Nuestra Señora de los Ángeles de Costa Rica

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

 Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica.

Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica.

Narra la leyenda que una mestiza de nombre Juana Pereira iba todos los días a buscar leña a un bosque cercano a su casa, y el día 2 de agosto de 1635 se encontró en el bosque, sobre una piedra, una imagen de la Virgen María con el Niño en brazos. Se la llevó a su casa y la guardó en un cofre. Al día siguiente, en el mismo sitio, encontró otra imagen de la Virgen, y Juana se alegró al pensar que tendría dos imágenes, pero al llegar a su casa se percató de que se trataba de la misma del día anterior. Volvió a guardar la imagen en el cofre, pero al día siguiente se repitió la misma historia, por lo que Juana, sorprendida, corrió a contarle lo acontecido al sacerdote de la localidad, de nombre Alfonso Sandoval. El sacerdote tomó consigo la imagen y la guardó, no poniendo mucha atención a lo que la mujer le narraba.

preguntasantoral_anticopia_articulo20150802

Al siguiente día Juana volvió a encontrar la imagen en el mismo sitio de siempre, y corrió a avisar al sacerdote, el cual pudo darse cuenta que la imagen ya no se encontraba en el lugar en que él mismo la había dejado el día anterior. El cura se hizo acompañar por los fieles de la comunidad y en una procesión llevaron la imagen de regreso a la parroquia, poniéndola esta vez en el sagrario, pero al día siguiente ocurrió lo mismo: la Virgen había regresado al lugar donde se la había encontrado, y con esto entendieron que era designio de la Virgen que en ese lugar se le construyera un templo. Se decidió llamarla “Nuestra Señora de los Ángeles” por haber sido encontrada un 2 de agosto.

Uno de los documentos más antiguos que habla sobre el culto a la Virgen de los Ángeles data de 1639, tan sólo cuatro años después de la fecha que se da para el hallazgo milagroso, donde se habla de una cantidad que se le dará a un indio por el cuidado de la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.

Toma completa de la imagen en su Santuario.

Toma completa de la imagen en su Santuario.

La imagen de la Virgen está fabricada en piedra mineral y es una imagen de la Virgen con el Niño Jesús en brazos, y viste una túnica y manto que la cubre totalmente.

En 1650 el obispo Briceño erigió la cofradía de Nuestra Señora de los Ángeles y el obispo Zatarián declaró día de fiesta el 2 de agosto. En 1782 el obispo Lorenzo Tristán declaró a la Virgen de los Ángeles patrona de la ciudad de Cartago y ordenó que fuera trasladada cada 1 de agosto desde el santuario hasta el templo parroquial. El 23 de septiembre de 1824 el Congreso Constituyente declaró a Nuestra Señora de los Ángeles patrona de Costa Rica y en 1932 declaró el día 2 de agosto como día feriado. En 1975 se colocó en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles una placa por la que el congreso reconoce el patronato de la Virgen sobre Costa Rica.

El 25 de abril de 1926 fue coronada pontificalmente la imagen por manos del arzobispo Rafael Otón Castro, en presencia de todos los obispos y del presidente de la república. El 2 de diciembre de 1956, con motivo de que en San José, Costa Rica, se celebró el Segundo Congreso Nacional de la Juventud Obrera Cristiana, después de celebrarse la Santa Misa, el arzobispo de Costa Rica don Rubén Odio coronó la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles como reina del trabajador.

Altar de Nuestra Señora de los Ángeles en su Basílica.

Altar de Nuestra Señora de los Ángeles en su Basílica.

Las festividades de la Virgen se llevan a cabo cada 2 de agosto con misas y procesiones, y el día 3 de agosto la imagen es llevada al templo parroquial de Cartago, en el cual permanece por espacio de un mes, por lo que el 3 de septiembre se realiza la ceremonia conocida como “la Pasada”, que se refiere al regreso de la imagen a su Santuario. Esta tradición comenzó porque antiguamente, después de la fiesta, los peregrinos no se iban del santuario y hacían bailes y escándalo en las afueras del santuario, por lo que se decidió que, cada año, al terminar la fiesta del 2 de agosto, la imagen fuera llevada a Cartago.

En febrero de 1960, el papa San Juan XXIII distinguió al Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles enviando un cirio bendecido el día de la Candelaria en Roma.

André Efrén

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es