La devoción a la Theotokos en la Iglesia Ortodoxa

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo ruso de la Theotokos.

Al hablar de la Iglesia Ortodoxa Bizantina (Iglesia Ortodoxa en sí suena muy generalizado, si tomamos en cuenta que la Iglesia Copta, la Iglesia Malankar y la Siro Antioquena se consideran ortodoxas) nos viene a la mente, las cuestiones litúrgicas, teológicas y tradiciones que nos separan con nuestra Iglesia Católica Romana, pero a pesar de no alcanzar la plenitud al no estar en comunión mutua con la Iglesia Latina, su devoción, sacramentos y culto están fuertemente sustentados y son legítimos para el Catolicismo.

En realidad, fuera del asunto del Filioque (la doble procedencia del Espíritu Santo recitada en el credo latino pero rechazada por la Iglesia Griega), la Supremacía del Obispo de Roma (que en realidad nunca se ha cuestionado, pero que a diferencia de nosotros en que tenemos por dogma la infalibilidad papal, ellos rechazan esta cuestión asignando la Primacía de Honor, que al caer el Papa en la “Herejía” según ellos, la Primacía reside en el Patriarca de Constantinopla) y otras cosas que no son la hora de destacar, nunca se ha dudado de la Sucesión Apostólica, ni de la validez de los sacramentos, ya que al estar separados administrativamente y políticamente pero no de manera doctrinal, se asegura la validez misma; aunque para la Iglesia Romana, los ordenados sacerdotes ortodoxos actúan de manera ilícita, ya que al romperse la comunión, los sacramentos aunque válidos, (es decir la Presencia real de Cristo se hace realidad) no pueden formar parte de la Comunión en la Iglesia.

Cosa contraria ocurre con los Cristianos Ortodoxos, que la validez de los sacramentos administrados por la Iglesia Católica y las iglesias protestantes, han suscitado acalorados debates, en que no se tiene un consenso definitivo a esta cuestión. Pero fuera de esta perspectiva, hoy hablaremos de la importancia del culto de la Madre de Dios en las Iglesias de Rito Bizantino, en la cual destaca el desarrollo del arte mariano con distintos tipos de simbolismos catequéticos, que complementan esta devoción. El icono es una manera pedagógica y artística de evangelización que está presente en la Liturgia Bizantina, en la cual destaca la prolongada veneración a la “Theotokos “, en español Madre de Dios; cuya proclamación como tal, constituye uno de los dogmas más importantes del cristianismo.

Icono ortodoxo ruso naturalista de la Theotokos.

Historia del Dogma Mariano
Los debates teológicos en torno a la Maternidad Divina de la Virgen María, surgieron en el siglo IV, juntamente con las controversias en torno a la Divinidad de Cristo; durante el Reinado del Emperador Constantino (San Constantino El Grande para la Iglesia Ortodoxa) la cuestión del arrianismo (nombre con el cual es conocida la doctrina en que se negaba la divinidad del Hijo) fue resuelta tras el Concilio Ecuménico de Nicea en el año 325, en que esta herejía fue condenada formalmente y por el Concilio Primero de Constantinopla (ya que el arrianismo tomó fuerza gracias al Patriarca Eusebio de Nicomedia) presidido por San Gregorio Nacianceno y San Nectario de Constantinopla en el año 381.

El debate sobre la maternidad divina de la Virgen María nació cuando Apolinar de Laodicea propuso la doctrina en que el Verbo encarnado tomaba el cuerpo pero no el alma humana y estos errores comenzaron a ser enseñados en la Escuela Teológica de Antioquía, esto había pasado desapercibido hasta que Nestorio (quien fue consagrado como Patriarca de Constantinopla en el 428) propuso esta resolución: Dado que María es Madre de la Naturaleza Humana de Cristo entonces sería “correcto” proponer el nombre de Madre de Cristo, mas es incorrecto llamarla Madre de Dios.

