Nuestra Señora de los Remedios de Cholula, Puebla

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la imagen de Nuestra Señora de los Remedios de Cholula. Fotografía de Jhon O'Leary.

Vista de la imagen de Nuestra Señora de los Remedios de Cholula. Fotografía de Jhon O’Leary.

Estimados lectores, desde hace tiempo deseaba hacer este articulo sobre la patrona de mi región, pues he hablado de otras imágenes célebres que hay en ella como muestra del fervor que este pueblo tiene a la Madre del Redentor, (ver Nuestra Señora de Tzocuilac y Nuestra Señora de la Encarnación del Divino Verbo). Espero que les guste.

Cholula, centro ceremonial
Al ser la milenaria ciudad de Cholula, el centro ceremonial por excelencia del mundo prehispánico, la Ciudad Sagrada, representada por su gran pirámide llamada Tlachihualtepetl, (en náhuatl “Cerro hecho a mano”), venía a ser el símbolo de la identidad de una gran diversidad de etnias y culturas tan distantes y tan disímbolas que abarcaban gran parte del mundo mesoamericano; identidad que se vio cruelmente aniquilada con la Matanza dirigida por los conquistadores españoles en aquel octubre de 1519, en su avance a la imperial ciudad de México-Tenochtitlán. El conquistador Cortés dice de la ciudad en sus Cartas de Relación que “tenia tantas torres como las tiene Valladolid”.

Una vez consumada la conquista militar de lo que fuera el imperio mexica y otros señoríos independientes, se iniciaría la conquista espiritual de sus habitantes que practicaban el politeísmo; y ¿qué mejor manera de significarla que levantando templos cristianos sobre las ruinas de los adoratorios prehispánicos? Uno de los mayores ejemplos de esto y el más visible de todos, es el culto y templo de Nuestra Señora de los Remedios, desplantada sobre la pirámide más grande de México y la de mayor volumen en el mundo.

Se afirmó entre los conquistadores que la ciudad tenía templos como días tiene el año, basándose en la idea de que los religiosos, junto con los conquistadores, construyeron sobre las ruinas indígenas un templo cristiano, surge el mito de la Cholula y las 365 iglesias. Aunque es verdad, no hay en el mundo un lugar donde haya más iglesias por kilometro cuadrado, a excepción de Roma.

El cerro hecho a mano, lugar de culto
Cholula fue desde los tiempos precortesianos un importante centro cultural, religioso y comercial. Los toltecas introdujeron el culto a Quetzalcóatl como deidad tutelar de la ciudad, pues al poco tiempo acudían peregrinos de todas partes de Mesoamérica a visitar los templos y llevar a cabo distintas ceremonias, como la confirmación de los gobernantes de diferentes lugares al iniciar sus funciones. A la gran pirámide dedicada a Chiconquiahuitl o “Señor 9 lluvia”, Motolinía la comparaba a la gran Babel de la que habla la Biblia por su grandes dimensiones, el religioso cuenta, junto con la Historia Tolteca Chichimeca, que ante la soberbia de los constructores al mando de un gigante llamado Xelhua, que tal edificio llegara a las nubes pero tal insolencia disgustó a los dioses y en castigo enviaron una gran piedra en forma de sapo a derribar lo construido. Por lo mismo, en la Historia tolteca chichimeca se representara a la ciudad con el Tlachihualtepetl con un sapo, y fluyendo desde las profundidades del cerro, torrentes de flores como alusión a la montaña cósmica de los mantenimientos o dadores de la vida. Será el mismo Motolinía el primero en nombrar a Cholula “la Otra Roma” por la cantidad de templos que había en tiempos prehispánicos, de esta manera, con el tiempo, se fue construyendo en la imaginación colectiva como un centro religioso y de peregrinación por excelencia como lo tuviera Roma para los católicos o la Meca para los musulmanes.

Placa del Tercen Centenario de la Dedicación del Santuario, Sotocoro del Convento Franciscano de San Gabriel, San Pedro Cholula (México).

Placa del Tercen Centenario de la Dedicación del Santuario, Sotocoro del Convento Franciscano de San Gabriel, San Pedro Cholula (México).

