Una Santa para Hortensia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vidriera de Santa Hortensia, mártir. Iglesia de San Luis de Vichy (Francia). Fotografía: Nhûan DôDuc.

Vidriera de Santa Hortensia, mártir. Iglesia de San Luis de Vichy (Francia). Fotografía: Nhûan DôDuc.

Pregunta: Tengo una amiga que se llama Hortensia, y me dijo que le gustaría saber algo acerca de la vida de la Santa y cómo la representan. He buscado información en Internet, pero no aparece nada. ¿Podríais ayudarme? Gracias.

Respuesta: Lo cierto es que esto es un asunto complejo de resolver, pues francamente no he encontrado información sobre ninguna Santa que se llame Hortensia. En la Bibliotheca Sanctorum, mi fuente habitual de consulta, no aparece ninguna Hortensia: ni escrito así, ni como Hortencia, Ortencia ni Ortensia. Más combinaciones no se me ocurren.

En Ferrara (Italia) se venera un cuerpo santo -o mártir de las catacumbas- de un San Hortensio (varón). También existe San Hortensio, obispo y mártir en Cesarea en el siglo II, citado por San Jerónimo, conmemorado el 11 de enero, pero del que no se sabe nada más. Si a tu amiga Hortensia no tuviese inconveniente en adoptar un santo patrón masculino, ésta sería una solución; pero a juzgar por lo que dices, ella lo que anda buscando es una patrona.

En realidad, no es del todo cierto que no haya ni rastro de una Santa llamada así, lo que no hay es información. Por ejemplo, existe una vidriera dedicada a una Santa Hortensia mártir en una iglesia francesa (San Luis de Vichy), cuya foto te adjuntamos en este artículo, mas no he podido encontrar nada de esta Santa, salvo lo que la misma vidriera nos muestra: una dama con una palma de martirio. Existe la posibilidad de que la vidriera fuese encargada por una mujer llamada Hortensia y, por eso, crearon una Santa para esta donante. Es muy probable, también, que esta misma vidriera no sea más que un retrato de la dicha donante, pues el rostro, aunque bello, parece reflejar unos rasgos reales y el peinado de bucles que la Santa lleva es propio de las damas francesas en el s. XIX. Pero, ¿por qué mostrarla entonces como mártir? No puedo decirte más en este sentido: tenemos una imagen, mas no una historia. Al menos esta vidriera es una representación de la Santa que busca tu amiga.

También tengo una estampa, regalo de un amigo, que reproduce un antiguo grabado de tres Santas llamadas Claudia, Hortensia y Agatocles –Agatoclia, debería ser, ya que Agatocles es nombre de varón-; pero yo creo que esta imagen en realidad representa a las Santas Dorotea, Crista y Calixta, y el nombre ha sido convenientemente cambiado por quien la hizo imprimir.

Grabado de las Santas Claudia, Hortensia y Agatoclia. Un ángel les ofrenda la palma del martirio.

Grabado de las Santas Claudia, Hortensia y Agatoclia. Un ángel les ofrenda la palma del martirio.

Ahora bien, según he leído en diversos enlaces, en Francia las Hortensias celebran a Santa Flora de Beaulieu como patrona, el 5 de octubre, que es una religiosa de la Orden de Malta. Es posible que, como la hortensia es una flor, las Hortensias celebren a Santa Flora de patrona. De hecho, existen en la red dibujos caseros de una Santa Hortensia que es en realidad Santa Flora, aunque también, siguiendo el modelo de la vidriera de Vichy, aparece como mártir. También esta Flora es patrona de otros nombres de flor que no tienen una Santa concreta o que es muy difícil de identificar, como Violeta, Pervinca o Anémona. Simplemente por si tu amiga prefiere escoger, como las Hortensias francesas, a esta Santa como patrona, vamos a dar algunas pinceladas sobre ella.

Santa Flora de Beaulieu nació en Maurs (Chantal) alrededor del año 1300. Sus padres tuvieron tres hijos y siete hijas, de las cuales cuatro fueron religiosas en Beaulieu. Flora tenía catorce años cuando entró en la congregación religiosa que se ocupaba del hospital de Beaulieu, el cual había sido fundado por Guillermo de Thémines y su esposa, en el año 1240 para atender a los peregrinos, junto al camino que iba desde Figeac a Rocamadour. Desde el año 1298 las religiosas que lo atendían seguían la regla de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, la llamada Orden de Malta.