Esta resolución causó estupor, sobre todo entre los monjes, en los cuales salieron los defensores de la Maternidad Divina de la Virgen; entre ellos destacan Eusebio de Dorilea y Proclo de Constantinopla. Nestorio recurrió a las autoridades civiles y apeló a la intervención del Papa Celestino I en el 429 para pedirle su opinión sobre la doctrina, entonces el Obispo de Roma puso sus escritos a consideración del Teólogo San Juan Casiano.

La Lucha con el naciente nestorianismo pasó a manos de la Escuela de Alejandría, y estaba acaudillada por San Cirilo, quien ya se había destacado en la polémica contra los semi-arrianos, los judíos y los paganos en su Patriarcado. Quien con sus argumentaciones que demostraban la heterodoxia del patriarca de Constantinopla envió una delegación a Roma, por esas fechas, también San Juan Casiano tomó una resolución desfavorable para las tesis de Nestorio.

Presentación de María en el Templo. Fresco ortodoxo griego.

Se recurrió al emperador Teodosio II, viendo que se afectaba la unidad del Cristianismo en Oriente y éste decidió convocar un Concilio. En Éfeso, puerto marítimo importante del Imperio con el Mediterráneo, se reunieron los delegados y los obispos, y San Cirilo presidió las sesiones. El nestorianismo afirmaba que las naturalezas de Cristo estaban completamente separadas, pero tampoco encontraron ortodoxa la tesis de Cirilo, que proponía la única naturaleza de Cristo, la divina (y que daría lugar al monofisismo tras su muerte); por otro lado se debatió sobre la Maternidad Divina, ya que Nestorio había propuesto llamar a María la Khristotokos o Madre de Cristo y no deba ser considerada Madre de Dios. Aprovechando que Nestorio no había ido a compadecer ante los padres conciliares, los defensores guiados por San Cirilo, aprovecharon la oportunidad de anatemizar a los nestorianos y sus doctrinas. Juan de Antioquía celebró un concilio paralelo en el que acusa a Cirilo de ser arriano y exigiendo su deposición. Pero éste soborna a los guardias imperiales y el emperador obliga a Nestorio a ser recluido en un monasterio y sus ideas se propagaron después hasta la lejana Edesa, donde la Iglesia Asiria se adhiere al nestorianismo, por lo que también llegó a la India y a China la fe cristiana, pero de manera heterodoxa.

Con el triunfo de la doctrina ortodoxa sobre la Maternidad divina, se inicia con mayor énfasis la veneración de la Madre de Dios, llegando a estar presente en la Liturgia. El Padre de la teología mariana, San Juan Damasceno llegó a escribir de ella: Proclamamos a la Santa Virgen propiamente y verdaderamente Madre de Dios (…) ya que la Santa Virgen no ha engendrado un simple hombre, sino al Dios verdadero; no desnudo, sino vestido de carne; no como un cuerpo descendido del cielo y transitado por ella como un canal, sino tomando de ella una carne consubstancial a la nuestra.

Icono ortodoxo americano de la Protección de la Theotokos.

Teología Mariana en la Iglesia Ortodoxa
La teología ortodoxa es muy rica en cuanto a la interpretación de ciertos episodios propiamente dichos y a la meditación sobre el papel importantísimo de la Madre de Dios en nuestra salvación. En relación sobre la infancia de la Virgen María, el Proto-evangelio de Santiago, un escrito apócrifo del Siglo II, fue considerado auténtico por Clemente de Alejandría y por Orígenes, nacida de una pareja de Justos llamados Joaquín y Ana, y a la edad de tres años llevada al Templo (este evento considerado apócrifo también dadas las costumbres judías de la época), la Iglesia Ortodoxa festeja la Presentación de la Madre de Dios en el Templo el 21 de noviembre.

