Santa Teodora de Xalapa (III) – Conclusiones

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle del busto de la imagen yacente que guarda los restos de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

Con todo el material que tan amablemente nos habían aportado los interesados desde Xalapa (Veracruz, México) y después de haberlo puesto en común entre los tres que participamos para responder a quién era esta Santa, ya estábamos en posición de hacerlo. Y llegamos a las siguientes conclusiones:

1.- Santa Teodora, la que se venera en la catedral de Xalapa, NO es Santa Teodora de Roma, mártir y hermana del también mártir Hermes, que se celebra el 1 de abril, y con quien querían identificarla los que nos consultaron. Es cierto que coincide en nombre, en cementerio y más o menos en época de martirio, como ellos hicieron notar en su informe, pero Teodora era un nombre muy común en la Antigüedad, lo fue entre las mujeres paganas y lo fue mucho más después entre las cristianas. Hay cientos de corposantos llamados Teodora, y no todos son el nombre original de la persona enterrada, sino un nombre dado (nótese que en griego significa “regalo de Dios”).  Además, y en palabras de Antonio Barrero, “[Santa Teodora de Roma] está en el altar de la confesión (altar mayor) de la iglesia romana de los Santos Alejo y Bonifacio. Hay autores que ponen en duda la existencia real de esta Teodora santa mártir de Roma. En las antiguas fuentes hagiográficas es totalmente desconocida y solamente es recordada en la legendaria “passio” de los santos Alejandro, Evencio y Teodulo; es alli donde se dice que era hermana de San Ermes (o Hermetes). En las passio de Hermetes y Balbina, se dice que fué decapitada el 1 de abril. Sin embargo, Adone, Delehaye, Quentin, etc. dicen que todo esto fué un invento de un obispo de Vienne, que lo hizo para rellenar un hueco existente en el Martirologio de Floro. Ten en cuenta que la passio de Ermetes y Balbina se escribe en el siglo IX. Llegan incluso a confundir al emperador Aureliano con el juez Aureliano.
Es el Martirologio Romano el que dice textualmente: ” En Roma, la pasión de Santa Teodora, hermana del ilustrísimo mártir Ermetes, la cual, bajo el emperador Adriano, fué martirizada por el juez Aureliano y posteriormente, sepultada junto a su hermano, en la via Salaria, cerca de la ciudad”. Bueno, pues hay autores que incluso esto lo ponen en tela de juicio y dicen que lo que pone el Martirologio Romano no es totalmente exacto, porque fué martirizada en los últimos meses del reinado de Trajano. Posteriormente, ahora no sé exactamente cuando, sus restos fueron llevados a la iglesia de los santos Alejo y Bonifacio y está junto a ellos en el altar mayor de la iglesia.”

Detalle del rostro de la figura yacente de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

2.- No pudiendo ser Teodora de Roma, y por tanto la Teodora mártir más conocida, difícilmente encaja con otras Santas Teodoras. Por lo que no cabe duda que Santa Teodora de Xalapa es una mártir de las catacumbas, un corposanto; es decir, una persona enterrada en el cementerio de Priscila en la Antigüedad, que durmió en el olvido hasta el período de los ss. XVII-XIX, cuando empezaron a extraerse estos cuerpos de las catacumbas. Ninguna otra prueba permite identificarla. Es una Santa nueva y única.

3.- Siendo un corposanto, no hay nada que podamos saber de su vida, salvo que padeció una muerte violenta, porque junto a ella había un vaso de sangre. Esto es prueba suficiente del martirio. Una persona puede ser asesinada o caerse de cabeza por una ventana y romperse la crisma, pero si alguien ha recogido con reverencia esa sangre y la ha guardado, junto al cuerpo, es que su muerte tuvo connotaciones religiosas para quien recogió la sangre. Alguien creyó que la sangre de esta mujer merecía esa honra, y nosotros ni podemos saber más al respecto, ni tampoco cuestionarlo, dados los siglos que nos separan de ese momento.

Visto todo esto, transmitimos la respuesta a quien nos había consultado y le conminamos amablemente a aceptar que Santa Teodora de Xalapa era una mártir de las catacumbas y que no se podía saber más al respecto sobre ella. Les animamos a seguir adelante con el culto y a buscar un día de fiesta para ella, que suele ser el de la llegada de las reliquias. La última noticia que recibimos fue que se estaba recopilando documentación sobre milagros y favores debidos a la intercesión de esta Santa, que solicitamos humildemente compartir. Fue la última vez que tuvimos contacto (de ello ya hace un par de años), por lo que ya no seguimos esperando respuesta ni creemos que llegará. Hasta el momento, hemos creído conveniente compartir con el público lector del blog esta interesante investigación que llevamos a cabo, para conocimiento de esta nueva mártir y también de cómo se debe proceder con el tema de los mártires de las catacumbas, ámbito en el que, sin querer sonar pedante al respecto, se han cometido demasiadas chapuzas que no han traído sino el ridículo de algunos implicados y la angustia y confusión de muchísimos fieles.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa Teodora de Xalapa (II) – Fase de documentación

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la figura yacente que contiene los restos de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

Poco tiempo después de haber requerido algo de información respecto a esta Santa que se veneraba, recordemos, en la catedral de Xalapa (Veracruz, México), recibimos diversos dossieres en formato pdf con una documentación más que interesante al respecto.