Con la llegada de los franciscanos en 1524, se levanta un modesto convento llevando como titular al arcángel San Gabriel, pero aún no hay noticias del culto a la imagen de la Virgen Remediadora. Motolinía en sus Memoriales menciona que los frailes del Convento, intentaron poner varias veces en el teocali sobre la gran pirámide, una Cruz para santificar el lugar, sin obtener éxito ya que los relámpagos de las tormentas las destruían, pero una vez cavando en dicho lugar los religiosos encontraron varias piezas relacionadas con el culto indígena, así pues, se procedió a consagrar el área y colocaron una campana bendita, se dice que desde ese momento se alejaron las tormentas eléctricas. Es posible que los franciscanos también dejaran la imagen de la Santísima Virgen en el teocali para sustituir el culto pagano a las deidades de la lluvia con el culto mariano, desde ahí la advocación de la Virgen estará relacionada con la lluvia, sin embargo, solamente es una suposición.

El Corregidor Gabriel de Rojas nos cuenta en su Relación de Cholula que para 1581, en la cima del Tlachihualtepetl no había santuario, tan solo una cruz. El investigador Francisco de la Maza menciona que el Santuario de la Virgen se construyó en 1594, pero no nos dice la fuente, es posible que este dato lo haya tomado de la placa que existe en el sotocoro del Convento de San Gabriel, colocado en 1894 con motivo del Tercer Centenario de la dedicación del Santuario.

El culto a la Virgen de los Remedios en la cima del Tlachihualtepetl
Será Fray Juan de Torquemada, en su Monarquía Indiana, el primer cronista que menciona el culto a la Virgen de los Remedios de Cholula. Considerando que la obra de Torquemada fue escrita entre 1592 y 1613, es probable que durante ese lapso de tiempo se construyera el santuario y fuera creciendo a la Virgen dirigido principalmente a la población indígena. Torquemada nos dice: “En este lugar pusieron los religiosos de San Francisco, que son los que desde sus inicios han adoctrinado e industriado en la fe y ahora les administran los sacramentos y doctrina cristiana, una cruz, luego que entraron en él, hasta que edificaron en el mismo lugar una ermita de la vocación de Nuestra Señora de los Remedios, que es ahora de mucha devoción y se va a decir misa a ellos todos los sábados.”

Con la llegada del Beato Juan de Palafox y Mendoza como obispo de Puebla, la secularización de las parroquias a cargo de los frailes de órdenes mendicantes en 1640, el templo mariano pasó a depender de la Parroquia de San Pedro Cholula atendido por sacerdotes diocesanos. Se cree que él impulsó la Fiesta de Labradores para hacendados españoles ya que la población indígena había descendido drásticamente para la segunda mitad del siglo XVII y se habían avecindado españoles y criollos que tenían obrajes y haciendas en el valle. Después se añadió a la celebración la participación de la población superviviente indígena, mestiza y mulata lo que se llamo fiesta de pobres.

Exvoto novohispano a la Virgen de los Remedios, Museo Regional INAH, Cdad. de Puebla, Puebla (México).

Exvoto novohispano a la Virgen de los Remedios, Museo Regional INAH, Cdad. de Puebla, Puebla (México).

Su culto creció considerablemente en la región, de tal manera que era invocada en las calamidades públicas, por lo que nacieron las bajadas a diferentes puntos del Valle de Cholula, también los fieles no se sintieron defraudados al invocar la ayuda de María en esta efigie, ya que existen exvotos confirmando tal culto.

Por su ubicación, el Santuario mariano ha sido grandemente golpeado a causa de los movimientos telúricos, como el de 1864, resultando seriamente afectado y fue necesario reconstruirlo totalmente, tomando la forma que permanece hasta nuestros días, gracias a los fieles y devotos de la Santa Señora alrededor de su santuario. La imagen fue llevada a la Parroquia de San Pedro Cholula para ser entronizada a su nuevo templo en 1874. Es posible que el gobierno de aquel tiempo contribuyera a la reconstrucción, pues se cuenta que el padrino de la bendición del Santuario fue el mismo Gobernador del Estado, Don Ignacio Romero Vargas. Para 1885 se construye la casa adjunta para el capellán a cargo del presbítero don Joaquín Cruz Martínez.