La Iglesia Ortodoxa enseña que María fue escogida por Dios pero no predestinada, debido a que contradice este concepto del Pecado Original heredado de nuestros primeros padres, además coarta con el concepto del Libre Albedrío y sus raíces humanas. Por lo que no forma parte de la doctrina ortodoxa el concepto de la Inmaculada Concepción, dogma proclamado en 1854 por el Papa Pío IX; la ortodoxia considera el simbolismo vivo de la humanidad de María frente a la Divinidad de Dios Padre y Creador. Con el tiempo se descubre en María como poderosa intercesora ante el Creador, y ecónoma de la Salvación. No se puede negar la lucha de María por alcanzar y perfeccionar en la virtud. Tampoco se rechaza la idea de su libertad. Entonces la Voluntad de Dios, ella la acepta con amor y alegría de ser la Madre del Salvador. Con respecto a la herejía en que postula que la Santísima Virgen sólo dio a luz a la naturaleza humana y no a la divina de Jesucristo, la teología ortodoxa opina al respecto de que en Jesucristo está una sola persona, y una sola Voluntad, pero que en él también están las dos naturalezas sin confusión ni división.

También se diferencia la devoción ortodoxa de la Dormición, es decir del paso de la Santísima Virgen de éste mundo a la gloria eterna, y la devoción católica de la Asunción, aunque esta diferencia sea solamente cronológica ya que Melitón de Sardes (siglo II) y San Juan Damasceno (siglo VII) hablan de éste episodio, en el cual sientan las bases para lo que sería la devoción de la Dormición de la Virgen y su tránsito a los cielos en cuerpo y alma. Recordemos que esto no es basado en las Escrituras canónicas propiamente dicho, sino que se basan en tradiciones apócrifas, en las cuales se va heredando de manera oral y escrita.

Detalle de la Dormición de la Virgen en el ábside de la catedral de Sibiu, Rumanía.

Para la tradición ortodoxa, el papel de la Virgen María en la Salvación de la Humanidad es muy importante, la función de la Virgen en la Encarnación es doble; por un lado, ella asegura la continuidad de la raza humana. Su Hijo es Hijo de David, Hijo de Abraham y de todos los padres progenitores. Por otro lado, Él exhibió una nueva fuente de generación. Él fue el nuevo Adán.

La Encarnación está estrechamente ligada con dos conceptos ortodoxos acerca de la Virgen María: a) Su perpetua virginidad; b) Su denominación de Theotokos. El proceso de purificación y de iluminación de la raza judía tan anunciado en el Antiguo Testamento, alcanzó su culmen en la Virgen María; en ella hallaron cumplimiento la fe y el heroísmo de muchas generaciones del Pueblo Elegido. Su nombre es invocado en las oraciones litúrgicas y comunes, porque se ama no sólo como la Madre del Redentor, sino también como Madre de la Humanidad.

La Liturgia Bizantina tiene varios momentos en los que se honra a la Bienaventurada Virgen María, en la Divina Liturgia se le recuerda en las letanías, además de que en el Iconostasio en la puerta que cubre el Altar donde se celebra la Eucaristía, a los laterales se encuentra en el lado Izquierdo el Icono de la Madre de Dios con el Niño Jesús en su regazo, simbolizando el inicio de la Historia de la Salvación con el episodio de la Encarnación, y del lado derecho al Cristo Pantocrátor en el que nos recuerda a su segunda venida al final de los tiempos. Por eso el celebrante siempre muestra gran reverencia a la Madre de Dios y besa el Sagrado Icono.

María, Madre de Dios. Icono ortodoxo griego.

Ejemplos de Himnos Ortodoxos de la Santísima Virgen:
Los himnógrafos le han honrado con sus composiciones, entre los más importantes se encuentran San Nectario de Egina, san Romano el Mélodo, San Juan Damasceno y San José el Himnógrafo. Todos estos himnos de profundidad teológica y espiritual.

Axion Estin
Digno es verdaderamente bendecirte Oh Theotokos
Siempre bienaventurada e inmaculada y Madre de Dios.
Oh más honorable que los querubines, e incomparablemente más gloriosa que los serafines.
Tú que sin corrupción engendraste al Verbo Dios verdaderamente eres la Theotokos.
Te magnificamos.

