San Ponciano, Papa y mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Medallón del Santo en la Basílica de San Pedro del Vaticano, Roma (Italia).

Medallón del Santo en la Basílica de San Pedro del Vaticano, Roma (Italia).

El Calendario Romano celebra el 13 de agosto a los santos mártires Ponciano, Papa y San Hipólito, presbítero. De este último ya se ha escrito un articulo muy interesante que vale la pena leer para conocerlo mejor; ahora, toca el turno al Santo Pontífice para que quede completa la información sobre este par de santos, cuyo martirio celebra la Iglesia con devoción.

San Ponciano es el Papa número 18 y sucedió al San Urbano I, gobernando la Iglesia de Roma del año 231 al año 235. A él le tocó enfrentar divisiones internas que rasgaron la unidad eclesial desde los anteriores pontificados de San Ceferino (198-217), San Calixto I (217-222) y de San Urbano I (222-230), dando como resultado un resquebrajamiento a causa de las doctrinas teológicas y de la disciplina eclesiástica. Se dice que durante su ministerio hubo un cisma y un antipapa, señalando como cabecilla de la rebelión a San Hipólito, dato que la crítica histórica moderna actualmente no acepta que se atribuya a su compañero de celebración.

San Jerónimo en su carta 33 refiere que en sus tiempos, un Sínodo presidido por él mismo, ratificó la condena de Orígenes que se había sentenciado ya en Alejandría. Los primeros años de su pontificado transcurrieron bajo el imperio de Alejandro Severo (222-235), quien fue tolerante para los cristianos, pero su sucesor, Maximino el Tracio, (235-238) no procedió como él y en el primer año de su reinado, desterró al obispo de Roma a la Isla de Cerdeña, probablemente condenado a ser obrero en las minas de sal.

Lápida del cubículo del Santo. Catacumbas de San Calixto, Roma (Italia).

Lápida del cubículo del Santo. Catacumbas de San Calixto, Roma (Italia).

preguntasantoral_anticopia_articulo20160129

San Ponciano comprendió que su ida no tendría vuelta, por lo que renunció a su ministerio petrino al frente de la comunidad de la Iglesia de Roma el 25 de septiembre de 235 para que no quedara sin cabeza ni pastor. Fue el primer Papa que dimitió y lo hizo por una causa ejemplar; esta fecha es desde entonces la primera que se conoce con exactitud en la historia del papado, así pues, clero y pueblo de Roma eligieron a su sucesor en la persona de San Antero. Las penalidades del viaje y los duros trabajos acabaron pronto con la vida de San Ponciano, quien moriría probablemente el 30 de octubre del mismo año, siendo víctima de la persecución a causa de su fe y su ministerio.

El “Catálogo Liberiano” informa que con San Ponciano fue desterrado el presbítero San Hipólito, que también murió mártir en ese lugar; a iniciativa de San Fabián, el año siguiente, los despojos de ambos mártires fueron retornados a Roma. San Hipólito fue sepultado en el Cementerio de la Vía Tiburtina que lleva su nombre, y San Ponciano fue sepultado en la cripta de los Papas en el Cementerio de San Calixto. El “Liber Pontificalis” da la noticia de que sus reliquias habrían sido trasladadas por el Papa San Pascual I a la Iglesia de Santa Praxedes en el Esquilino.

Relicario del cráneo del Santo venerado en Ágreda, Soria (España).

Relicario del cráneo del Santo venerado en Ágreda, Soria (España).

La fecha del 13 de agosto en que se celebra, figura como aniversario en la Depositio Martyrum, en el Martirologio Jeronimiano y en el Sacramentario Leoniano. La complejidad de noticias sobre la fecha de su muerte y su traslación ha causado la oscilación de fechas para su celebración: 19 y 20 de noviembre en los Martirologios de Floro, Odón de Vienne y Usardo, 30 de octubre en la anterior edición del Martirologio Romano y 19 de noviembre hasta la reforma del calendario litúrgico. Actualmente se le conmemora junto con San Hipólito como ya se ha dicho, el 13 de agosto, con el grado de memoria opcional.

Oración:
Que la sincera y abnegada lealtad de tus santos mártires Ponciano e Hipólito, nos obtenga, Señor, el don del amor y la inquebrantable firmeza de la fe. Por…

Humberto

Bibliografía:
– VV.AA. “Año Cristiano agosto”, Editorial BAC, Madrid, 2003, pp 392-396.
Diccionario de los Santos Volumen II, Editorial San Pablo, Madrid, pp.1935-1936.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es