San Pío V, papa y reformador

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Medallón con el busto del Santo. Basílica de San Pablo Extramuros, Roma (Italia).

Medallón con el busto del Santo. Basílica de San Pablo Extramuros, Roma (Italia).

San Pío V es una de las figuras más importantes durante la llamada Contrarreforma Católica, tuvo un papel fundamental en el desarrollo de la Iglesia Católica en los años posteriores al cisma que la dividió en 1517. Se le recuerda por su actuación en defensa de la “civilización cristiana” contra el ataque otomano que fracasó en la famosa batalla de Lepanto, sus acciones en materia litúrgica, unificando a la Iglesia bajo un solo Rito, al que llamamos tridentino o gregoriano. Pero también fue un hombre extremadamente moralista y tomará acciones que actualmente consideraremos equivocadas. Veremos el contexto que vivió y su vida y actuación como sucesor de San Pedro.

Contexto histórico
Desde que los seguidores de Martín Lutero se separaron de la Iglesia Católica en 1517, a raíz del estado moral y político que el papado había decaído con el Renacimiento, las divisiones entre los fieles y las relaciones entre cristianos católicos y cristianos protestantes eran cada vez más tirantes. En Alemania se convocó en 1521 la llamada Dieta de Worms en las que se intentó sin éxito zanjar las disputas teológicas. Sin embargo Lutero en vez de retractarse de sus ideas, acusó a Roma directamente de ejercer la tiranía.

En Francia las guerras de religión eran frecuentes, y así dividida la cristiandad soplaba en Oriente la amenaza turca. En ambas partes tanto protestantes como católicas exigían la convocatoria a un concilio ecuménico, sin embargo por razones políticas los papas León X y Clemente VII no pudieron convocarlo. La oposición de los católicos alemanes y el hostigamiento del emperador Carlos V que a este último provocara el saqueo de Roma por parte de sus tropas en 1526.

En Inglaterra, Enrique VIII y sus sucesores separaron a la Iglesia de Inglaterra de la Iglesia Romana, tras recibir negativa el rey a divorciarse de Catalina de Aragón para casarse con Ana Bolena y así poder engendrar un heredero al trono.

Lienzo barroco del Santo en oración.

Lienzo barroco del Santo en oración.

El papa Paulo III quiso en 1536 convocar un concilio en Mantua y dos años más tarde en Vicenza sin éxito, pero ahora los protestantes se opusieron ya que se negaron a aceptar que fuera presidido por el Sumo Pontífice. Por fin, en la ciudad de Trento se convocó formalmente a un concilio en 1545, siendo suspendido en varias ocasiones y terminado por el Papa Pío IV con la condena a las doctrinas protestantes. Pero San Pío V fue el que ahondó el ambiente contra reformista cuya influencia queda más que clara en la misa tridentina.

Biografía
Antonio Michelle Ghislieri
nació en el poblado de Bosco, ducado de Milán el día 17 de enero de 1504 siendo hijo de Pablo Ghislieri y de Dominica Augeria. A los diecisiete años de edad en 1521 decide ingresar a la orden de los Predicadores de Santo Domingo en Vigevano tomando el nombre de Miguel. Fue ordenado sacerdote en Génova, Italia en 1528 y radicó en Pavía donde enseñó filosofía y teología. En Parma, fue de manera contundente defensor del papado y detractor de las principales herejías de su tiempo, en contraste con la decadente moralidad dentro de la Iglesia, Ghislieri era demasiado moralista y severo, así como estricto y enérgico, siendo nombrado por sus superiores inquisidor en la ciudad de Como. A pesar de su drástico comportamiento era devoto, amable y admirado por su austeridad y su piedad.

En 1556 fue nombrado por el papa Paulo IV obispo de Sutri, siendo nombrado también inquisidor en Milán y Lombardía. Al año siguiente fue nombrado por el papa cardenal e Inquisidor general siendo admirado por su celo y energía. En 1559 fue transferido a Mondovi donde las guerras en el Piamonte habían dañado severamente la moralidad de las costumbres. Durante su etapa como cardenal, es conocido por su reiterada oposición al papa Pío IV de admitir a Fernando de Medici de tan solo trece años en el Sacro Colegio así como a Maximiliano II de abolir el celibato sacerdotal, lo que propició que se le despidiera del palacio y el fin de su autoridad como inquisidor. Antes de que Ghislieri pudiera retornar al episcopado, el Papa Pío IV murió el 9 de diciembre de 1565 y el 7 de enero de 1566 fue elegido Sucesor de San Pedro tomando el nombre de Pío V. Gracias a la influencia de sus amigos y protegidos fue coronado solemnemente como Papa de Roma el día de su cumpleaños.

