Santos neomártires serbios de Jasenovac

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo serbio de los neomártires de Jasenovac.

Icono ortodoxo serbio de los neomártires de Jasenovac.

La Iglesia Ortodoxa Serbia, ha canonizado a varios mártires que fueron asesinados en este campo de exterminio creado durante el gobierno de Ante Pavelic para reprimir cualquier signo de oposición al Estado Independiente de Croacia. Aunque pueda generar polémica dar algunas pinceladas sobre estos mártires, entre ellos la participación de miembros de la Iglesia Católica en estas atrocidades, pero sin temer a las discrepancias que puedan surgir me atrevo a escribir aunque sea de manera somera y breve sobre estos episodios y sobre los mártires más destacados de esta represión.

Contexto
El establecimiento del Estado de Croacia, se proclamó el día 10 de abril de 1941, cuatro días después del ataque alemán que se precipitara sobre Yugoslavia; en esta zona de los Balcanes durante el anterior gobierno monárquico, las luchas étnicas y religiosas habían desestabilizado al país, así como las crisis económicas y políticas. El gobierno del nuevo Estado estableció su capital en Zagreb formando una dictadura de carácter fascista representada en un grupo extremadamente radical y anti serbio, la Ustacha, que durante el gobierno del rey Alejandro I había realizado varios atentados contra la vida de éste, a lo que el mandatario respondía con brutalidad.

Urna con reliquias de los neomártires de Jasenovac.

Urna con reliquias de los neomártires de Jasenovac.

Una de las primeras medidas fue proscribir a la Iglesia Ortodoxa Serbia, así como fomentar la conversión forzosa al catolicismo, matanzas y expulsiones masivas en un ideal arcaico de purificación, pero a diferencia de lo que haría el régimen nazi, esta discriminación contra los serbios (porque también hubo víctimas entre la población gitana, judía y musulmana) era de carácter cultural y religioso.

Ahí entra la controversia sobre la participación en este calvario del arzobispo de Zagreb Aloysius Stepinacen la cual apoyó desde un principio al Estado distanciándose más tarde, lo que no impidió ser juzgado en 1946 como responsable, y fue una importante crítica a su beatificación llevada a cabo por el papa Juan Pablo II el 3 de octubre de 1998.

Igual que los nazis, los fascistas croatas crearon varios campos de concentración y exterminio para llevar a cabo sus sangrientos objetivos, es conocido el de Jasenovac, por el grado de violencia al que llegó la tortura y asesinato no solo de presos políticos sino de religiosos. Cuando se creó el gobierno independiente en los territorios pertenecientes a Croacia había aproximadamente dos millones de serbios, la mayoría eran cristianos ortodoxos y son los que sufrirían durante cuatro años hasta la caída de las potencias del Eje, todas las vejaciones y la discriminación racial, así como muchos sufrirán torturas, conversiones forzadas y espantosas muertes.

Veneración de las reliquias de los neomártires en Bosnia-Herzegovina.

Veneración de las reliquias de los neomártires en Bosnia-Herzegovina.

Jasenovac
El campo de concentración y de exterminio era el más grande de toda Croacia, estaba constituido por 5 subcampos y 3 campos menores, ocupando un total de 240 kilómetros cuadrados junto al río Sava, dirigido por Miroslav Majstorovic fue cerrado el 22 de abril de 1945. Pero la masacre y la brutalidad durante sus años de funcionamiento fueron indescriptibles, los que no eran aptos para los trabajos forzados con que sometían a los prisioneros, eran llevados al río anteriormente mencionado donde eran asesinados.

preguntasantoral_anticopia_articulo20160125

Por ejemplo, a finales de verano de 1942 cuando unos 10 000 campesinos serbios entraron en el campo de concentración, las milicias de la Ustacha organizaron concursos cuyo ganador era quien asesinaba en un día el mayor número de prisioneros, fueron degollados algunos, brutalmente mutilados otros, golpeados en la cabeza más, y arrojados vivos al fuego; era frecuente que a las mujeres se las violara antes de asesinarlas, con igual crueldad se asesinaba a los niños y a los ancianos. También fueron asesinados aproximadamente 360 000 prisioneros en los bosques de Krapje, y muchos más en los sótanos y la torre de una antigua fortaleza militar junto al río Sava.

Algunos con mucha razón (y en mi opinión personal también) que estamos en un caso de genocidio, es decir de destrucción cultural, atentado grave contra la integridad de la vida de miles de personas, víctimas del odio y la segregación. Muchos derramaron su sangre en defensa de su cristiandad ortodoxa, (sin intención alguna de desacreditar ni de estigmatizar o faltar al respeto a la Iglesia católica) es notoria la participación de clérigos católicos en este plan de exterminio y “limpieza” cultural. Aparte de la participación controvertida del arzobispo de Zagreb, el arzobispo de Sarajevo Iván Saric y el franciscano Miroslav Filipovic fueron militantes de la Ustacha y algunos sacerdotes participaron activamente en asesinatos y saqueos. Entre los mártires se encuentran obispos, sacerdotes, monjes, y miles de fieles, quienes los forzaron a convertirse al catolicismo romano pero que no quisieron traicionar su fe, y fueron martirizados.

Icono ortodoxo serbio de San Vukasin.

Icono ortodoxo serbio de San Vukasin.

Sobre los mártires, hablaremos de uno, que es el más conocido de todos, San Vukasin de Klepci. Poco se sabe de esta víctima salvo que nació en Klepci, Herzegovina a principios del siglo XX, para la Segunda Guerra Mundial era un hombre mayor cuando las milicias croatas lo deportaron al terrible campo de Jasenovac, siendo testigo de los famosos concursos donde se competía por quién mataba a más serbios; la noche del 29 de agosto de 1942 precisamente fue una noche de matanza, Petar Brzica se jactaba de haber cortado las gargantas de unos 1360 prisioneros, luego Ante Zrinusic relataba haber matado 600, pero quien merece poner nuestra atención es de Friganovic quien admitió haber matado a unos 1100 reclusos, nos relatan testigos del martirio de Vukasin: “Intentó obligar al hombre a bendecir el nombre de Ante Pavelic, a lo que este se negó a hacer, incluso después de haberle cortado las orejas, la nariz y la lengua con cada negativa. Definitivamente le cortaron los ojos, le arrancaron el corazón y le cortaron la garganta, este incidente fue presenciado por el Doctor Nikola Nokolic”. La Iglesia Ortodoxa serbia le canonizó en 1998, su fiesta es el 16 de mayo.

René Alejandro

Enlaces consultados (22/01/2016):
-https://es.wikipedia.org/wiki/Campo_de_concentración_de_Jasenovac
-https://es.wikipedia.org/wiki/Estado_Independiente_de_Croacia
-www.johnsanidopoulos.com/2011/05/holy-new-martyr-vukasin-of-klepci
-pemptousia.com/2014/05/new-martyr-vukasin-of-klepci

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es