San Teódulo en Puebla, México

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Teódulo en el interior de su urna. Altar de San Antonio de Padua. Foto de MontseB.

En el artículo de hoy presentaré otro corposanto situado en la ciudad de Puebla de los Ángeles, México. San Teódulo mártir se encuentra resguardado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, Sagrario Metropolitano, antiguamente llamado Nuestra Señora de la Soledad y del corazón Transverberado de Santa Teresa, siendo convento femenino Carmelita en su fundación. Su ubicación al interior de la iglesia oculta bajo el altar de San Antonio de Padua, en la nave central del lado de la Epístola. Únicamente se expone al público durante el 1ro de Noviembre, con motivo de la celebración de Todos Santos.

El cuerpo relicario de San Teódulo es una escultura de vestir[1] elaborada en madera tallada y encarnada, con aplicación de ojos de vidrio, pestañas, dientes y peluca de cabello natural. Ambos brazos son articulados en los hombros, para facilitar la vestimenta de la escultura. Porta vestimenta que consta de pantalones, cinturón de terciopelo anudado a la cintura, sobretodo con mangas largas y capa rosa envolviendo el cuerpo. La vestimenta estaba arreglada por medio de alfileres. Como ornamentos exentos presenta una corona de hojas de laurel de tela, un ramillete de flores de tela y tres cojines, uno para la cabeza, otro para los pies y el último para la mano. El cuerpo relicario se encontraba apoyado sobre una cama con cabecera y descansa pies decorados con aplicación de lámina de oro.

Detalle del rostro, donde se puede apreciar los ojos de vidrio, pestañas y dientes. Foto de MontseB.

San Teódulo no posee ningún signa martirii que lo distinga como santo catacumbal. Son únicamente los rasgos de la escultura lo que identifican como mártir, ya que presenta un corte profundo en la garganta. La auténtica tampoco ha sido posible ubicarla.

Durante algún tiempo la existencia de este corposanto fue desconocida, de acuerdo con el testimonio del actual párroco, el Pbro. Alfonso Niño Mendoza, a su llegada a la parroquia, hace más de 10 años. Un feligrés de avanzada edad demandó ver a San Teódulo, indicándole su ubicación bajo la mesa del altar, la cual se abre levantando la mesa que sostiene el ara.

A pesar de que hasta el momento no se cuenta con ningún documento que aporte datos para conocer su procedencia, donador o fecha de llegada, nos encontramos ante la primera pieza en la cual me ha sido posible trabajar directamente. El Pbro. Antonio Niño Mendoza, quien se ha distinguido por su sensibilidad y accesibilidad en temas relativos al arte sacro, autorizó la limpieza del cuerpo relicario. Ésta se llevó a cabo con motivo de la exhibición de la pieza durante la conferencia Los cuerpos relicario: imagen de la muerte santificada presentada el 31 de Octubre del 2011 por una servidora, celebrada en el marco de los festejos de Día de Muertos 2011 por parte de Turismo Municipal de la ciudad de Puebla. La intervención fue realizada fue supervisada por el pbro. iniciando a las 10:20 am y concluyendo a las 16:00 pm del mismo día.[2]

Vista del cuerpo relicario desde el interior de la urna. Foto de MontseB.

Condiciones iniciales:
El cuerpo relicario se encontraba colocado sobre una cama al interior de una urna de madera cerrada con dos vidrios. La urna originalmente se encontraba cerrada con tres placas de vidrio, faltando la pieza central.

Se retiró la primera placa de vidrio para facilitar la limpieza. La urna al interior presentaba acumulación de polvo en paredes, la cama donde se encontraba apoyado el mártir, techo y en ornamentos. En la parte posterior de la cabecera, así como al costado, había presencia de telarañas negras adheridas a la madera. El cuerpo relicario se detectó acumulación general de polvo en ropajes y ornamentos.

Proceso:
La primera parte del proceso consistió en levantar las medidas de la urna que resguarda la pieza. Para comenzar la limpieza, se retiró el primer vidrio de la urna que se encontraba suelto. Una vez que se pudo acceder al interior, se retiraron los elementos exentos de la pieza para limpiarlos por separado, así como la basura y objetos ajenos.

En el interior de la urna se encontraron cuatro hojas sueltas pertenecientes al ramillete del mártir, cinco alfileres doblados, dos piezas metálicas sueltas de las uniones de los vidrios, dos fragmentos de vidrio provenientes del vidrio roto de la pieza central faltante, restos de material suelto de la urna del pecho, probablemente papel.

Los ocho fragmentos de hueso hallados en la urna del pecho. Foto de MontseB .

Como objetos exentos, se identificó: letrero con la leyenda “San Teódulo Mártir, patrono de la perseverancia” almohadón cilíndrico para la cabeza, ramillete con flores, almohada oval para la mano, almohada rectangular para los pies y cama. Estos elementos fueron limpiados con brocha suave para eliminar la capa de polvo y se midió cada uno de ellos para el informe. El cuerpo relicario fue igualmente medido y limpiado con brocha suave en rostro, manos, pies y dedos.

El cuerpo relicario portaba una urna en el pecho, hecha con seis pequeñas placas de vidrio para resguardar las reliquias, con las juntas rotas y podridas, esparcidas alrededor del pecho por lo que se retiraron. El material de unión era similar al papel engomado. Al interior de la urna se hallaron ocho fragmentos de hueso, los cuales fueron extraídos para ser medidos y limpiados.

A continuación se extrajo el cuerpo relicario para la limpieza de la urna. El polvo de paredes y ornamentos fue retirado con un paño suave y el de la cama con una aspiradora, las telarañas fueron removidas y la cama acomodada nuevamente.

Detalle de la urna del pecho y la oquedad donde se aprecia el resto de la osamenta. Foto de MontseB.

Finalmente se reintrodujo la pieza a la urna, colocando los ornamentos en su lugar, cerrándose nuevamente la urna con el cristal que fue removido.

***

La oportunidad de tener contacto con este corposanto representa el primer trabajo directo con el relicario y su materialidad, aspecto que muchas veces queda relegado por darle mayor importancia a su valor simbólico y sagrado. No olvidemos que, aunque se trate de los restos de santos mártires, la envoltura es material y también debe ser preservada como lo que es, una obra artística que busca transmitir y promover la piedad y devoción.

San Teódulo en la publicidad de la conferencia “Los cuerpos relicario: Imagen de la muerte santificada” en el marco del festival “La Muerte es un Sueño 2011” Turismo Municipal. Cortesía de Fabian Valdivia, Turismo Municipal de la Ciudad de Puebla de los Ángeles.

MontseB


[1] Las esculturas de vestir son características de la escultura novohispana del s. XVIII-XIX y presentan “ropa” pintada sobre el cuerpo que varía del azul, rosa hasta blanco. Este tipo de escultura se encontraba únicamente detallada por las partes visibles ya que estaba creada expresamente para vestir ropajes de tela.
[2] El informe técnico de la limpieza forma parte de la tesis para obtener el grado de Lic. en Historia, por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es