Agni Parthene
Himno no litúrgico compuesto por San Nectario de Egina cuya traducción del griego es “Oh Virgen Pura”.
(A) Oh pura y virgen Señora, / Oh impecable Virgen: Regocíjense, oh pura novia! Oh Virgen Reina y Madre / Oh vellón más sagrado: / Regocíjate, Oh pura novia!
(B) Oh altura que trasciende por encima de los cielos / Oh haz de luz más radiante: / Regocíjate, Oh pura novia! Oh la alegría de casto y virgen sirvientas / superando todos los ángeles: / Regocíjate, Oh pura novia!
(C) Oh brillante luz de los cielos por encima y más claro y más radiante: / Regocíjate, Oh pura novia! Comandante jefe de los cielos por encima de E / S más sagrado de los santos/ Regocíjate, Oh pura novia!
(A) Oh siempre virgen María / Oh Maestra de creación: / Regocíjate, Oh pura novia! Oh todos-novia impecable y pura / Oh Dama de todos los santos: / Regocíjate, Oh pura novia!
(B) Oh santa María, Esposa y Reina / Oh causa de nuestra alegría / Regocíjate, Oh pura novia! Oh Reina honorable / Oh Madre santísima / Regocíjate, Oh pura novia!
(C) Más preciado que los querubines y más glorioso que los serafines/ Regocíjate, Oh pura novia! Superando principados / dominios, tronos y potestades: / Regocíjate, Oh pura novia!
(A) Regocíjense, canción de los querubines / Regocíjense, himno de los ángeles: / Regocíjate, Oh pura novia! Regocíjense, la oda del serafín / y la alegría de los arcángeles: / Regocíjate, Oh pura novia!
(B) Regocíjense, o la paz; Regocíjense, oh alegría / y refugio de salvación: Regocíjense, oh pura novia! Oh cámara nupcial de la Palabra / fragante flor: / Regocíjate, Oh pura novia!
(C) Regocíjense, las delicias del paraíso / Regocíjense, la vida eterna: / Regocíjate, Oh pura novia! Regocíjense, Oh árbol sagrado de la vida y fuente de la inmortalidad: / Regocíjate, Oh pura novia!

René

Enlaces Consultados (25/06/2017):
– www.acoantioquena.com
– www.ecclesia.com.br
– https://es.wikipedia.org

preguntasantoral_anticopia_articulo20170625

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Beato Benedicto XI, papa

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Medallón del Beato perteneciente a la galería de los Papas. Basílica de San Pablo Extramuros, Roma (Italia).

Benedicto XI gobernó la Iglesia Romana menos de un año escaso, de octubre de 1303 a julio de 1304, siendo el último pontífice romano que gobernó la Sede de Pedro (que residía temporalmente en la ciudad de Perugia) antes del periodo en el que se conocería como “Cautiverio Babilónico” (en el que los papas títeres de los monarcas franceses, residían en Aviñón, Francia). Durante su pontificado así como el de su antecesor el Papa Bonifacio VIII, se vivió una época convulsa en que la Iglesia se enfrentaba a las luchas rivales de los estados nacionales, y también se enfrentaba al estado en sí, en un intento de supremacía de alguno de los dos poderes existentes en la Edad Media.

Antecedentes a su pontificado
Tras la dimisión del papa Celestino V (canonizado durante el papado de Aviñón por Clemente V) el 13 de diciembre de 1294, en el cónclave que siguió, fue elegido el cardenal Benedicto Caetani, quien tomó el nombre de Bonifacio VIII; en un primer acto, temeroso de que las ciudades-estado de Italia siguieran reconociendo al papa emérito como legítimo, ordenó su encarcelamiento en el castillo de Fumone, cautiverio en el que permaneció hasta su muerte (probablemente asesinato).

La política del papa se basó en la idea de la supremacía del poder papal sobre el temporal y esto lo condujo a un enfrentamiento con Felipe IV el Hermoso, quien pretendía hacer tributar al clero francés, en favor de la Corona, sin el consentimiento del papa y a pesar de las protestas de los obispos. Esto fue contestado por el pontífice por la violación del derecho eclesiástico y sumado a un conflicto interno en Francia por parte de un complot contra el rey francés, el consejero real Guillermo de Nogaret contesta al papa acusándolo de herejía y de rebeldía contra el poder real, argumentando que siendo rebelde contra el rey era señal de rebeldía contra Dios.

