La Virgen del Olivar, patrona de Alaquàs

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Vista de la venerada imagen.

Vista de la venerada imagen.

Según una tradición mariana extendida a distintas imágenes de las tierras valencianas, la imagen de Nuestra Señora del Olivar, patrona de Alaquàs y cuya fiesta se celebra el 8 de septiembre, fue encontrada enterrada bajo una campana hacia el año 1300 por un labrador del pueblo mientras trabajaba sus tierras. La imagen fue trasladada a la parroquia de San Nicolás de Valencia, a cuyo clero pertenecía entonces el lugar de Alaquàs. A la mañana siguiente la imagen había desaparecido y vuelto al lugar donde fue encontrada. Llevada de nuevo a Valencia la imagen, volvió a regresar, por lo que se le construyó una ermita en el lugar de su descubrimiento. En 1954 fue declarada patrona canónica por Pío XII. Siguiendo los modelos de la época, la Virgen aparece sedente, mostrando algunos rasgos arcaizantes procedentes del románico como el hieratismo de su figura y la del Niño.

La Virgen del Olivar puede ser relacionada estilísticamente con una talla en madera policromada de la Virgen del Pòpul, procedente de la Asunción de Torrent, y que se conservó hasta el año 1936 en una capilla del trasagrario de este templo, estando actualmente en el Museo de la Catedral de Valencia en un perfecto estado de conservación. Por sus características podemos datarla a principios del siglo XIV. También se puede relacionar esta talla con las de la Virgen de la Salud de Algemesí, también desaparecida como la que nos ocupa en 1936, y con otra imagen procedente de San Juan del Hospital de Valencia, que actualmente se conserva en el museo catedralicio.

El templo de Nuestra Señora del Olivar, que alberga la imagen y que actualmente es parroquia, fue la ermita del antiguo Convento de Mínimos del que fue superior el Beato Gaspar Bono, personaje del que ya hicimos un artículo en su momento. La ermita primitiva data del siglo XIV, aderezada con importantes reformas en los siglos XVII y XVIII.

Iglesia parroquial de Alaquàs, Valencia (España).

Iglesia parroquial de Alaquàs, Valencia (España).

Aunque algunas fuentes remontan a unos años atrás la presencia de los mínimos en Alaquàs, la fundación documentada del convento mínimo en esta población puede situarse en abril de 1537. Fue entonces cuando Jaime García de Aguilar, señor de Alaquàs, firmó una concordia con la Orden para la construcción de un convento anexo a la preexistente iglesia de Santa María del Olivar, obligándose los religiosos a determinadas condiciones.

Algunos historiadores refieren a Julia, infanta de Nápoles hermana del Duque de Calabria, la intercesión para la fundación y ya en el Capítulo General de 1562 se recibió la petición de Gaspar de Aguilar pidiendo que el convento se hiciera Parroquia. Como hemos dicho, entre los moradores del convento estuvo como Corrector y también como Maestro de Novicios el Beato Gaspar de Bono. En 1833 fue establecida la Orden Tercera en este convento de Nuestra Señora del Olivar y que todavía hoy subsiste en la iglesia parroquial. Tras la exclaustración, el convento quedó abandonado y fue arruinándose hasta que en 1878 fue adquirido por las Religiosas Oblatas que lo repararon e instalaron allí el Asilo del Corazón de María.

Se trata éste de un templo amplio, con fachada neoclásica y campanario de dos cuerpos, estando el superior de ellos muy adornado y contando con reloj de pared. La puerta es rectangular, con pilastras adosadas y frontón sobre ella rematado de forma triangular. Destaca en la pared un vistoso y grande retablo cerámico alusivo al descubrimiento de la Virgen. El tejado es a doble vertiente, resaltando sobre él una cúpula de gran tamaño con linterna y cupulín. El interior es espacioso y tiene planta de cruz latina.

Tiene un coro a los pies apoyado sobre un arco ocupando todo el fondo, teniendo debajo una capilla dedicada a San Fermín. En los laterales se abren otras capillas de bastante profundidad: en la derecha se hallan la del Cristo de la Buena Muerte y el Sagrario, esta última bellamente decorada. Las capillas de la izquierda están dedicadas a la Virgen del Perpetuo Socorro, al Beato Gaspar Bono y a San Miguel. El presbiterio, muy amplio y cuadrado, se levanta sobre gradas y se cubre con bóveda. La imagen de la Virgen se venera en la hornacina del altar neoclásico.

Grabado de la aparición de la Virgen del Olivar.

Grabado de la aparición de la Virgen del Olivar.

Quiero hacer notar el bello grabado de Tomás Rocafort y López, de principios del siglo XIX, que adjuntamos la inscripción literal que reza así: “IMAGEN DE N.A.S.A. DEL OLIVAR del convento de mínimos de la Villa de Alaquàs”. En el centro y partiendo el título, aparece el sol característico de los Mínimos de San Francisco de Paula, con la inscripción “CHARITAS”. En la imagen, la Virgen aparece de pie sobre un árbol mientras un labriego asoma arrodillado en el ángulo inferior derecho y, a la izquierda, una pareja de bueyes tiran del arado. En primer plano, a la izquierda, una campana sobre el suelo y al fondo, antiguos edificios de la Villa de Alaquàs.

Salvador

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es