El Señor de los Milagros de Lima, Perú

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen original del Señor de los Milagros pintada en una pared de adobe que se conserva en su Santuario en Lima, Perú.

En la ciudad de Lima, lugar donde la santidad ha florecido siempre, se venera a un Cristo pintado al temple en una pared de adobe; la leyenda sobre esta imagen comienza en el siglo XVII.

En 1650 los negros de Angola se agremiaron en la región de Pachacamilla, que quedaba en las afueras de Lima. A ese lugar llegó a vivir un esclavo liberado llamado Benito, quien construyó su casa y un oratorio donde la gente llegaba a orar. Inspirado, Benito decidió pintar una imagen de Cristo en el calvario en una de las paredes, los vecinos decían que mientras él pintaba se veían salir resplandores de la casa y se escuchaba música celestial.

Debido a estos rumores, unos soldados decidieron investigar y encontraron a Benito muerto y la pintura de Cristo en el calvario terminada. La devoción al Santo Cristo decayó y no tenía mucha fama, hasta que en noviembre de 1655 un terrible terremoto tuvo lugar en Lima, derrumbando templos y toda clase de edificios, pero la pared donde estaba pintado el Cristo se mantuvo en pie e intacta, lo que logró atraer una gran cantidad de devotos que se reunían cada viernes a orar ante la imagen.

Se cuenta también que un hombre llamado Antonio de León fue diagnosticado con un tumor en el cerebro, Antonio se encomendó al Cristo de Pachacamilla y el tumor desapareció, lo que movió a Antonio a difundir el culto por esta imagen y a arreglar la ermita donde se le veneraba.

Desgraciadamente las reuniones para orar ante el Cristo cada viernes comenzaron a convertirse en fiestas ajenas al verdadero sentido devocional de la ermita, lo que propició que las autoridades prohibieran las reuniones y ordenaran borrar la imagen del Cristo que lo provocaba y las demás imágenes de santos que hubiera en la ermita. Varios pintores fueron comisionados para borrar la imagen. El primero de ellos decidió huir, puesto que al intentar intervenir en la imagen sentía temblores en el cuerpo y escalofríos, intentó hacerlo de nuevo, pero fue tanto el susto que le causó, que decidió irse del sitio. Después otro pintor fue comisionado y a éste se le paralizó el brazo al intentar borrar la imagen.

Imagen procesional del Señor de los Milagros, en su celebre procesión del 28 de octubre, esta imagen se ha vuelto mucho más popular que la original debido a estas procesiones.

Dice la leyenda que después de esto se oscureció el cielo y una fuerte lluvia se desató; el tercero en intentarlo fue un soldado, el cual desistió de su intento porque decía que al acercarse vio que la imagen se ponía más bella y que la corona de espinas se iba tornando verde. Estos prodigios y los reclamos de la población hicieron que las autoridades desistieran de borrar la imagen, y con la colaboración de los devotos se decidió construir un templo mejor, y al Cristo, debido a todos esos prodigios, se le comenzó a llamar “El Señor de los Milagros”.

El 20 de octubre de 1687 un maremoto derrumbó el templo del Señor de los Milagros, pero nuevamente la imagen quedó en pie entre los escombros, por lo que se decidió sacar en procesión una copia al óleo de la imagen del Cristo; desde entonces las procesiones al Cristo de los Milagros siempre son en octubre, considerado el mes de los temblores y el mes del Señor de los Milagros por los peruanos.

El 21 de septiembre de 1715, el cabildo de Lima nombró al Señor de los Milagros como patrón de la ciudad contra los temblores; y hacia el 1730 se construye un monasterio de clausura de carmelitas descalzas, gracias a las gestiones de la madre Antonia Lucía del Espíritu Santo y a la madre Josefa de la Providencia, junto al Santuario para encargarse de cuidar y resguardar al Señor de los Milagros. Las carmelitas, debido a esto, son mejor conocidas como “Las Nazarenas” y algo que las identifica entre el Carmelo, es que en honor al Santo Cristo de los Milagros, su hábito es de color morado.

Nuestra Señora de la Nube, imagen que se encuentra en la parte trasera de las andas del Señor de los Milagros.

El 28 de octubre de 1746 se registró el peor terremoto que asoló a la ciudad de Lima y debido a que nuevamente la imagen quedó en pie, se decidió que cada año en este día se hiciera una procesión en honor al Señor de los Milagros y que este día se convirtiera en su principal festividad.

Otro famoso milagro de esta imagen de Cristo sucedió según las tradiciones hacia 1800, y le sucedió a una mujer de tez negra llamada Josefa Marmadillo, mejor conocida como doña Pepa y que debido a una parálisis en los brazos por una embolia fue liberada por sus amos, lo que le causo gran aflicción pues no sabía cómo se iba a mantener si no podía utilizar sus manos. Movida entonces por la devoción al Señor de los Milagros, decidió ir se rodillas desde el templo de Nazarenos donde se venera la imagen hasta la catedral. Durante todo el camino no cesó en sus oraciones y súplicas y cuando iba poco más de la mitad del camino sintió un fuerte dolor en el pecho y sintió como sus brazos y manos recobraban la fuerza y el movimiento. La mujer no paraba de la emoción publicando a grandes voces el milagro que se había efectuado en ella. La mujer estaba deseosa de agradecerle al Santo Cristo el milagro con algo que aumentara el fervor y se dice que en sueños recibió la receta de un dulce, que desde entonces y hasta la actualidad es conocido como “los turrones de doña Pepa” y que son el dulce tradicional por excelencia del mes de octubre y de las fiestas del Señor de los Milagros.

En la parte posterior de las andas de la imagen del Señor de los Milagros se hizo pintar hacia 1747 la imagen de la Virgen de la Nube, sobre la Virgen de la Merced que ya existía en honor a la fundadora del convento que era de origen ecuatoriano.

El 15 de octubre de 2005, se nombró al Señor de los Milagros como Patrón de los Peruanos Residentes y Inmigrantes debido a que los peruanos que han emigrado a otros países siempre han llevado consigo al Señor de los Milagros y han extendido su culto. Debido a eso existen réplicas de la imagen en muchas partes del mundo como en la catedral metropolitana de la ciudad de México, en Madrid, Barcelona, Sídney, Roma, El Cairo, California, etc.

El Turrón de “Doña Pepa” dulce tradicional elaborado en honor del Señor de los Milagros de Lima.

El Señor de los Milagros es conocido con otros nombres, como El Señor de Pachacamilla, el Señor de las Maravillas, el Señor de los Temblores o el Cristo Morado, y debido a este último título es que al mes de octubre en Perú se le conoce como el “mes morado”. Como ya se dijo su fiesta principal es el día 28 de octubre, siendo ya desde el 18 de octubre del 2010 el Patrón de todo Perú, declarado así por el presidente Alan García.

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es