En el convento anexo al hospital se vio expuesta a grandes pruebas de tipo espiritual. Ella, que había dejado el mundo para hacer penitencia, temía hacerse daño -perjudicarse- porque en aquella casa no le faltaba de nada, pero un religioso la reconfortó, diciéndole que aquella abundancia ella lo podía convertir en mérito, si se abstenía de todo aquello que considerase superfluo para sobrevivir.

Sufrió muchas tentaciones contra la castidad, pues el demonio le recordaba constantemente las palabras de Dios: “Creced y multiplicaos”. Además, ella se sentía turbada porque creía que el resto de las hermanas consideraban que estaba loca, debido a su comportamiento excesivamente riguroso consigo misma. Pero tantas dificultades le fueron recompensadas con algunos favores místicos: durante tres meses, el Señor se le apareció bajo la figura de un ángel que estaba pintado en el claustro del convento y le hizo comprender que los sufrimientos que ella soportaba estaban asociados a su Pasión. Un día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, mientras se cantaba el himno “Vidi turbam magnam”, tuvo una visión especial de todos los Santos en el Paraíso.

Sello de Malta que representa a Santa Flora de Beaulieu, religiosa hospitalaria.

Sello de Malta que representa a Santa Flora de Beaulieu, religiosa hospitalaria.

Todos los días se confesaba e iba a misa, cosa rara en su tiempo, en que sólo se asistía a misa los domingos y días de fiesta. Meditaba sobre la Pasión de Cristo, ayudándose con el “Oficio de la Pasión del Señor”, compuesto por San Buenaventura. Tenía una particular devoción a la Virgen María en el misterio de la Anunciación, a San Juan Bautista –que era el patrón de su Orden-, a San Pedro y a San Francisco de Asís.

Murió en el año 1347, y desde el primer momento ocurrieron numerosos milagros en su tumba, hasta el punto de que el abad de Figeac hizo la “elevación” de su cuerpo el día 11 de junio del año 1360, lo que equivalía a la canonización. Un siglo más tarde, un autor anónimo compuso una especie de colección de ciento nueve prodigios o milagros atribuidos a su intercesión. Estos milagros sucedieron en Alverne, Limousin, Rouergue, Périgord, Montpellier, etc; por lo que su culto se iba extendiendo en todas estas localidades o regiones.

En el siglo XVIII se fijó su fiesta el día 5 de octubre y, junto con Santa Bárbara y Santa Clara, es invocada contra los temporales y las tormentas. Su vida fue escrita en latín por su propio confesor. El texto original se ha perdido, pero se conserva una traducción en el dialecto que se habla en Quercy, traducción que se hizo a finales del siglo XV por parte de un autor anónimo.

Esto es todo cuanto puedo decirte sobre ella. Existen otras Santas de nombre Flora que tienen otras fiestas, de dos ya hemos escrito en el blog: una es una mártir mozárabe de Córdoba y otra es una mártir romana. ¿Es posible que, confundiendo a Hortensia con Flora, por eso esta Hortensia de Vichy aparece como mártir, aludiendo en realidad a una mártir de nombre Flora? No puedo decirte nada más, salvo que comuniques a tu amiga lo poco que he podido averiguar y si quiere, que guarde la imagen de su patrona, o escoja a una Flora -ya sea la de Córdoba, la de Roma o la de Beaulieu- como patrona. En realidad, todos somos libres de escoger el Santo patrón que nos guste más, independientemente incluso de nuestro nombre de pila o del día en que hayamos nacido.

Por último, decirte que existe una laica mártir española, la Sierva de Dios Hortensia Serra, valenciana ejecutada cruelmente durante la Guerra Civil Española (1936-1939), aunque su proceso de beatificación todavía está en marcha y a la que prefiero dedicar un artículo aparte.

Meldelen

Bibliografía:
– VVVAA, Bibliotheca Sanctorum (Enciclopedia dei Santi), ed. Cità Nuova, Roma 1984.

Enlace consultado (17/02/2014):
http://nominis.cef.fr/contenus/prenom/4174/Hortense.html
http://smom-za.org/saints/flora.htm

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es