Contestando a algunas breves preguntas (XXX)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Relicario de la Sangre de Cristo en Neuvy-Saint-Sépulchre.

Relicario de la Sangre de Cristo en Neuvy-Saint-Sépulchre.

Pregunta: Quisiera que me ayudaseis a resolver una duda que tengo acerca de las reliquias de la Túnica de Cristo y de la Sangre de Cristo que se venera en la ciudad francesa de Neuvy. Qué hay de verdad en todo esto, como llegaron allí y si creéis que son auténticas. Muchísimas gracias desde México.

Respuesta: Sangre de Cristo en Neuvy-Saint-Sépulchre
Neuvy-Saint-Sépulchre es un municipio francés situado en el centro de Francia. Debe su nombre a la iglesia de la localidad, que es una copia del siglo XII de la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Fue obra del cardenal Eudes de Châteauroux después de regresar de las cruzadas. En esta iglesia se conserva un relicario con dos gotas de sangre que se dice son de Cristo y ¡que fueron recogidas el Viernes Santo en el Calvario! Comprenderás cual es mi posición ante esto, ¿verdad? Las dos gotas son como dos lágrimas coaguladas, que no están contaminadas ni con tierra ni con agua. Los franceses las tienen como una reliquia preciosísima. Estas dos gotas llegaron a las manos del cardenal Eudes durante su estancia en Tierra Santa y se las trajo a Francia. Como este cardenal era un filósofo y teólogo escolástico escribió mucho sobre esta reliquia y como él había nacido en Neuvy, se las regaló a la iglesia de esta localidad en el año 1257.

Esto es lo único que puedo decirte y, como comprenderás, yo soy escéptico ante esto porque ¿quién iba a recoger estas gotas de sangre, precisamente el Viernes Santo y antes de que cayeran a tierra? ¿Y cómo las guardó? ¿Tú crees que la Santísima Virgen, San Juan o las santas mujeres estuvieron en eso en aquellos momentos tan terribles? Nosotros poseemos la preciosa Sangre de Cristo, pero es desde luego en el Sacramento de la Eucaristía.

Relicario de la Túnica de Cristo en Trier.

Relicario de la Túnica de Cristo en Trier.

Túnica de Cristo en Trier
Con respecto a esta reliquia tengo que decirte en primer lugar que es el propio San Juan quién dice en su evangelio que los soldados que crucificaron a Cristo dividieron sus vestidos en cuatro partes y que su túnica la echaron a suerte porque era una túnica inconsútil. De esto hablé en uno de los artículos de esta Semana Santa pasada. Aun diciendo esto San Juan, ¡parece! que posteriormente a esta túnica le quitaron pequeñas porciones porque hay otras localidades europeas que dicen poseer algunos trozos: monasterio Pantokrator del Monte Athos, Basílica de San Francisco en Asís, Patriarcado de Constantinopla, etc. Pero la tradición dice que la reliquia llegó a Francia, aunque hay otras tradiciones que la hacen llegar a Rusia y a Georgia.

Según la tradición, Santa Elena descubrió la túnica en el año 328 junto con otras reliquias de la Pasión y las hizo llegar a la ciudad de Tréveris (la actual Trier, en Alemania), donde su hijo Constantino había vivido algunos años antes de convertirse en emperador. Existen documentos históricos que se remontan al siglo XII que atestiguan que ya entonces estaba allí. El 1 de mayo del 1196, el arzobispo Juan I le hizo construir una capilla en la catedral, pero como no hay constancia histórica alguna anterior al siglo XII, muchos son los que creen que este es simplemente uno de los muchos fraudes medievales. En el año 1512, el emperador Maximiliano I de Hamsburgo quiso ver la túnica y de hecho, el arzobispo Richard von Greiffenklau se la enseñó.

A mediados del siglo XIX, un clérigo de Trier llamado Wilmowsky, le hizo un examen completo y cuidadoso determinando que se trataba de un tejido bizantino del siglo V o VI, que sin ningún género de dudas no era la túnica inconsútil de Cristo, por lo que era falsa. Ni que decir tiene que el clérigo sufrió todo tipo de persecuciones. En el año 1890 se estableció un comité formado por doce investigadores que examinaron y analizaron la reliquia y que determinaron lo siguiente: que era una “bolsa” de tela, pero no propiamente un vestido, que era de algodón y lino marrón con una trama muy densa y apretada y que dentro de ella había una sola pieza de tela de seda muy bien conservada. La parte posterior de la túnica tenía parches de seda de damasco fino, coincidiendo estos parches con la descripción que había hecho el clérigo Wilmowsky. Que la tela interior era un tafetán bizantino al que le habían añadido un vestido exterior a fin de protegerlo. No se pusieron de acuerdo sobre si la prenda tenía o no tenía costuras, por lo que no se determinó si era inconsútil.

Con la intención de preservarla, en el siglo XIX la sumergieron en caucho líquido, por lo que actualmente no se le puede hacer la prueba del Carbono 14 para determinar con exactitud su antigüedad. Para más “inri”, la localidad de Argenteuil, que está en los suburbios de París dice que la tiene y que la de Trier, que es la más conocida y famosa, es falsa. Para mí, sin querer ofender a nadie, no es auténtica ninguna de las dos.

Monasterio de Santa Presencia en Saint-Dolay (Iglesia Celta Ortodoxa).

Monasterio de Santa Presencia en Saint-Dolay (Iglesia Celta Ortodoxa).

Pregunta: En un artículo publicado recientemente en este blog se escribió brevemente sobre Santa Clotilde de California diciendo que pertenecía a la Iglesia Celta Ortodoxa. Por lo que veo se trata de una Iglesia de reciente creación. ¿Me podríais dar alguna pequeña información sobre la misma. Muchas gracias desde México.