Con el apoyo de la familia Colonna, Felipe organizó una reunión en París, donde acusaron a Bonifacio de herejía, simonía y blasfemia, también de la muerte de su predecesor, y antes de la reacción del papa (con la excomunión y la liberación de sus súbitos del juramento de lealtad al rey) los mercenarios guiado por los Colonna asaltaron el palacio papal de Anagni en 1303, donde fue ultrajado y amenazado de muerte, permaneciendo tres días entre malos tratos hasta que la población local se sublevó. Nicolás Boccasini, cardenal obispo de Ostia, y su sucesor (nuestro biografiado hoy) fue uno de los pocos que permanecieron fieles al papa, siendo encarcelado con él, sin embargo poco después de su liberación, Bonifacio VIII muere, por lo que el papado se sume en un convulso periodo antes del Periodo de los Papas de Aviñón.

Medallón del Beato con la tiara pontificia.

Biografía
Nicolás Boccasini nació en la Localidad de Treviso en 1240, siendo hijo de Boccasio, quien era notario municipal y de Bernarda, que fue lavandera del convento de los frailes dominicos en la ciudad. La familia vivió en las afueras de las murallas que protegían la ciudad, en un suburbio llamado San Bartolommeo. A partir de los seis años, Nicolás parecía destinado a la vida monacal, su primer maestro fue su tío, que fue sacerdote de San Andrea. Demostró ser muy inteligente por lo que pronto aprendió el latín y se enfocó en temas clericales. A la edad de catorce años, en 1254, ingresó a la Orden de los Predicadores, tomando el hábito de novicio en su natal Treviso. Pronto fue trasladado a Venecia por el prior y presentado al Provincial, quien lo mandó al convento de los Santos Juan y Pablo de la ciudad, donde permaneció durante siete años.

En 1262 fue trasladado a Milán, donde permaneció en el convento de San Eustorgio y donde profesó plenamente como hermano dominico, quedándose ahí seis años. De 1268 a 1282 se desempeñó como lector, en su localidad natal y en Génova. Él no era profesor, ya que no había tomado título universitario. En 1286, en el Capítulo Provincial de Brescia, fue elegido Prior Provincial de Lombardía por lo que su estilo de vida cambió, trasladándose a distintos conventos pertenecientes en la zona. También tuvo el cargo de Inquisidor, ya que el tribunal fue confiado por los papas a los dominicos y a los franciscanos. Convocó durante su mandato, los capítulos generales de Venecia (1287), en Rímini (1288) y en Trier (1289). Liberado del cargo, probablemente volvió a Treviso pero en 1293 fue elegido de nuevo, prior provincial.

Vidriera contemporánea del Beato.

En el Capítulo General de Estrasburgo en 1296, Boccasini, fue elegido Maestro General de la Orden de los Predicadores. Eran tiempos en que comenzaban a atizar el conflicto entre el Rey de Francia con el Papado. Ya que el Papa Celestino V había resultado incompetente e ineficaz y anhelando la vida monástica, renunció al Papado en 1294, causando gran confusión en la Iglesia, inmediatamente fue elegido para sucederle en el Trono de San Pedro Bonifacio VIII, quien su ascenso fue cuestionado por intereses políticos entre las familias italianas, los intereses de Francia y los movimientos radicales como los franciscanos espirituales.

Prohibió a cualquier religioso dominico, cuestionar la legitimidad del papa Bonifacio VIII y si era posible, defenderlo en los sermones. El papa en gesto de agradecimiento, lo nombró legado en Francia y en 1298 fue elevado al cardenalato y se le asignó el título de Cardenal Sacerdote de Santa Sabina. El 2 de marzo de 1300 fue consagrado Obispo de Ostia y al año siguiente fue nombrado Legado Papal en Hungría, volviendo a Roma en 1303.

