Año 2013: hace setecientos años…

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Abrazo entre Francisco, papa, y Benedicto XVI, papa emérito, en Castel Gandolfo (Italia).

Abrazo entre Francisco, papa, y Benedicto XVI, papa emérito, en Castel Gandolfo (Italia).

“Soy muy consciente de que este ministerio, por su esencia espiritual, debe hacerse no sólo con las obras y con las palabras, sino también sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidos cambios y agitado por cuestiones de gran relevancia por la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor, ya sea del cuerpo, ya sea del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de modo que debo reconocer mi incapacidad para administrar bien el ministerio que se me confió. Por esto, bien consciente de la gravedad de este acto, con plena libertad, renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, confiado a mí por mano de los cardenales el 19 de abril de 2005”. (Benedicto XVI).

Antes que Benedicto XVI, hubo numerosos Pontífices que abdicaron: el papa Clemente I (en el cargo desde 88 hasta 97 d.C), renunció al cargo a favor de Evaristo, porque al haber sido arrestado y exiliado, no quiso que los fieles se quedaran sin guía espiritual. Análogamente, el papa Ponciano (en el cargo desde 230 hasta 235 d.C) abdicó, al ser enviado al exilio, en favor del papa Antero. El papa Silverio (en el cargo desde 536 hasta 537 d.C) fue forzado a abdicar en favor del papa Vigilio.

Más memorable fue la renuncia de Benedicto IX (del 10 de marzo al 1 de mayo de 1045), al trono pontificio. Primero renunció a favor de Silvestre III. Inmediatamente retomó el cargo para venverlo a Gregorio VI, que fue acusado de haberlo conseguido ilegalmente, por lo que a su vez también renunció.

Óleo de San Celestino V por Giulio Cesare Bedeschini (s. XVII). Museo de L'Aquila, Italia.

Óleo de San Celestino V por Giulio Cesare Bedeschini (s. XVII). Museo de L’Aquila, Italia.

El caso más conocido se data en la Edad Media, con el papa Celestino V (llamado el Papa de la gran renuncia), que permaneció en el cargo del 29 de agosto al 13 de diciembre de 1294. Tras su renuncia fue elegido papa Bonifacio VIII, mientras Celestino V se retiraba a la vida eremítica hasta la muerte. Celestino V, de facción política opuesta a Dante Alighieri, fue impopular para el poeta, que lo puso en el círculo infernal de los perezosos:

«Después de haber reconocido a algunos,
vi y reconocí la sombra de aquel
que por cobardía hizo la gran renuncia»

(Infierno III, 58-60)

Juzgado severamente por Dante como “aquel que por cobardía hizo la gran renuncia”, hoy se le considera un hombre de extraordinaria fe y fuerza de ánimo, ejemplo heroico de humildad y de sentido común. Es curioso el hecho de que fue canonizado hace setecientos años, por el papa Clemente V, el año 1313.

El último papa en abdicar vivió en el siglo XV. Se trata del papa Gregorio XII (en el cargo desde 1406 hasta 1415), que vivió el llamado Cisma de Occidente, en el cual, tras luchas y enfrentamientos, reinaron contemporáneamente hasta tres papas (Gregorio XII, papa de Roma; Benedicto XIII, papa de Aviñón, y el antipapa Juan XXIII). Con el Concilio de Constanza, el emperador Segismundo, que lo presidía, ordenó a los tres pontífices a que abdicaran. Pero sólo Gregorio XII obedeció. Benedicto XIII se negó y fue depuesto al igual que Juan XIII, que se dio a la fuga. Luego, hubo que esperar a la muerte de Gregorio XII para reelegir a su sucesor, que fue Martín V.

1313, año de la canonización
San Celestino V – Pietro de Morrone, eremita y papa
19 de mayo

1313, año de la muerte
Beato Arnaldo (Arnoldo) de Foligno
17 de junio

Beato Alfonso del Río, mercedario
2 de octubre

Beato Emerico de Quart, obispo de Aosta
1 de agosto

Santa Notburga de Eben, criada
14 de septiembre

El papa emérito Benedicto XVI venera las reliquias de su Santo predecesor, Celestino V.

El papa emérito Benedicto XVI venera las reliquias de su Santo predecesor, Celestino V.

1313, año de la conversión o inspiración divina
San Bernardo Tolomei, fundador de los Olivetanos
20 de agosto

1313, año de inscripción de la memoria en el calendario diocesano
San Símaco, obispo de Capua
22 de octubre

Damiano Grenci

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es