Respuesta: Efectivamente, Santa Clotilde de California es una santa del siglo XX perteneciente a esta Iglesia y que ha sido canonizada recientemente. Pero entrando directamente en la pregunta te diré que la Iglesia Celta Ortodoxa fue restaurada en el año 1866, como intento de fidelidad a la tradición y espiritualidad del cristianismo celta. La iglesia celta fue una de las iglesias más antiguas de la Europa cristiana. La tradición dice que fue fundada en Gran Bretaña por San José de Arimatea en el año 37 después de Cristo, en lo que hoy sería Glastonbury. En el año 63, otro discípulo (San Aristóbulo) llegó también a tierras británicas y en seis siglos consiguieron cristianizar a todas las Islas Británicas. Esta iglesia fue muy floreciente en tiempos del imperio romano-bizantino y mantuvo la frescura eclesial desde los primeros tiempos apostólicos. Estuvo desligada del poder temporal, fue pobre y dinámica y poseyó numerosos monasterios en Irlanda, Escocia y Bretaña. Miles de monjes celtas fueron gloria de la Iglesia en el primer milenio del cristianismo: Columbano, Patricio, Brígida, Columba, Brendan, Samson, Amando, etc.

Procesión con las reliquias de San Tugdual de Saint-Dolay (Iglesia Celta Ortodoxa).

Procesión con las reliquias de San Tugdual de Saint-Dolay (Iglesia Celta Ortodoxa).

Esta iglesia perdió su soberanía en el siglo XIII, su rito fue suprimido como lo fueron el resto de ritos occidentales, pero fue restaurada en el año 1866 por el obispo Julio Ferrette y la intuición de un metropolita de la Iglesia Ortodoxa Siria, el futuro Patriarca Pedro Ignacio IV. En el año 1955, San Tugdual, fundador del monasterio de Santa Presencia en Saint-Dolay, localidad de la Bretaña francesa, restauró la vida monástica, el rito y la espiritualidad celtas, acercándose un tanto a la espiritualidad de San Francisco de Asís. En el año 1977, el obispo Mael fue nombrado Primado de la Iglesia Ortodoxa Celta en la que hizo importantes reformas. Desde entonces, sigue creciendo, recuperando su historia, sus ritos y sus tradiciones, manteniendo relaciones ecuménicas con el resto de las iglesias cristianas.

Tienen Eparquías en Francia, en las Islas Británicas, en Australia y en Estados Unidos. En este siglo han canonizado a San Tugdual (fundador del monasterio de Santa Presencia), a Santa Clotilde de California y a San Nicolás de Feltham. Si Dios quiere, escribiremos artículos individuales sobre cada uno de los tres y publicaremos fotos suyas, de sus iconos y de sus reliquias.

La actriz Lucy Hussey-Bergonzi en estado de coma profundo.

La actriz Lucy Hussey-Bergonzi en estado de coma profundo.

Pregunta: ¿Es cierto que una de las actrices infantiles que trabajó en la película Harry Potter, despertó de un coma después de ser bautizada? ¿Puede el Bautismo producir un milagro? ¿Se puede atribuir este milagro a la intercesión de algún santo? Muchas gracias desde Portugal

Respuesta: Los milagros existen y sin lugar a dudas son obras de Dios y Él puede realizarlos a través de los sacramentos. Es de todos conocidos que en innumerables ocasiones, el Sacramento de la Unción de los Enfermos no solo perdona los pecados sino que ha devuelto la salud a la persona afectada y lo mismo puede ocurrir con el resto de los sacramentos. Este caso del que preguntas es real y puedes encontrar mucha información en Internet, pero yo te la voy a resumir, aunque antes quiero decirte que, por lo que yo conozco, no es atribuible a la intercesión de ningún santo o beato, sino solo al Bautismo.

Se trata de la actriz Lucy Hussey-Bergonzi, la cual cuando tenía unos trece años de edad se derrumbó a causa de una hemorragia cerebral apenas unos días después de una filmación en la película que mencionas: Harry Potter y el Misterio del Príncipe. Inmediatamente fue trasladada a urgencias de un hospital londinense donde la mantuvieron artificialmente con vida durante cinco días. Los médicos les dijeron a sus padres que el coma había sido provocado por una enfermedad rara que tenía desde su nacimiento y que denominaron “malformación arteriovenosa”, o sea, que un grupo de vasos sanguíneos se manifiestan de forma anormal hasta llegar a reventar. Estando en ese estado de coma llegaron a operarla del cerebro en dos ocasiones, sin darles muchas esperanzas a sus padres, quienes después de que la niña fuera operada por segunda vez decidieron bautizarla in “artículo mortis”, ya que la joven no había sido bautizada recién nacida.

En el momento en el que el sacerdote la bautizó echándole el agua en la cabeza, los presentes vieron que los brazos de la niña comenzaron a moverse, y en solo veinticuatro horas mostró tales signos de recuperación, que la desconectaron de las máquinas que la mantenían con vida, y que dejaron desconcertados a los médicos, ya que no encontraban explicación alguna a esa recuperación tan repentina. La niña se fue recuperando, y es cierto que aun hoy en día sufre fuertes dolores de cabeza y un cierto adormecimiento en su mano derecha, hechos que los médicos atribuyen a unos efectos secundarios, producidos por cierta medicación que la hicieron perder mucho peso. Para los médicos y sus familiares se trata de un milagro, ya que las personas que sufren severas hemorragias cerebrales no sobreviven a ellas.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es