Cuando los mercenarios de Sciarra Colonna asaltaron en septiembre de 1303 el palacio papal de Anagni, fue junto con el Obispo de Sabina uno de los que defendieron al pontífice del agravio de los soldados. El motivo de la disputa, fue el enfrentamiento ideológico sobre la supremacía de los poderes, y Bonifacio en la bula Unam Sanctam había apostado por la Supremacía papal sobre los principados y monarcas. El 10 de septiembre fueron liberados los prisioneros, pero días más tarde fallecía Bonifacio VIII. En el Cónclave que siguió, los cardenales buscaron un candidato que no se mostrara hostil con Felipe IV el Hermoso y eligieron a Boccasini como papa el 22 de Octubre, el elegido adoptó el nombre de Benedicto XI (Benedicto X es considerado Antipapa pero en aquél momento fue considerado legítimo).

Sepulcro del Beato atribuido a Lorenzo Maittani (ca. 1305).

preguntasantoral_anticopia_articulo20170523

Entre los hechos más importantes de su corto pontificado fue el restablecimiento de la paz con la monarquía francesa con la derogación de la Bula papal. El rey mostró por su parte el afecto y la devoción por el nuevo pontífice, pero recomendó benevolencia por la Iglesia y reino de Francia. Absolvió de la excomunión a Felipe IV y de la censura a sus súbditos, pero el 7 de junio de 1304 excomulgó a Guillermo de Nogaret y a todos los partícipes del atentado de Anagni. Celebró dos consistorios donde creó nuevos cardenales, pero no duró más de ocho meses en el papado. Una anécdota que se cuenta de él, es de que el Lunes Santo en 1304, Benedicto celebraba la Santa Misa, cuando un peregrino se acercó y le insistió que le escuchara en confesión, el pontífice sin inmutarse, suspendió el servicio para escuchar su confesión y después volvía a celebrar la Eucaristía, actualmente es considerado apócrifo el relato, ya que no se podían suspender los oficios divinos pero la leyenda era una manera de enseñar el beneficio de la confesión frecuente.

El 7 de julio de 1304, Benedicto XI murió repentinamente en Perugia, donde había trasladado la corte papal. Su fama de santidad y sus milagros fueron reconocidos en 1736 cuando Clemente XII aprobó su culto (que actuó como beatificación formal) y Benedicto XIV extendió su veneración a toda la República de Venecia, a petición de los venecianos.

René

Enlaces consultados (13/03/17)
– https://en.wikipedia.org/wiki/Pope_Benedict_XI
– http://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_Beato_Benedicto_XI

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Nuestra Señora de Coromoto: reina y patrona de Venezuela

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Escultura de Nuestra Señora de Coromoto con los colores de la bandera de Venezuela.

Escultura de Nuestra Señora de Coromoto con los colores de la bandera de Venezuela.

En la ciudad de Guanare al este de Venezuela existía un grupo de indios llamados “coromotos”, a la llegada de los españoles los indios coromotos se refugiaron en la selva y poco a poco los españoles se olvidaron de la existencia de estos indios.

Una mañana de 1652 el cacique de los coromotos y su esposa se dirigían hacia el campo que cultivaban pero vieron a una hermosa señora que sostenía en sus brazos un lindo niño que caminaba sobre el río se dirigió a ellos de esta manera: “Salgan del bosque y vayan al sitio donde viven los blancos, para recibir el agua sobre la cabeza y así poder ir al cielo”. De la misma manera la Señora se apareció en repetidas ocasiones no sólo al cacique sino a otros indios y en especial a varios niños que iban al río a buscar agua y que al ser reprendidos por sus padres por la demora ellos decían que la hermosa señora los entretenía porque se sentía también estar ante la belleza de ella que no quería irse, esto se volvió tan celebre entre los indios que las agua del río comenzaron a considerarse milagrosas e incluso muchos de ellos llevaban piedras del mismo a su casa como reliquias.

Los coromotos decidieron hacer caso a lo que les ordenaba la hermosa señora y ayudados de un español que vivía cerca de donde habitaban ellos, los indios se mudaron a la confluencia de dos ríos a un lugar llamado Tucupío y al que nombraron Coromoto. Los españoles nombraron un encomendero para los indios comprometiendo a este a bautizar a los indios y darles tierras para cultivar.

