La Virgen de la Estrella de Gilet

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Detalle de la Virgen de la Estrella, patrona de Gilet, Valencia (España).

Detalle de la Virgen de la Estrella, patrona de Gilet, Valencia (España).

Una de las imágenes más veneradas de la comarca valenciana del Camp de Morvedre es la Virgen de la Estrella de Gilet, icono mariano pintado sobre lienzo. Y es que un 25 de octubre de 1820, reinando en España el Borbón Fernando VII, se publicó en su gobierno un decreto por el que se suprimieron en España todos los conventos de órdenes monacales, incautándose de sus bienes el Estado. Como consecuencia de esto, fueron exclaustrados los padres cartujos del convento de Val de Cristo, situado en las cercanías de la ciudad de Segorbe, perdiendo así el cenobio todos sus bienes. A finales del año 1820 parte de los muebles de aquel convento, entre ellos imágenes, cuadros y pinturas, fueron transportados a la ciudad de Valencia para ser enajenados por el listado de pública almoneda.

Al llegar al pueblo de Gilet, los carreteros con los muebles citados se detuvieron en la posada de José Alabadí Pérez, hoy denominada “de la Estrella”, y que estaba situada en la plaza Mayor. Su posadera se llamaba Josefa, contaba con 64 años de edad, era natural de Petrés y era persona piadosa, a juzgar de los que la conocían. Deseando poseer un crucifijo, lo solicitó a los carreteros, quienes, tratando de complacerla, lo buscaron entre las muchas imágenes que llevaban. Al no encontrarlo, le ofrecieron una imagen de la Madre de Dios que siempre les venía a las manos al buscar cualquier objeto entre los muchos que llevaban. Era la Santísima Virgen de la Estrella. La posadera aceptó de buen grado el lienzo sagrado y lo colocó en el lugar más visible y preferente de su casa, momento en el cual comenzó a ser venerado.

Pocos meses después de la llegada de la imagen al pueblo de Gilet, se hospedaría en el mesón de la plaza Mayor un canónigo de la catedral de Zaragoza, don Cayetano Miguel Manchón. Al fijarse y contemplar el cuadro de la Virgen de la Estrella, quiso adquirirlo; y para ello ofreció una suma considerable de dinero, que la posadera rehusó reiteradamente. Como los intentos de compra por el canónigo fracasaron, intentó persuadir a la mesonera para que lo cediera al templo parroquial y pudiera así recibir en él pública veneración. Fue entonces cuando Josefa comunicó lo ocurrido al párroco de la población, don Melchor Sebastián, y convinieron los dos en trasladar a la iglesia la sagrada imagen, hecho que tuvo lugar en el año 1821. Ésta sería colocada en la pilastra de la parte del Evangelio junto al presbiterio.

Lienzo de la patrona colocada en el anda procesional. Gilet, Valencia (España).

Lienzo de la patrona colocada en el anda procesional. Gilet, Valencia (España).

Tan rápida fue la propagación del culto y veneración a la Virgen de la Estrella en el pueblo de Gilet, que ya en el 26 de diciembre de 1822 se sabe de la primera función religiosa celebrada por toda la población en honor de ésta y que, por aclamación general, fue declarada celestial patrona de todos los giletenses. La misma devoción profesó el virtuoso franciscano exclaustrado, P. José Melchor, que vino a Gilet a pasar el resto de sus días y de quien partió la iniciativa de la adquisición de un hermoso relicario de escultura y talla dorado en que se colocó la imagen el año 1841. En este mismo año se destinó como altar de la Patrona el último de la parte de la Epístola, junto al presbiterio y púlpito, en que hasta nuestros días se ha venerado.

Desde esta época, al día siguiente de la fiesta, en que se celebra al Arcángel San Miguel, se ha dedicado a la Patrona una solemne función religiosa que, de día en día, iba revistiendo mayor esplendor. Así los años fueron transcurriendo, hasta que el 1865 los hijos de Gilet residentes en Valencia, con motivo de haberse librado de los estragos del cólera morbo, dedicaron en acción de gracias a su protectora la Virgen de la Estrella una fiesta solemne, que hasta la actualidad se ha venido celebrando todos los años.

Ya en el año 1896 se construyó un rico templete-trono a la Virgen para sacarla en procesión día de las fiestas. En el año 1921 se celebró el primer centenario de la venida de la Imagen, y con este motivo se estucó la iglesia y se colocó la barandilla de la cornisa. A partir del 16 de febrero de 1936, comenzó a producirse la quema indiscriminada de templos religiosos y Salvador Alpuente Alegre, como custodio de la Santísima Virgen, colocó el lienzo dentro de una caja y ésta en un saco, para depositarlo en la casa del canónigo Gimeno. Así que, al estallar el movimiento, la imagen se encontraba fuera del templo. Cuando los asaltantes preguntaron por ella se les dijo que la imagen de la Patrona se encontraba en Valencia para ser reparada y ahí, afortunadamente, terminaron sus pesquisas. En el año 1943, con el impulso del párroco Silvestre Orón y la aportación de todos los vecinos, se construyó el trono templete que hoy sostiene el precioso cuadro.

Cerámica conmemorativa en Gilet, Valencia (España).

Cerámica conmemorativa en Gilet, Valencia (España).

Por último, respecto al autor del lienzo, podemos decir que se llamó José Giménez Donoso, que era natural de Consuegra (Toledo), y que vivió en el siglo XVII, habiendo estudiado en Roma y trabajado en la corte española.

Salvador

Enlace consultado (02/08/2014):
– www.virgendelaestrella.es

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es