Mientras, el convento de San Gabriel fue elevado como Colegio de Propaganda Fide con la advocación de la Inmaculada Concepción en 1860, siendo ayudado en su erección y fundación por los frailes del Colegio de Guadalupe de Zacatecas, siendo Obispo Angelopolitano don Antonio Pelagio y Labastida. Es por tal motivo que la Mitra de Puebla, a la muerte de Dn. Joaquín Cruz, se les confía el cuidado de la imagen y su santuario. La Virgen que fue entregada por manos franciscanas, de nuevo regresaba a ellas, aunque se desconoce la fecha de tal hecho, se sabe que fue durante el episcopado de Don Francisco Melitón y Vargas que gobernó la diócesis entre 1888 y 1896, sólo se tiene la certeza de una ratificación de tal cuidado del templo a los franciscanos en 1919 por el Arzobispo Enrique Sánchez y Paredes.

Imagen antes de su restauración. Fotografía de Jhon O'Leary.

Imagen antes de su restauración. Fotografía de Jhon O’Leary.

Entre los visitantes ilustres que ha tenido el santuario tenemos a Alexander Von Humboldt, que midió la gran pirámide, o Maximiliano y Carlota de Habsburgo, efímeros emperadores de México en su arribo a la Ciudad de México. Una anécdota durante esta época: mientras se libraba la famosa Batalla del 5 de Mayo de 1862 en cercana ciudad de Puebla, donde se jugaba los destinos de la patria, los habitantes de Cholula celebraban con alegría y júbilo las Fiestas de Labradores y Pobres en medio de música y cohetes. El pueblo cholulteca, tan fiel a María, aún en un momento tan crítico, prefirió celebrarla para ganar la patria eterna, que ir a luchar por una patria terrena. Para inicios de 1910, al pie del Santuario Mariano, se construyó el Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Guadalupe, a cargo de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; San Benito Menni, tan devoto de María, que era el restaurador de la mencionada Orden, visitó la nueva casa y es de suponer que le hiciera visitas durante su estancia a la Santísima Virgen, quién mejor que Ella para confiarle la protección de esta casa hospitalaria que estaba detrás de su Santuario.

Ni las convulsiones políticas que atravesó el país o la Persecución a la Iglesia por los gobiernos “revolucionarios” disminuyeron la veneración de los habitantes por su Virgen, al contrario, aumentaron con mayor razón la confianza en su protección. Es así que el mismo grabador Jesús Posadas publica cierto milagro ocurrido a un tal Romualdo Quiñones, y ocurrido en Sonora; este individuo natural de Cholula se le acusó de un robo del que era inocente y fue condenado a la pena capital. En el momento de la ejecución invocó a la Virgen Remediadora, de la que era devoto desde su niñez, se oyeron los disparos y los soldados se retiraron pensando que el condenado había pasado a mejor vida. Pero éste, al poco rato, se levantó como si despertara de un sueño sin rastro de sangre, en seguida dio gracias a su benefactora. El relato resulta muy edificante, poco creíble, al igual de la existencia del Romualdo, pero contribuyó para que al invocar a la Madre de Cristo pasara lo que pasara siempre habría “remedio”.

El 28 de Agosto de 1973, vuelve a temblar en la zona y el templo resulta de nuevo afectado, esta vez los hijos de la Parroquia de San Andrés Cholula se organizaron para reparar los daños, acabándose los trabajos dos años después.

En noviembre de 1994, la ciudad de Cholula se volcó en fiesta para celebrar el Cuarto Centenario de la dedicación del Santuario de los Remedios siendo el Barrio de Sta. María Xixitla que tenía el cargo de la Mayordomía del Circular de los Remedios [1].

El 16 de junio de 1999, Cholula otra vez es golpeada por un sismo, de los más fuertes de los que se tenga memoria, y muchos de los inmuebles religiosos fueron severamente afectados, entre ellos el Santuario de los Remedios. La imagen de la Virgen fue trasladada al convento de San Gabriel mientras se hacían los trabajos de reconstrucción. Gracias al esfuerzo de los fieles y al Gobierno estatal, la imagen de Nuestra Señora de los Remedios fue devuelta a su yemplo en medio del júbilo de sus devotos el día 15 de agosto de 2003.

Imagen completa tal como se venera en su Santuario, Fotografía de Jhon O'Leary.

