Basílica de San Nicola in Carcere

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la Basílica. Roma, Italia.

Vista de la Basílica. Roma, Italia.

Basílica menor de San Nicola in Carcere
Via del Teatro di Marcello, 46
Roma

A lo largo de la calle del teatro de Marcelo se encuentra esta iglesia, que en origen daba a una pequeña plaza abierta a la calle Montanara y que ahora, debido a las demoliciones de los años veinte para aislar el teatro de Marcelo y para abrir la calle del Mar, parece colocada encima de una especie de pedestal.

La iglesia es de orígenes muy antiguos, y la intitulación al Santo taumaturgo de Bari hace pensar que surgiera como iglesia de rito griego, estando confirmada la presencia de una numerosa comunidad de origen bizantino. Su nombre se debe a la existencia, en época medieval, de una cárcel vecina. Fue reconstruida en 1128, enriquecida con muebles y pinturas, para ser después transformada en 1599, cuando fue construida la fachada actual, diseño de Giacomo della Porta. Posteriores restauraciones en el Ottocento condujeron al descubrimiento de templos romanos, sobre los cuales se alza la iglesia, mientras que en 1934 fue restaurada la torre-campanario medieval que conserva, todavía, dos campanas del año 1286.

Vista del interior del templo. Roma, Italia.

Vista del interior del templo. Roma, Italia.

Como ya se ha dicho, la iglesia surgió sobre tres templos de época republicana, llamados templos del Foro Olitorio, que en época romana ocupaba el área circundante. Los restos de los tres templos son todavía bien visibles: los dos laterales, a los lados de la iglesia, y el central correspondiente, grosso modo, a la misma iglesia. De éstos han sido reutilizadas diversas columnas y se pueden ver parte de sus cimientos en los subterráneos de San Nicola.

La iglesia es de planta basilical, con tres naves divididas por columnas reutilizadas. En la nave derecha se observa la inscripción conmemorativa de la dedicación de la iglesia (en 1128) y una Virgen con Niño, fragmento de un fresco de Antoniazzo Romano (ca. 1470), mientras que en el transepto izquierdo hay una tabla del Cristo Resucitado, obra de Lorenzo Costa. El altar mayor consta de una bellísima urna antigua, de porfirio verde, con las reliquias de los Santos Simplicio, Faustino y Beatriz, mártires.

Felice Stasio

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es