucundo, fue muerto durante una incursión de algunos paganos en la puerta principal de la basílica que él fundó. Como la Santa de Nivelles, se representa con los ratones, ya que se invoca contra la invasión de los ratones.

San Ulrico (Ulderico) de Augusta o Augsburgo (Alemania), obispo, 4 de julio. Martirologio Romano: En Augsburgo, en Baviera, Alemania, San Ulderico, obispo, que se distingue por el admirable espíritu de penitencia, generosidad y supervisión, murió nonagenario después de cincuenta años de episcopado. Como la Santa de Nivelles, se representa con los ratones, ya que se invoca contra la invasión de los ratones.

Ilustración contemporánea de San Cadoc, abad de LLandcarfan.

Ilustración contemporánea de San Cadoc, abad de LLandcarfan.

Santa Fina, virgen de San Gimignano, 12 de marzo. Martirologio Romano: En la ciudad de San Gimignano, en la Toscana, la santísima virgen Fina, que desde una edad temprana, con invencible paciencia, soportó una larga y grave enfermedad, confiando sólo en Dios. La Santa de la Toscana es representada en el momento de su muerte con un ratón escondido debajo de la cama. Ghirlandaio representó, pues -en el pequeño ratón debajo de la mesa y no en su cuerpo- el martirio de la Santa: ser pasto de ratas y gusanos.

San Cadoc, abad de Llandcarfan, 21 de septiembre. Martirologio Romano: En el monasterio de Llandcarfan, en Gales del Sur, San Cadoc, abad, en cuyo nombre se fundaron muchos monasterios en Cornualles y Bretaña. El santo abad de Gales es retratado con un tierno ratoncito, porque se dice que, durante una hambruna, viendo a un roedor que llevaba en la boca una semilla de trigo, descubrió un granero subterráneo que alimentó a los pobres durante la propia carestía.

Santa Bárbara de Nicomedia, virgen y mártir, 4 de diciembre. Martirologio Romano: En Nicomedia, conmemoración de Santa Bárbara, que fue, según la tradición, virgen y mártir. La Santa nunca se representa con un ratón, salvo en una estatua de madera ubicada en la hermosa iglesia parroquial dedicada a ella en Davoli, en el lado jónico de Calabria. Este detalle iconográfico particular, localizado sobre la ventana de la torre, dio origen a la tradición local de que, durante su encarcelamiento en la torre, la Santa fue asistida por un ratón, que, unido a un lagarto – también representado en la torre – socorrió a la virgen Bárbara trayéndole pan y agua.

San Pedro del monasterio de Solovetsky, mártir en el siglo XX. Se le representa con una rata y una serpiente, tal vez con significado simbólico.

Damiano Grenci

Bibliografía y fuentes:
* AA. VV. – Biblioteca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi) – Voll. 1-12 e I-II appendice – Ed. Città Nuova
* Barbagallo Sandro – Gli animali nell’arte religiosa. La basilica di San Pietro in Vaticano – LEV, 2010
* Barcaro & Brunetti – Animali e Santi – Editrice Veneta, 2004
* Bormolini Gudalberto – I santi e gli animali. L’Eden ritrovato – Libreria Editrice Fiorentina, 2014
* C.E.I. – Martirologio Romano – Libreria Editrice Vaticana – 2007 – pp. 1142
* Casagrande Domenico – Santi e animali – Ed. Figlie della Chiesa, 1947
* Ed. Il Seminatore – I Santi e gli animali – 2012
* Furia Paolo – Dizionario iconografico dei santi – Editrice Ares, 2002
* Grenci Damiano Marco – Archivio privato iconografico e agiografico: 1977 – 2014
* Rossetti Felice – Un’amicizia coi baffi – Porziuncola, 2011
* sito web di wikipedia.org
* Maspero Francesco – Bestiario antico – Piemme Editore, 1997.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es