Virgen al Pie de la Cruz de Puçol

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Imagen original de la Virgen al Pie de la Cruz. Puçol, Valencia (España).

Imagen original de la Virgen al Pie de la Cruz. Puçol, Valencia (España).

Es en la mañana del último domingo de agosto, cuando los devotos puzolenses emprenden una gran romería desde la parroquia de Puçol hasta la montaña del lugar conocido como Cabeçol, en la que participan más de dos mil personas. Allí se imponen las pañoletas y las medallas de la Virgen a todos los bautizados en el último año, aunque muchos bautismos de niños de la localidad se hacen en ese día, como una señal para demostrar que pertenecen a la hermandad de la Virgen. A continuación, se celebra una ceremonia religiosa oficiada por el sacerdote de Puçol.

preguntasantoral_anticopia_articulo20150805

Y es éste el lugar de peregrinación, pues nos remontamos a un 6 de septiembre de 1570 cuando un ermitaño de Puçol, llamado Pedro Muñoz, encontró un relieve en yeso que contenía una imagen de la Virgen.  Resulta que, en las inmediaciones del convento cartujo de Valldecrist de Altura, se levantaba una ermita dedicada a San Julián (de la que apenas quedan restos), en la que estuvo como ermitaño el tal Pedro Jerónimo Muñoz, al que se tenía por persona de grandes virtudes. Éste había sido dirigido en su juventud por el Beato franciscano Nicolás Factor, hasta que decidió retirarse a la citada ermita en 1590, donde adoctrinaría a los vecinos de la comarca del Palancia con el beneplácito de los religiosos. Éstos llegaron a testificar acerca de la excelencia de sus virtudes, de su devoción al Santísimo Sacramento, a San Vicente Ferrer y a su hermano Bonifacio Ferrer, así como de la veracidad acerca de las muchas curaciones y otros sucesos milagrosos que se le atribuían.

Grabado de la imagen.

Grabado de la imagen.

Fue entonces, desde su retiro de San Julián, cuando observó cómo caían cinco estrellas sobre un montecillo próximo a El Puig. Cuando comunicó el ermitaño la visión a su cordial amigo, el venerable Fray Pedro Nicolás Factor, religioso franciscano que entonces era guardián del convento de la Vall de Jesús de la Santa Recolección, ambos intuyeron que debía tratarse de un prodigio, pues allí comenzaron a cavar, con la esperanza de encontrar el misterio tan ansiado.

Como se había hecho de noche, resolvieron retirarse, pero dos labradores, que estaban sobre aviso de la búsqueda, continuaron cavando y se encontraron un relieve en yeso con la imagen de la conocida como Virgen al Pie de la Cruz enmarcado en un cuadro, y lo llevaron a su casa, con intención de apropiárselo. Como al día siguiente Pedro Muñoz vio que el hueco en la tierra era mayor que el que él había dejado, fue cuando tuvo la determinación inspiradora de acudir, con el patriarca San Juan de Ribera, a casa de los dos labradores para recuperar la imagen santa y llevarla consigo.

Sin embargo, como consecuencia de un incendio posterior en su vivienda, el entonces arzobispo de Valencia, el Patriarca Juan de Ribera, le rogó que lo depositara en la primitiva iglesia de Puçol. De ella pasó, el 28 de octubre del año 1607, a la actual Parroquia de los Santos Juanes y, con el tiempo, esa imagen se ha convertido en la patrona  de Puçol. Todavía hoy el reverso del cuadro aparece calcinado como consecuencia de aquel fuego. En el año 1925 fue nombrada patrona canónica de Puçol, siendo clavarios todos los sacerdotes hijos del pueblo. Recibió aquel acto el nombre de “fiesta de los capellanes”.

Otro grabado de la venerada patrona de Puçol, Valencia (España).

Otro grabado de la venerada patrona de Puçol, Valencia (España).

Tal es la devoción que le tiene el pueblo, que en la conocida como Casa Social tenemos un relieve con un bello azulejo que la representa. Esta advocación servita tiene además un convento en Sagunto y tuvo uno en Valencia, de cuyo rastro sólo nos queda el nombre de una calle. De origen no menos antiguo, encontramos la antigua ermita de Nuestra Señora al Pie de la Cruz, que se encuentra en la entrada de la urbanización Monte Picayo.

La ermita primitiva fue levantada en los siglos XV o XVI por los padres franciscanos del que fue Convento de la Vall de Jesús y que se hallaba en las proximidades del lugar de su hallazgo. Ésta fue reconstruida en el año 1959, dándole el aspecto actual el matrimonio Alicia Cerezo y Jesús Gómez, momento a partir del cual fue dedicada a Santa Alicia.

Salvador Raga

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es