Jerarquía angelical (I)

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

La Tríada Superior rodeando al Pantócrator. Catedral de la Presentación de Nuestro Señor, Fira, Santorini (Grecia). Fotografía: Ana María Ribes

Este artículo dará pie a una serie de artículos que tienen que ver con la jerarquía angelical. La verdad es un tema que me apasiona, no por que me lo crea ni me lo deje de creer, solo mas que nada es por la curiosidad que me trasmite el tema de la angelología. Espero que sea del agrado de todos los lectores. Muchísimas gracias.

La tríada superior: Junto a Dios[1]
Los ángeles de esta tríada son criaturas de luz, que se pueden manifestar adoptando una forma material pero que en sí, son incorpóreas.

El coro primero: los serafines
Son el coro más próximo a Dios omnipotente, son seres de luz pura. Según algunas descripciones (por ejemplo, la de san Francisco de Asís el día en que recibió los estigmas y la del libro de Isaías) poseen 6 alas, con dos se cubren los pies, con dos la cara y con las otras dos vuelan. Se les describe también como abrasadores por que con sus llamas ‘’arrasan los pecados del mundo’’. Según Enoc existen 4 serafines que hace corresponder a los 4 puntos cardinales. En el arte se les representa con 6 alas, empuñando una espada flamígera o portando antorchas de fuego.

El coro segundo: los querubines
Según las descripciones los querubines tienen 4 alas. Según el profeta Ezequiel son de rostro tretrafauce, una cara de hombre, una de león, una de toro y otra de águila. También dice que sus pies son como la forma de las patas de los toros y brillan como el bronce. En la biblia los querubines son mencionados muchísimas veces, como por ejemplo pongo que habían inmortalizados 2 querubines en el Arca de la Alianza.

El coro tercero: los tronos
Este grupo es el mas enigmático y misterioso. Se les conoce también por el nombre de ofanines o galgalines. Se les describe como grandes ruedas (sí, ruedas…) cuando toman forma en el mundo. Según historias y leyendas son las ruedas que lleva el carruaje de Dios. También se dice que con sus alas protegen de las vibraciones de la luz de Dios a los ángeles de las otras tríadas.

Harold


[1] El termino tríada viene del latín triade que quiere decir ‘’conjunto de tres cosas’’. En el ámbito religioso se entiende como referencia a 3 símbolos de ‘’poder’’.

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Para la envidia: San Miguel Arcángel

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura barroca del arcángel. Capilla de San Bernardino de Siena, catedral de Barcelona (España). Fotografía: Harold Toledo Baeza.

Pregunta: Hola, buenas tardes: Antes que nada un cordial saludo  a todos ustedes y muchas gracias por tener un blog para poder  ayudarnos. Mira, lo que pasa es que acabo de abrir un negocio y pues los vecinos de ese lugar (algunos no todos) se molestaron y  ya empezaron a hablar para sacarme de ahí. Mi negocio no les afecta en nada, si no, no estuviera ahí. Me gustaría que saber si hay un santo para este tipo de situaciones. Espero me puedan ayudar. Les mando un cordial saludo y muchas gracias !!!!!!!!

Respuesta: Hola. Lo que he entendido de tu pregunta es si sé de algún santo abogado en contra de las envidias, ¿no? Si es eso, te recomiendo te encomiendes a san Miguel arcángel (29 de septiembre. El mismo día se celebra juntamente con los arcángeles Gabriel y Rafael).

Ahora te daré un poco de información sobre este santo tan conocido y tan representado en el arte a través de los siglos. Miguel viene del hebreo ‘’Mija-El’’ que quiere decir: ‘’quién como Dios’’. Es el jefe de la milicia y ejército celestial según la tradición cristiana, judía y islámica. También es uno de los 7 arcángeles que <<están en pie delante de Dios>> en el juicio final (Apocalipsis 8,2). A grandes rasgos es el arcángel más conocido de los 7 ya que la Iglesia Católica sólo acepta el nombre de 3: San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Miguel es el más conocido, de mayor rango y es la mano derecha de Dios. A él se le atribuyen un gran numero de proezas, aquí te nombraré unas cuantas:

-En el judaísmo es el que se le apareció a Moisés a modo de Zarza en llamas.

-Es el que impidió que Abraham sacrificase a su hijo Isaac.

-El que expulsó a Adán y Eva del paraíso y el protector del árbol de la vida.

En el nuevo testamento, concretamente en el Apocalipsis de san Juan, es el que venció al dragón (Apocalipsis 12, 7-9), o sea Satanás, y lo arrojó del cielo (por eso en patrono en contra de las envidias, ya que venció al ‘’príncipe de la envidia’’, el demonio). Desde antiguo se le ha invocado para alejar envidias, gente mal intencionada y también se le invoca en exorcismos y en el sacramento de la extremaunción.

Iconográficamente se le representa vestido como guerrero alado, y en otras ocasiones aparece vestido con un alba en vez de un traje militar. Lleva una lanza o una espada (a veces de fuego) también lleva alguna vez un escudo de guerrero. Aparece venciendo a Satanás que tiene rendido bajo sus pies. También muchas veces aparece con una balanza en una mano en alusión a que el día del juicio final ‘’pesará’’ a los justos y pecadores.

Ahora te dejo una oración que compuso el papa León XIII después de tener una visión espantosa en la cual vio a Satanás y a sus demonios desafiando a Dios, diciendo que podía destruir su Iglesia si quería; sin embargo el pontífice pensó que si el demonio no lograba su cometido, sufriría una derrota humillante. Vio entonces a Miguel aparecer y lanzar a Satanás y sus legiones en el abismo del Infierno. Después llamó a su Secretario para la Congregación de Ritos. Le entregó una hoja de papel y mandó que se mandara a todos los obispos del mundo, indicando que tenía que ser recitada después de cada misa, la oración que había escrito. Esta oración es:

“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del demonio.
Que Dios le reprima, es nuestra humilde súplica; y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha dado, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.”

Después del Concilio Vaticano II, el mandato de recitar esta oración al finalizar la misa fue revocado, pero se puede continuar con esta práctica a manera de devoción.

Espero que te sirva mi respuesta.

Harold

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es