El 8 de septiembre de 1652 el cacique de los indios coromotos se negó a asistir a la doctrina cristiana y regreso a su casa donde le esperaban su esposa, la hermana de esta y su hijo. En la noche el cacique seguía muy molesto pensando que había perdido su libertad por someterse a la voluntad de los blancos y al momento se le apareció la Virgen con un intenso brillo, y al verla el cacique le reclamo: “¿Hasta cuándo me has de perseguir? Bien te puedes volver pues no pienso hacer lo que me mandes, por ti deje mi tierra y he venido aquí a pasar trabajos”, su esposa y la hermana de esta le reclamaban al hombre dirigirse de esa forma a la bella señora pero este no les hacía caso y muy molesto intento amenazar a la Virgen con su arco y flecha, la Virgen se le acerco y el hombre sorprendido tiró el arco al suelo y con las manos intento tomarla de la ropa para echarle fuera de su casa y al momento la presencia desapareció, pero el cacique se quedó estático por largo tiempo hasta que se percató de que sostenía algo en su mano a lo que le dijo a su mujer que tenía capturaba a la Señora y su esposa le dijo que se la mostrara y acercándose al fuego abrió la mano y pudo ver una diminuta imagen de la Virgen de la que despedían hermosos resplandores, que es la que según la tradición se conserva hasta hoy en día y que mide tan sólo 2.5cm de altura y 2cm de ancho.

 Imagen original de Nuestra Señora de Coromoto según la tradición milagrosamente estampada.

Imagen original de Nuestra Señora de Coromoto según la tradición milagrosamente estampada.

El sobrino del cacique, al darse cuenta de lo ocurrido, corrió a avisar al encomendero y contarle todo, pero este al principio no le creyó, pero decidió al día siguiente, con dos mozos investigar en la casa del cacique y encontraron la imagen donde este la había ocultado, pues el niño astutamente entró a la casa y pudo dar con ella. El cacique, por su parte, intentado huir fue mordido por una víbora y, arrepentido de su proceder, recibió el bautismo de un cristiano que pasaba por el camino.

El encomendero tuvo alrededor de un año la imagen en su casa, habiéndola puesto en un relicario de plata, y posteriormente fue llevada solemnemente a la ciudad de Guanare. Sin embargo, hacia finales del siglo XVII, ya se había olvidado por completo el recuerdo del lugar donde había sido la aparición de la Santísima Virgen, y a pesar de que el párroco varias veces intento localizar el lugar fue en vano, pero posteriormente llego un religioso agustino, fray Diego de Olaya, recolectando limosnas con la imagen de Nuestra Señora del Topo venerada en Bogotá, Colombia, siendo llevada en procesión la imagen de la Virgen del Topo en un lugar del camino, la imagen se puso primero pálida de un color amarillo, posteriormente se ilumino su rostro y llegando al final del paraje se ensombreció su rostro por espacio de tres horas y, por más que intentaron mover la imagen del lugar, no pudieron y hasta que a uno de los acompañantes se le ocurrió que pusieran una cruz en ese lugar, y así pudieron continuar su camino y se aclaró la imagen, este curioso suceso hizo que el párroco se interesara aún más por buscar el lugar donde la Virgen se apareció al cacique, y de este modo fue con un grupo de personas, entre ellos uno de los que había estado presente en la procesión con la Virgen del Topo, quien pensaba construir un templo en el lugar donde la imagen se había ensombrecido, para recordar ese milagro de la Virgen del Topo, y mientras se dirigían al lugar preguntaban a los habitantes si alguien conocía el lugar donde se había aparecido la Virgen de Coromoto y en eso se encontraron con el cacique de los coromotos, quien les dijo que si edificaban una iglesia en donde su antiguo cacique vio a la Virgen, ellos volverían a vivir en ese lugar y el sacerdote y sus acompañantes le dijeron al cacique que les señalara el lugar donde había sido la aparición, ya que nadie lo recordaba, y cuando pasaron por el lugar que marco la Virgen del Topo, el cacique sorprendido les dijo que ese lugar donde estaba la cruz puesta, era el sitio exacto donde la Virgen se apareció a su cacique anteriormente.

preguntasantoral_anticopia_articulo20170522

Nuestra Señora del Topo venerada en la Catedral de Bogotá, Colombia. Foto cortesía de Luis Bernardo Velez.