1.- En primer lugar, una copia digitalizada de la authenticae de las reliquias, es decir, el documento expedido por autoridades eclesiásticas que prueba el traslado y la autenticidad de las reliquias entregadas a Xalapa. En tal documento se puede leer: (…) sacrum corpus Sanctae Christi Martyris Theodora cum vase sanguinis (…) ex coementerio Priscilla extractum (…)” Lo que viene a decir que se concedió el cuerpo de una mujer llamada Teodora, acompañada de un vaso de sangre, que había sido extraído de las catacumbas de Priscila.

2.- En segundo lugar, un informe realizado por la Orden Tercera de San Francisco en Xalapa, donde se planteaba la hipótesis de que esta Teodora pudiese ser la Teodora, hermana del mártir Hermes, que fue martirizada poco después de su hermano. Para defender esta tesis se han basado en que esta Teodora es la única santa del Martirologio que padeció en Roma en 117 d.C (circa) y fue enterrada en las catacumbas de Priscila. Y dado que la Teodora que les había llegado de Xalapa venía precisamente de Priscila, inmediatamente realizaron la asociación. Asimismo, en este documento exponen, brevemente, el ataque y la profanación de las reliquias de la Santa que tuvo lugar durante los sucesos de 1929-1931, instigados por Calles y Adalberto Tejeda. Los restos de Teodora fueron arrancados de su nicho, arrojados por el suelo, destrozados y pisoteados, y se obligó a desfilar ante ellos a una gran multitud de niños para que vieran lo que, según su mentalidad,  debía hacerse con las reliquias de los Santos. Esta profanación ha sido vista por los devotos de la Santa como un “segundo martirio” y por eso han adoptado el eslogan de “Santa Teodora, la dos veces mártir”, para impulsar y hacer renacer el culto a la Santa.

Detalle del busto de la figura que contiene los restos de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

3.- Por último, el tercer documento era un archivo fotográfico muy completo de la imagen actual de Santa Teodora. Al parecer, anteriormente estuvieron guardadas en una figura de cera y tela (lo usual para corposantos), y después de destruida y profanadas las reliquias, fueron recogidas y guardadas. Hoy están dentro de una imagen de madera yacente que representa a la mártir, y que podemos ver adjunta a éste y al anterior artículo. Ciertamente se trata de una imagen bellísima, no propia de la imaginería mexicana, sino de la estética neoclásica europea, que tuvo gran éxito durante el siglo XIX al ver a la virgen mártir como una especie de ninfa dulce y casta. Semejante iconografía está aplicada en la mayor parte de las representaciones de Santa Filomena, por poner un ejemplo. La imagen nos muestra a una joven de dulce belleza vestida con dalmática, coronada de flores artificiales y abrazando la palma del martirio. La garganta seccionada y el tinte violáceo de los labios y las cuencas de los ojos (evidencia de desangramiento) son otros detalles exquisitos de la imagen.

Hasta aquí la documentación recibida, que no fue poca, y por la que estamos absolutamente agradecidos, ya que en principio no había ningún motivo por el cual tuvieran que compartirlo o ponerlo a disposición de terceros. Sin embargo, echamos en falta, al menos a lo que concierne a esta servidora, las siguientes evidencias:

1.- Ver las reliquias. En las fotografías se nos mostró la tapa trasera, situada en la espalda de la imagen yacente, donde están guardadas, pero si se abrió desde luego no se nos han enviado fotos. Quizá porque no les estaba permitido mostrarlas, quién sabe.

Parte posterior de la figura, bajo cuya tapa se guardan los restos de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

2.- Ver el vaso de sangre. Si es que se conserva todavía y no fue destrozado durante la profanación, lo cual es muy probable. No se nos ha facilitado esa información. El vaso de sangre es lo que prueba el martirio, y por tanto, según Antonio Barrero, ya no cabía duda de que esa persona había sufrido una muerte violenta, y que alguien había recogido con veneración la sangre derramada.  De todos modos, aunque no lo hayamos visto, consta su existencia en la authenticae y eso debería bastar, en principio.

Con toda esta información disponible y tan generosamente facilitada, ya estábamos en posición de dar una respuesta a la pregunta que había motivado toda esta interesantísima investigación: quién era Santa Teodora de Xalapa. Pero las conclusiones a las que llegamos y que inmediatamente comunicamos a quien nos había solicitado ayuda, tendrán que ser expuestas en el siguiente artículo.