Imagen completa tal como se venera en su Santuario, Fotografía de Jhon O’Leary.

La imagen de la Virgen
En realidad no se tiene certeza de la procedencia de la efigie mariana. Por sus reducidas dimensiones, se sabe que se trata de una imagen de una pieza realizada para el culto doméstico, usada en los altares de las casa o de los conventos. Sus características técnicas y estilísticas sugieren que se trata de una talla posiblemente española o novohispana, manufacturada entre 1590 y 1620, es una pieza de taller de producción seriada. Tiene elementos formales arcaizantes que siguen la tradición de la figura tardo-medieval, como por ejemplo el reducido movimiento, expresión de ligera dulzura, contraposto, pliegos en el manto que cae sobre el brazo. Lleva el cabello suelto y dos rizos caen al frente. Representa a la Virgen María en su advocación de la Inmaculada Concepción inspirada en los modelos de la Tota Pulchra de principios del siglo XVI y privilegio mariano tan difundido, exaltado y defendido por la Orden Seráfica.

A través de los años, los datos históricos se han mezclado con leyendas y creencias populares. Estos relatos son de gran valor, porque son lo que le dan significado y continuidad al culto de la Virgen del “cerrito”, como cariñosamente la nombran en Cholula. La referencia legendaria más antigua sobre el origen de la imagen la encontraremos en una glosa del Códice Cholula, probablemente realizado poco antes de 1640. La traducción en náhuatl de lo que es legible, dado su estado de conservación, es la siguiente:

Cuando con gran milagro…
Mostró… en Roma a nuestro amado padre
Fray Antonio… la limpia Virgen Santa María…
Le dijo servidor mío irás allá…
La Nueva España en la Indias y verás que está en pie un cerro
Ahí me establecerás, donde entrarán en un palacio…
… los recibiré, escucharé su llanto y…

Dentro de la tradición oral hay varias versiones sobre los orígenes de la escultura. En una versión se dice que Fray Martín de Valencia era dueño de la imagencita. Durante el viaje al Nuevo Mundo, en el barco el fraile oyó una voz que le decía: “Hazme un santuario en lo alto de un cerro hecho a mano“. El fraile atribuyó esas palabras a su imaginación y no pudo comprender el mensaje. Cuando llegó a Cholula, vio un cerro muy alto y le explicaron que estaba hecho de adobe, en ese momento entendió que allí era el sitio donde la Virgen quería que se le construyera su santuario.

En una segunda leyenda se dice que un fraile franciscano, un día que subió al Tlachihualtepetl, se cayó y se extravió; tiempo después se vieron unos destellos en el cerro, fueron los frailes a investigar de dónde provenían y hallaron la santa imagen.

Imagen restaurada, Fotografía de Jhon O'Leary.

Imagen restaurada, Fotografía de Jhon O’Leary.

Otra versión cuenta que un soldado español que venía con Cortés, traía en su cargamento la imagen que le había hecho varios milagros. El soldado se quedó en el convento de San Gabriel, donde enfermó y murió. Antes de morir heredó sus pertenencias a un fraile que lo cuidó durante la enfermedad. Un día, el fraile vio que una luz salía del cargamento del soldado, que estaba abandonado en un rincón del convento, al abrirlo encontró la imagen milagrosa. El rayo de luz se dirigía al cerro artificial, por ello entendió que había que construir el santuario en ese lugar.

Se desconoce quién y desde cuándo se le empezó a llamar a la imagen de los Remedios, quizás fue el mismo pueblo, debido a la gracias y milagros obtenidas al invocar a María en esta escultura, o quizás por relación con la Conquista y los conquistadores españoles.

La imagen usualmente se encuentra dentro de un nicho en el Altar Mayor de su Santuario, la piedad desde la época colonial la ha vestido y ha llenado de alhajas. Hoy la vemos vestida con manto ampón y cauda con corona de plata bañada en oro, aureola de plata y a sus pies una media luna del mismo metal. La Sacra Imagen se asienta en una base de plata que forma un trono de ángeles y nubes, que a su vez se posa en el globo terráqueo donde se enrosca la serpiente del Edén que emerge de una nube plateada, sostenida por dos ángeles. Es en el siglo XVIII cuando se le añade la figura del Niño Jesús, haciendo eco en el artículo del Avemaría: “Bendito sea el fruto de tu vientre”. Por tanto. aunque el pueblo devoto la llame “de los Remedios”, iconográficamente es un representación de María en su Inmaculada Concepción. La imagen de Niño Dios en una imagen de la Inmaculada fue una idea franciscana muy recurrente en el país, basta citar las imágenes de Zapopan o del Pueblito.

