Virgen de Porta Coeli de la catedral de Valencia

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La imagen de la Virgen como se muestra cuando el retablo está abierto. Catedral de Valencia, España.

La imagen de la Virgen como se muestra cuando el retablo está abierto. Catedral de Valencia, España.

La Cartuja de Santa María de Porta Coeli es un monasterio cartujo situado en tierras de la “vall de Lullén”, en Serra. Fue fundada por un Obispo de Valencia llamado fray Andrés de Albalat en Septiembre de 1272 siendo, por tanto, la primera cartuja construida en el Reino de Valencia y la tercera de la Corona de Aragón. Los principios del monasterio fueron muy modestos ya que era una ermita pero, con el tiempo, llegó a ser uno de los cenobios más importantes pues por él pasaron reyes, papas, cardenales y militares. Bonifacio Ferrer, hermano de San Vicente Ferrer, fue prior de la cartuja llegando a ser superior de la orden.

En el año 1835 se inició la construcción en estilo gótico de la iglesia mayor y el resto de dependencias como los claustros renacentistas. Con la desamortización de 1835 la Cartuja fue exclaustrada y subastada igual que sus dominios pasando por distintas manos hasta que, en 1944, regresaron a ella los monjes cartujos desde la Cartuja de Miraflores. El conjunto arquitectónico contiene, además de cuatro claustros, un acueducto que trae hasta el edificio el agua de la Fuente de la Mina que fue canalizada hasta el monasterio para abastecerlo de agua potable. Los monjes de la Orden de San Bruno tienen prohibido por su regla todo contacto con el mundo exterior.

La iglesia actual es de estilo neoclásico aunque su origen fuera gótico. El retablo de su iglesia estuvo presidido por una preciosa imagen de la Virgen, obra de Vergara. Al decretarse la exclaustración desamortizadora, la imagen pasó al Museo de Bellas Artes. Actualmente, la imagen se venera en el altar mayor de la Catedral de Valencia pues en el año 1847 los canónigos la trajeron a la catedral y los cartujos actualmente tienen una copia. Y es que en el año 1867 se realizó un nuevo retablo para el altar mayor de la catedral de Valencia de cobre dorado. Realizado en un estilo neogótico poco afortunado, fue destruido en el asalto e incendio de la catedral el 21 de julio de 1936 en los inicios de la Guerra Civil Española.

Vista de la Cartuja de Porta Coeli, Serra (Valencia, España).

Vista de la Cartuja de Porta Coeli, Serra (Valencia, España).

El diseño del retablo fue del arquitecto Ramón María Ximénez Cros, el modelista Francini y el fundido y cincelado realizado por el platero Leandro García. En su centro se colocó la imagen conocida como la Virgen de Porta-Coeli, llamada así por haber sido tallada con destino a esta Cartuja, por Ignacio Vergara en el siglo XVIII. Desde 1874 esta imagen es la titular de la Capilla Mayor. La Virgen de Portacoeli (Puerta del Cielo) es obra realizada en 1775 por Ignacio Vergara en madera policromada. La Virgen se encuentra de pie, coronada, cubre su cabeza con un velo en señal de recato y se cubre con un manto azul. Lleva en sus brazos a Jesús Niño y ambos acarician la esfera del mundo con la cruz. A los pies de la Virgen dos ángeles, uno de ellos lleva una filacteria con un texto alusivo a la Cartuja de Portacoeli y el otro lleva un tallo de azucenas. Uno de los ángeles ha sido repuesto modernamente. 

preguntasantoral_anticopia_articulo20160121

Finalizada la Guerra Civil se optó por no realizar más retablos en el altar mayor y por ello se colocó en el interior del gran armario la imagen de la Virgen de Portacoeli, ya que era lo único que se salvó del asalto a la Catedral. Así la Virgen de Portacoeli se encuentra sobre un pequeño pedestal sobre un fondo de tela de color blanco.

Imagen de la Virgen con el retablo abierto. Catedral de Valencia, España.

Imagen de la Virgen con el retablo abierto. Catedral de Valencia, España.

Las grandes puertas que cierran el armario están fechadas entre 1506 y 1510, fueron pintadas al temple y óleo sobre tabla por Fernando Yañez de la Almedina y Fernando de los Llanos,  ocupan una superficie de 75 metros cuadrados y son tan notables, que Felipe II, al verlas, dijo refiriéndose al retablo, “es de plata, pero las puertas son de oro”.

Salvador Raga Navarro

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es