Meldelen

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Santa Teodora de Xalapa (I): el descubrimiento

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la figura yacente que guarda las reliquias de Santa Teodora. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

Hace ya bastante tiempo, Ramón, administrador del antiguo blog, recibió el siguiente correo procedente de México, por parte de un particular al que mantendremos en el anonimato, que decía así:

“En la Catedral de Xalapa, Veracruz está depositada la reliquia de Santa Teodora, virgen y mártir, quien fue degollada en defensa de la fe, al parecer en Roma entre los siglos II al IV. Ella descansa en una urna de cristal, llegó a Xalapa durante la segunda mitad del siglo XIX; sin embargo, ante la bendición de la Santidad de San Rafael Guízar, ella fue pasando al olvido. Hoy no sabemos cuál es su historia, ni qué fecha ha de celebrarse su fiesta. Les suplico nos ayuden a aclarar esta cuestión para dar la debida veneración a nuestra Santa Teodora, pues hay varias homónimas registradas en el santoral y al parecer los archivos eclesiásticos se perdieron durante la persecusión religiosa. Actualmente está resguardada en la Capilla anexa de la Tercera Orden Franciscana. Agradecemos su auxilio: Paz y Bien.”.

Muy pronto se hizo necesaria la intervención de hasta tres personas para esclarecer este misterio. Éstas fueron, naturalmente, Ramón, experto en santos; Antonio Barrero, especialista en reliquias de santos; y una servidora que os escribe, familiarizada con todo lo que tenga que ver con las santas mártires. Tras reflexionar un tanto sobre el tema y poner en común lo que los tres sabíamos, llegamos a la conclusión de que esta Santa Teodora nos era completamente desconocida; por lo que solicitamos a quien nos había escrito más información sobre estas reliquias.

Detalle del rostro de la imagen yacente de Santa Teodora. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

La respuesta fue:

“Santa Teodora fue muy venerada en esta ciudad pero dos situaciones contribuyeron a disolver su culto; primero fue el predominio de lo que en nuestra historia se conoce como la Reforma Liberal -finales del XIX- que desenlazó en la Persecución Religiosa -entre 1929 a 1936- época en que sus restos fueron profanados y vilipendiado su prestigio como reliquia santa. Por otra parte, Dios socorrió a la ciudad con la fama de santidad de nuestro V Obispo de Veracruz, San Rafael Guízar y Valencia. En ese caso, cuando sus restos son exhumados después de estar 16 años en una tumba permanentemente inundada en razón del clima local, se tuvo la gracia de su incorrupción, más aún, de la lozanía de su cuerpo. De inmediato Monseñor Guízar ocupó el alma de los fieles y para darle un lugar digno de veneración, se le reinhumó, precisamente, en la capilla de Santa Teodora. A partir de ese momento, el féretro de cristal que contiene su imagen y el relicario que resguarda los restos que se rescataron de su profanación, comenzaron a peregrinar por toda la Catedral. Hoy la tenemos en resguardo en la capillita de la Tercera Orden Franciscana y creemos justo reivindicar a esta Santa a la que reconocemos como la dos veces Mártir.”

No era mucho más lo que se podía saber de ella por de pronto, pero ya teníamos algo con lo que ir trabajando. La postura de Antonio Barrero desde el principio fue muy clara: no podíamos llegar a ninguna conclusión decente si no teníamos la ocasión de ver las reliquias o al menos de tener un informe concreto sobre su aspecto o dónde estaban contenidas. A tal efecto solicitamos al consultor que nos proporcionara fotografías de la Santa en cuestión, si era posible. En su honor diré que se mostró dispuesto a ello y encantado con la idea de una colaboración múltiple. Asimismo también se mostró dispuesto a preparar una serie de informes con la documentación disponible sobre las reliquias.

Vista de la parte posterior de la figura yacente. Bajo la tapa, se guardan los restos de la Santa. Catedral de Xalapa, Veracruz (México).

Por mi parte yo debía reconocer que estaba bastante perdida, pues conocía naturalmente a las Santas Teodoras habidas y por haber en la bibliografía, pero ninguna de ellas parecía coincidir con esta Santa Teodora de Xalapa. Acaso, la única que ofrecía posibilidades de serlo, era Santa Teodora de Roma, virgen y mártir, hermana de San Hermes, que se conmemora el día 1 de abril. En Xalapa también eran proclives a identificar su Santa Teodora con ésta, simplemente porque es la Teodora mártir más célebre que hay[1], siendo las otras la Teodora emperatriz de Bizancio, y Teodora de Alejandría, penitente; ninguna de ellas dos mártir. A simple vista parecía extraño que las reliquias de una mártir romana hubiesen ido a parar tan lejos, a menos que se tratase de un corposanto, es decir, de esos cuerpos extraídos de las catacumbas entre los ss. XVII-XIX, de los que a menudo no se tiene seguridad de su martirio, que fueron profusamente distribuidos a todas partes del mundo.

Con la llegada de las imágenes y de la documentación fotográfica solicitada, pudimos dar un paso adelante en la investigación y prácticamente concluirla. Pero esas conclusiones serán expuestas en los dos próximos artículos.

Meldelen


[1] Hemos hablado anteriormente de esta Teodora mártir en el artículo de Santa Balbina, virgen y mártir romana, y del grupo de mártires en que aparecen mencionadas.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es