También, dado la pequeñez de la imagen mariana y los patrones estéticos con que es vestida, la hacen hermana de otra imágenes celebres, como la de Zapopan, San Juan de los Lagos o Juquila, esta idea resulta poética, pero sin ningún fundamento histórico.

La imagen, con el paso del tiempo, cayó en un deterioro, por lo que que con la ayuda de la Asociación Pro Cholula y los Mayordomos del Circular del santuario, el señor Adolfo Huerta y Ma. de los Ángeles Ramírez del Barrio de San Juan Texpolco, en junio del 2013, siendo los restauradores Elisa Ávila Rivera y Carlos Picazo. Con esta restauración se dio a conocer la belleza de la imagen, que por tanto tiempo se ha ocultado tras las ropas propias de las modas y costumbres devotas de la época novohispana.

El Santuario de la Virgen
Gracias a la altura en que fue edificada, tiene una espléndida vista, no sólo del Valle de Puebla hacia el oriente, sino de los cuatro puntos cardinales.

Vista del Santuario Mariano sobre la pirámide del Tlachihualtepetl. Cholula, México.

Vista del Santuario Mariano sobre la pirámide del Tlachihualtepetl. Cholula, México.

La Portada de la iglesia presenta un arco sencillo de medio punto, flanqueado por columnas clásicas de estilo corintio; complementa la fachada un entablamento muy moldurado y la ventana del coro flanqueada por pares de columnas y volutas, además de un frontón quebrado para rematar un gran florón. Al lado de esta portada hay dos torres espigadas, siendo sus basamentos lisos y dos cuerpos superiores ornamentados con columnas corintias en las esquinas, agrupada en chaflanes, lo que le da un espacio más barroco que neoclásico. El último cuerpo es más ligero, culminando en capulines coronados con cruces sobre esferas. Es notoria la cúpula peraltada y forrada de azulejos de talavera con linternilla adornada con las consabidas volutas. La planta es de cruz latina, el interior del templo esta ornamentado con vistosos altares de estilo neoclásico al igual que el resto de la decoración, con cúpula y bóvedas en toda su superficie para halagar a la Virgen. Los anexos con diversas funciones de que dispone el inmueble religioso cuentan con un portal de ingreso de doble arcada construidos en el siglo XIX, merece la pena también mencionar el Camarín de la Virgen atrás del altar mayor donde los fieles pueden venerar por detrás la figura de la Imagen de María y la Sacristía. En el inmueble se encuentran obras novohispanas como la Virgen de la Luz de José Joaquín Magón y dos escenas de la Vida de San Francisco de Isauro Cervantes. El inmueble ha servido como escenarios para filmes de la época de oro como “Enamorada” con María Félix y Pedro Armendáriz; y “Camino a Talpa” donde el Santuario y la Virgen sustituye al de la Virgen del Rosario de Talpa, dado algunas similitudes de ambas imágenes.

Las Fiestas a la Virgen del Cerrito
La preparación de los festejos a esta advocación mariana empieza desde el 2 de agosto, fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles, curiosamente una devoción ligada a la familia franciscana quienes están a cargo del Santuario. Desde esa fecha hasta el tercer domingo de septiembre habrá misas en honor de a la Virgen, acompañadas con música de viento y cohetes, estas serán donadas por los fieles o asociaciones que hay alrededor del Valle. En la noche del 31 de agosto las imágenes patronales de los 10 barrios de Cholula se reúnen en el Convento de San Gabriel y se inicia la “Procesión de los Faroles” que culminara en la explanada del Santuario para cantarle las mañanitas a la Virgen. El día primero de septiembre día de la Virgen de los Remedios es considerado una fiesta en la que se le dedica a la gente de afuera, y el 8, día de la Natividad de la Virgen, será el día mas festivo del Santuario considerado para los de la “casa”, pues ese día se hace el trueque en la feria que es una de las más importantes de la región. Incluso en relación a la fiesta de la Virgen tradicionalmente se come cecina, con rajas rojas, ensalada de nopales, queso de Chautla y los cuetlas o gusanos de maguey.

