Nuestra Señora de la Cinta, patrona de Huelva

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista completa de la imagen de la Virgen de la Cinta, patrona de Huelva (España).

Vista completa de la imagen de la Virgen de la Cinta, patrona de Huelva (España).

Huelva
La ciudad de Huelva es la capital de una Provincia del mismo nombre en la comunidad Autónoma de Andalucía, la más occidental de España. Tiene rango de capital desde 1833 y su nombramiento de ciudad data desde 1876. El crecimiento económico de la zona está ligada a la industria química con sus áreas relacionadas con la petroquímica, la metalurgia del cobre, la producción de la celulosa y centrales térmicas, lo que en opiniones de unos ha logrado el desarrollo urbano pero ha causado el deterioro ambiental en opiniones de otros. El sector pesquero tiene considerable importancia pues esta ciudad tiene salida al mar. Huelva se localiza en una confluencia de dos ríos, el tinto y el Odiel. Se ubica al sur oeste de España.

Esta ciudad también es sede de un obispado, el Obispado de Huelva erigido en 1953, que es sufragáneo del Arzobispado de Sevilla; la Catedral está dedicada a Nuestra Señora de la Merced. Entre los Santos y Beatos inscritos en el calendario local, se puede mencionar a San Walabonso y Santa María, martirizados en Córdoba, al Beato Vicente de San José, religioso franciscano, también martirizado en Japón y al Beato Manuel Gómez Contioso, SDB, martirizado en Málaga durante la Guerra Civil Española.

Dentro de sus edificios religiosos vale la pena referir el Monasterio de Santa María de la Rábida, relacionado con el navegante Cristóbal Colon y el Santuario de Nuestra Señora del Rocio en Almonte, centro de peregrinaciones más importante de Andalucía. Esta ciudad tiene una ermita santuario, ubicado en una localidad llamada el conquero y es la sede de la Patrona de la ciudad: Nuestra Señora de la Cinta.

Pintura de la Virgen el el retablo del altar mayor. Huelva, España.

Pintura de la Virgen el el retablo del altar mayor. Huelva, España.

Historia
La Advocación de Nuestra Señora de la Cinta debe su nombre a un evento referido por una leyenda. Según esta, un hombre llamado Juan Antonio que era zapatero iba de camino a su casa cuando sintió un fuerte dolor en el costado, invocado entonces a Nuestra Señora de la Natividad para que lo aliviara. Cayó al suelo y divisó un cinto en el suelo mismo que levantó y que luego se sujetó al cuerpo con lo que recuperó la salud. Continuó su camino a su hogar, donde al llegar refirió lo ocurrido a su esposa y a un amigo llamado Pedro que era pintor. Como acción de gracias hizo construir una capilla en el lugar donde se alivió, en la que su amigo pintó en un muro la imagen de Nuestra Señora sentada y abrazando al Niño Jesús, que aunque estaba desnudo, llevaba zapatos en recuerdo de los que el zapatero regalaba cada Navidad a los niños y quien en sus manos portaba la cinta que le devolvió la salud; la Santísima Virgen tiene la granada que en la mano izquierda y ésta representa todas las virtudes y gracias con que Dios dotó a la Madre de Cristo.

Esta Pintura que según la leyenda se pintó hacia el fin del Siglo IV, recibió culto frecuente en este lugar hasta la invasión árabe en España, por lo que la imagen tuvo que ser escondida al ser derrumbada la ermita, dejando solo el muro donde estaba pintada y construyéndose frente a ella una pared falsa para protegerla, quedando oculta ente los escombros y la maleza. Hacia el año de 1400 un pastor que cuidaba ganado vacuno, enfrentó a un toro que puso en peligro su vida, por lo que tuvo que trepar una loma llena de malezas para salvarse, por lo que se derrumbó una parte de la pared construida, dejando entrever la pintura. El pastor fue a avisar a las autoridades sobre su repentino hallazgo, las cuales al llegar al lugar, vieron con sorpresa que el toro estaba arrodillado frente a la imagen.

Retablo de la Virgen de la Cinta, Huelva (España).

Retablo de la Virgen de la Cinta, Huelva (España).

La obra es un fresco con repintes de temple al huevo con pan de oro, como se puede observar en su manto tachonado de estrellas y otros detalles también. Esta pintura, es la que inspiró la imagen procesional y que se encuentra en la capilla del lado derecho, misma que es conocida también como “La Virgen Chiquita”.

