San Valentín, patrón de los enamorados

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle del rostro del Santo en un mosaico contemporáneo.

Pregunta: Hace varios años que nos casamos y todos los 14 de febrero seguimos haciéndonos un regalo porque seguimos enamorados, aunque el mejor regalo es nuestra convivencia día tras día. Pero tenemos una consulta que os hacemos tal cual la pensamos y es ¿qué pinta San Valentín en todo esto?

Respuesta: Pues no es fácil del todo contestar a esta pregunta, porque de este Santo se ha escrito muchísimo, pero históricamente de él se sabe poquísimo, por lo que un alto porcentaje de lo escrito sobre él, hablando claro, es ciertamente falso: se empieza diciendo que fue obispo, cuando este hecho no está suficientemente contrastado, siendo muchos los hagiógrafos que lo mencionan como simple sacerdote que, eso sí, murió mártir en un año no muy bien precisado.

En el santoral hay muchos Santos con este nombre, algunos de los cuales son mucho más famosos y de los que se sabe muchísimo más, como por ejemplo, San Valentín obispo y patrono de la diócesis de Nassau, pero se ha asociado a esta festividad que celebramos hoy al Santo venerado en Terni (Italia), del que, os repito, se sabe muy poco. Son los códices principales del Martirologio Jeronimiano quienes lo recuerdan el día 14 de febrero como sepultado a sesenta y tres millas de la Vía Flaminia, cerca de Terni, en la región italiana del Lazio. Y es verdad que en ese lugar existía un cementerio cristiano, cuyas ruinas aún se conservan. Sobre el sepulcro del mártir se edificó una basílica y, según el Liber Pontificalis, en ella se encontraron el Papa San Zacarías (741-752) y el rey Liutprando.

Es imposible precisar con exactitud cuándo vivió San Valentín porque en ese período de tiempo se mencionan a tres mártires de Roma, con el mismo nombre, discutiéndose la autenticidad histórica de los tres: un sacerdote romano que casaba a los soldados, un obispo de Interamna (Terni) y un africano martirizado en Roma. La leyenda dice que nuestro San Valentín nació en Interamna alrededor del año 175 y que en el año 197 el Papa Feliciano lo consagró como obispo de la ciudad, pero esto no es más que leyenda, no tiene ningún valor histórico, porque por ejemplo, ese año el Papa era San Víctor I. Aunque hay constancia de que en el año 498 fue festejado por el Papa San Gelasio, realmente es presentado como obispo de Terni a partir del siglo VII, pero repito, sin existir certeza alguna de que lo fuera, ni siquiera de que fuese obispo.

Reliquia del Santo en Volsberg (Austria).

Existe una passio legendaria, anterior al siglo VIII, que es la que narra que fue invitado a ir a Roma para curar de artrosis al hijo de un cierto Cratón, chiquillo que estaba deformado a causa de la enfermedad y que, estando en Roma, celebró el matrimonio de un legionario romano llamado Sabino con una joven cristiana de nombre Serapia. Sigue diciendo la passio que durante la persecución ordenada por el emperador Aurelio, el prefecto romano Placido Furio lo arrestó por haber sustituido con una ceremonia religiosa el antiguo rito pagano de la fiesta de la fertilidad (las Lupercalias), que celebraban en honor del dios Luperco y que, como no quiso ofrecer sacrificios a los dioses, fue decapitado un 14 de febrero del año 273. Si estas fechas fueran ciertas, murió con noventa y ocho años de edad. Y termina contando que su cuerpo fue trasladado a Terni y sepultado “in suburbano… non longe ab eadem civitate”, o sea, a las sesenta y tres millas de la Vía Flaminia.

San Beda el Venerable incluyó su fiesta en su Martirologio y también lo hicieron Adón y Usuardo en los suyos; siendo finalmente incluido también en el Martirologio Romano, siempre el día 14 de febrero. Esto es todo lo que se sabe de él y nada es rigurosamente cierto, ya que la passio es una leyenda y además es tardía. La propia Iglesia Católica, con la intención de eliminar del santoral a los santos legendarios, en el año 1969 anuló su festividad, pero aún así, es venerado a nivel local en numerosas ciudades y pueblos. También es venerado en las Iglesias de Oriente. La Universidad Pontificia Antonianum publicó en el año 1966, el volumen XLI y en sus páginas 260-277 pone en entredicho si este San Valentín era de Roma o era de Terni, porque hay que recordar que “parece” que existió un Valentín sacerdote mártir de Roma, cuya festividad también es puesta en este día por parte del Martirologio Romano, o sea, que el problema no está resuelto.

Vista del sepulcro del Santo en Terni (Italia).

Pero dicho todo esto, vamos al tema que vosotros planteáis. La fama de San Valentín se debe a otra leyenda medieval nacida en los países anglosajones, según la cual él regalaba una flor a todos los jóvenes que lo visitaban. Entre dos de estos jóvenes nació el amor, se casaron y fueron tan felices que otras muchas parejas siguieron su ejemplo, hasta tal punto, que el santo se dedicaba un día cada año a bendecir uniones matrimoniales. Como podrá deducirse, esto es una leyenda muy burda. Quizás esté basada en lo que dice la passio sobre el matrimonio entre Sabino y Serapia o en que sustituyó el rito pagano de las “lupercalias” por el sacramento del matrimonio, pero se comprenderá que esto es rizar el rizo.

En el año 1605 su cuerpo fue llevado a la catedral de Terni, siendo consagrada dicha basílica con ocasión de este traslado, siendo proclamado patrono de la ciudad treinta y nueve años más tarde. La basílica con el tiempo se fue deteriorando y fue restaurada parcialmente entre los años 1924 y 1927. Es una basílica de una sola nave con capillas en los muros laterales. El cuerpo del Santo está en una urna bajo el altar principal de la basílica, urna de la que mostramos una foto en este pequeño artículo. Actualmente la fiesta de San Valentín está completamente comercializada; sólo es un negocio.

Antonio Barrero

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es