Festejos en la Parroquia de San Andrés Cholula tras la Bajada de la Virgen.

Festejos en la Parroquia de San Andrés Cholula tras la Bajada de la Virgen.

Otra de las fiestas en honor a María será la “fiesta de Labradores y Pobres” que se verifica el Domingo de la Santísima Trinidad, que como hemos dicho, quizá fue impulsada por el Beato Juan de Palafox y Mendoza. La imagen de la Virgen Remediadora baja de su Santuario a la Parroquia de San Pedro y al Convento de San Gabriel acompañada por las imágenes patronales de los barrios y pueblos dependientes de la parroquia junto a la participación de todos los gremios que hay en la ciudad.

Dado las calamidades públicas de pueblos de los alrededores del Santuario, se invocaba la ayuda de la Virgen y así surgieron las bajadas de su Imagen original. Con el tiempo fue sustituida por otras imágenes peregrinas. El fervor de tales pueblos hacia cuando algunas de estas es igual que si tuvieran a la imagen original, sobre todo en las recepciones y fiestas que le hacen en cada una de las comunidades. Como muestra, está la Parroquia de San Andrés Cholula durante las dos semanas que esta de visita, el templo se convierte en un jardín por la cantidad de flores con que es adornado el recinto en su honor, junto con las alfombras de aserrín. Lo mismo con la Comunidad de San Luis Tehuiloyocan que la recibe con grande arcos florales, o el pueblo de San Francisco Acatepec donde el la comunidad se queda prácticamente desierta cuando van por la Virgen o la devuelven a su Santuario.

Con todo esto, la imagen de María con el título de los Remedios ha sido para Cholula, un signo fuerte de identificación, cultura y fe a través del tiempo, que nace desde lo más profundo de una devoción sencilla y sincera, venerándola como Reina, invocándola como Virgen, y amándola como Madre. El católico cholulteca de ayer como el de hoy cantara con certeza siempre:

“Jamás, Oh Virgen Pura,
Jamás he de olvidarte.
Mi dicha y mi ventura
Será por siempre amarte.”

Tacho de Santa María

Bibliografía:
Guía Puebla-Atlixco-Cholula. Arquitectura Representativa, Semana del Patrimonio.
Secretaría de Cultura del Estado de Puebla /Gobierno del Estado de Puebla 2005-2011.
– FALLENA MONTAÑO, Denisse y MORALES, Francisco, Tríptico Virgen de los Remedios, Fe y devoción de los Cholultecas. Asociación Pro-Cholula/Fundación Omar Jiménez Espinoza. 2013.
Lecturas de Puebla Tomo III, Secretaria de Cultura del Estado de Puebla/Gobierno del Estado de Puebla. 1994.

Fuentes Orales:
– Humberto Quitl del Barrio de Santiago Mixquitla, San Pedro Cholula.
– Hermano Crescencio O. H de la Comunidad de Nuestra Señora de Guadalupe, Cholula, Pue.

Otras fuentes:
– Ciclo de Conferencias: “Imágenes Marianas en la Nueva España, Memoria y Permanencia”. Día 7 de Julio de 2011: “Una conquistadora, varias efigies”. Ponente: Mtra. Denise Fallena Montaño. Biblioteca Franciscana/UDLAP. Convento Franciscano de San Gabriel Arcángel, San Pedro Cholula, Puebla.
– Ciclo de Conferencias: La Virgen de los Remedios, Fe y devociones de los Cholultecas. Mes de septiembre de 2013. Ponentes: Denisse Fallena Montaño y Dr. Fr. Francisco Morales O.F.M. Casa del Puente, San Pedro Cholula, Puebla.


[1] Mayordomía del Circular. Sistemas de cargo socio-religioso más importante en los barrios de la Parroquia de San Pedro Cholula, y que “circula” cada año entre los diez barrios. Estas mayordomías son tres: Nuestra Señora de Guadalupe, San Pedro de Ánimas y el más importante, Nuestra Señora de los Remedios.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es