La escultura procesional está esculpida en madera y es de media talla, en su brazo derecho sostiene al Niño Jesús quien con sus manos sujeta una cinta dorada, en tanto que su Madre, en su mano izquierda porta una granada. Esta imagen es obra de Benito Hita del Castillo y data del año de 1760. Mide 51 cm. de altura. Tiene un resplandor áureo de excelente orfebrería que le circunda y tanto como la Madre como su Hijo portan coronas imperiales de muy buena factura. La Virgen de la Cinta, además de ser la Patrona de Huelva, ostenta el nombramiento de Alcaldesa Perpetua.

Detalle de la imagen, nótese los pies calzados del Niño. Huelva, España.

Detalle de la imagen, nótese los pies calzados del Niño. Huelva, España.

Santuario
La Ermita Santuario está construido en un lugar relacionado con otra bella leyenda: se dice que un cristiano onubense que era marino fue encarcelado en Berberia por los musulmanes. Sufriendo las penalidades de su prisión se encomendó a Nuestra Señora de la Cinta, quien se apareció al hombre para darle consuelo; un moro que era su carcelero vio esta aparición y le preguntó a su prisionero que quién era esa mujer con la que platicaba, respondiéndole el otro que era la Virgen de la Cinta que le habría de librar. El moro mandó hacer un arca donde introdujo al marinero, luego tomó un gallo al que le cortó la cabeza y le dijo que cuando el ave cantara, obtendría su libertad. Luego puso dos lozas de mármol encima y se recostó sobre ellas. Entonces y de pronto, se vieron en Huelva y el carcelero, lleno de confusión escucho las palabras del marinero: “¿No te dije que esta Señora es Poderosa? Luego liberó a su prisionero para que fuera dar cuenta del hecho a las autoridades civiles y eclesiásticas, las cuales, cuando llegaron al lugar encontraron al moro de rodillas ante la Virgen. Posteriormente el musulmán se convirtió al cristianismo siendo su padrino su anterior cautivo. Ambos vivieron el resto de sus vidas sirviendo a Nuestra Señora en su Santuario.

Se dice que Cristóbal Colon tuvo serias dificultades en uno de sus viajes de regreso y que prometió a la Virgen peregrinar a ese Santuario en pura camisa, lo que hizo al constatar la respuesta favorable a sus plegarias. Pero no solo el almirante genovés estuvo en este lugar, al ser un paso obligado para ir al nuevo mundo, por este lugar estuvieron marinos, navegantes, colonizadores y muchos más que emigraron a América.

Esta iglesia, de estilo gótico-mudéjar data del siglo XV, ha conocido transformaciones con el paso de los siglos; cuando se construyó estaba alejada del área urbanizada, pero como la mancha urbana ha crecido, ahora se encuentra dentro de la ciudad, en un barrio llamado de la Orden. Su interior es rectangular y de tres naves. El retablo del Altar Mayor es de madera policromada, en cuyo centro se ubica la histórica imagen flanqueada por las imágenes de San Roque y San Sebastián. Este lugar es visitado a lo largo del año por los onubenses para presentar a la Virgen Madre todas sus penas, angustias y necesidades y donde reciben a cambio, la paz, la mitigación de sus dolores y las respuestas a sus inquietudes. Por su valor histórico para esta comunidad y por contener muchos tesoros artísticos, el santuario fue inscrito en 1993 en el Catálogo General del Patrimonio Artístico de Andalucía.

Detalle de la imagen. Fotografía: Rafael Correa.

Detalle de la imagen. Fotografía: Rafael Correa.

Fiesta
Desde 1759 la festividad de Nuestra Señora de la Cinta se celebra el 8 de septiembre, fiesta litúrgica de la Natividad de la Santísima Virgen María. A finales de agosto es llevada de su santuario a la Catedral de Huelva, donde se le celebra un solemne novenario. La tarde del día 7 la imagen es colocada en un templete argénteo y paseada sobre andas por las principales calles de la urbe. La tarde del 8 de septiembre, la imagen es devuelta a su santuario acompañada por una multitud en una emotiva romería.

Humberto

Bibliografía:
– VVAA, El Libro de la Virgen, EDICEL Centro Bíblico Católico, Madrid, 1995, pp. 341-344.

Enlaces consultados (01/10/2014):
– es.wikipedia.org/wiki/Santuario_de_Nuestra_Se%C3%B1ora_de_La_Cinta
– es.wikipedia.org/wiki/Di%C3%B3cesis_de_Huelva

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es