El nuevo Pontífice se preocupó por detener el avance del protestantismo en los estados católicos de Alemania, entonces el día 26 de marzo de 1566 impuso en la Dieta de Augsburgo las nuevas directrices del concilio de Trento. Tal como en su etapa de Gran Inquisidor, el papa Pío V se propuso desde un principio elevar la moral de la Ciudad Eterna, así como la disciplina eclesiástica. Tenía que ser Roma modelo para todo el mundo cristiano (hablando así de la Cristiandad Occidental) no solo de manera espiritual, sino también de manera terrenal.

Lienzo contemporáneo del Santo.

Lienzo contemporáneo del Santo.

Mediante la bula In coena Domini declaró la supremacía de la Iglesia Romana y de su cabeza visible sobre todos los poderes civiles. Entre sus primeras acciones fue reducir el costo de la corte papal de manera drástica, tomando medidas de austeridad, obligó a los obispos a residir en sus diócesis pertenecientes, reguló los hospicios, y expulsó a las prostitutas de la ciudad. Por lo que es más conocido es por uniformizar la liturgia, impulsada por los acuerdos y prescripciones del Concilio de Trento. Esto se logró con la promulgación de la bula Quo Primum tempore en la cual establece al rito “tridentino” o conocida actualmente como la Forma Extraordinaria del Rito Romano, como único modelo para la Iglesia Católica, excepto donde la liturgia fuera anterior a 1370 y aún estuviera en uso. Así pudieron conservarse el rito mozárabe, el de Braga, el cartujo, el dominicano, el ambrosiano y el carmelita.

Como dije anteriormente era excesivamente moralista, y durante su pontificado incluso en las obras de arte se ve su influencia, un ejemplo claro es cuando encargó al pintor Daniele da Volterra cubrir algunas figuras trazadas en la Capilla Sixtina de Miguel Ángel que en su mayoría las había pintado desnudas, algo considerado en aquella época como obsceno y promiscuo. Para alegría mía y de las sociedades protectoras de animales, era ferozmente contrario a las lidias de toros que se celebraban en Roma y el 1 de noviembre de 1567 las prohibió bajo pena de excomunión a perpetuidad.

Ahí entramos en controversias, pues con el erario pontificio financió en Francia las famosas guerras de religión contra los hugonotes (es decir protestantes en su mayoría de doctrina calvinista) y la expulsión de los judíos de los estados bajo su jurisdicción. En 1570 el papa excomulgó a la reina Isabel I de Inglaterra, por su apoyo a la causa protestante, lo cual perjudicó la situación de los católicos en Inglaterra, pero apoyando a vanos intentos de restaurar el catolicismo en el país inglés.

Con la amenaza del Imperio Otomano a las puertas de Europa, el papa convocó a la llamada Liga Santa, constituida por el Imperio Español, Venecia y los Estados Pontificios con participación genovesa. Tras la conquista del último estado cruzado en Chipre, aumentaron en Occidente los temores de la invasión turca al centro del cristianismo. La invasión se produciría en el mar, así que el Pontífice encomendó a Juan de Austria el mando de la flota cristiana para detener el avance musulmán. Quien salió beneficiado fue Felipe II, ya que se concentraba en las posesiones de Marruecos y de Túnez. La batalla se produjo el 7 de octubre de 1571, en el golfo de Corinto, que como ya sabemos por la Historia, se produjo una importante victoria cristiana, quienes atribuyeron el triunfo a la Virgen del Rosario, y el papa en agradecimiento instituyó el 7 de octubre, como la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

Vista del sepulcro abierto del Santo, mostrando la figura que contiene las reliquias. Basílica de Santa María la Mayor, Roma (Italia).

Vista del sepulcro abierto del Santo, mostrando la figura que contiene las reliquias. Basílica de Santa María la Mayor, Roma (Italia).

El papa Pío V murió a la edad de 68 años, el día 1 de mayo de 1572, afectado por el cáncer. Sus contemporáneos alaban su piedad, y su devoción, a pesar de las reformas rígidas que él promovió. Fue beatificado por Clemente X el 1 de mayo de 1672 y canonizado el día 22 de mayo de 1712 por el papa Clemente XI. Su fiesta tras la reforma del calendario litúrgico es el día 30 de abril.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160320

René

Enlaces consultados (11/03/16):
-https://es.wikipedia.org/wiki/Pío_V
-ec.aciprensa.com/wiki/Papa_San_Pío_V
-www.dominicos.org/grandes-figuras/santos/san-pio-v-papa
-https://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Lepanto

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es