Nuestra Señora del Topo venerada en la Catedral de Bogotá, Colombia. Foto cortesía de Luis Bernardo Velez.

En 1821, el libertador Simón Bolívar, un mes antes de la batalla de Carabobo, estuvo en Guanare y según consta paso a encomendarse con la Virgen de Coromoto, y al ganar la batalla se mandó a poner una placa conmemorativa en el santuario en recuerdo de la visita de Simón Bolívar a la Virgen.

El 7 de octubre de 1944 el papa S.S. Pío XII declaro a Nuestra Señora de Coromoto patrona de Venezuela. Y en mayo de 1924 le concedió oficio y misa propia, y elevo al grado de Basílica el Santuario de la Virgen de Coromoto, concedió indulgencia a todo aquel que peregrine a la Basílica e indulgencia in articulo mortis a todo aquel que muera con la medalla bendita de la Virgen de Coromoto.

Fue coronada pontificalmente el 11 de septiembre de 1952 por el arzobispo de La Habana, Cuba en representación del Papa. El 12 de agosto del año 2006 fue elevado a la categoría de Basílica menor el Santuario de Nuestra Señora de Coromoto, en Guanare, Venezuela. Las festividades de la Virgen de Coromoto son dos, la primera el 2 de febrero en recuerdo de la entrada triunfal de la imagen a la ciudad el 2 de febrero de 1654 y la otra el 8 de septiembre aniversario de sus apariciones.

André Efrén

BIBLIOGRAFÍA:
– Álvarez del Real, María Eloísa, “Santuarios de la Virgen María apariciones y advocaciones”, Panamá, Editorial América, primera edición, 1991.

CONSULTADO EN LÍNEA:
– Basílica de Nuestra Señora de Coromoto: www.basilicacatedralguanare.wordpress.com

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Alejandro Schmorell, el Mártir de Múnich

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Icono ortodoxo ruso del Santo.

Icono ortodoxo ruso del Santo.

San Alejandro Schmorell es uno de los mártires ortodoxos más importantes de la Segunda Guerra Mundial, siendo miembro activo del grupo anti-nazi de la Rosa Blanca. Fue canonizado como Portador de la Pasión (en ruso: Strastoterpets) por la Iglesia Ortodoxa Rusa del Extranjero el 5 de febrero de 2012. En este caso veremos no solo su participación activa en este movimiento de resistencia al nazismo, sino que hemos de notar la diversidad de confesiones cristianas de los miembros de la Rosa Blanca.

La Rosa Blanca
En el apogeo de la Segunda Guerra Mundial cuando en 1942 comenzaron las primeras derrotas para Alemania, sobretodo en el frente del Este, la situación de los alemanes no podía ser más caótica, a esto sumamos el absoluto control que el gobierno nazi ejercía sobre la ideología y política del Tercer Reich, y el movimiento de la Rosa Blanca surgió como reacción al adoctrinamiento intelectual; combinado con la conciencia del pueblo alemán de las pérdidas materiales y humanas en las campañas militares contra los Aliados.
Comenzó a laborar el 27 de junio de 1942 y terminó con la detención por parte de la Gestapo de sus líderes el 18 de febrero de 1943, teniendo como epicentro de acción la ciudad de Múnich, Alemania. Tuvieron como principal inspiración la filosofía clásica de Leibniz y la oposición al programa de eutanasia del obispo católico de Münster, Monseñor Clemens August Graf von Galen, siendo sus fuentes para sus folletos, citas de Aristóteles, versículos bíblicos y otros filósofos importantes.
Tras ser detenidos varios integrantes del grupo por la Gestapo fueron sometidos a juicios por parte del Tribunal Popular Nazi encabezado por Roland Freisler y muchos sufrieron penas de prisión o fueron ejecutados. Fueron acusados de traición y terminó con la ejecución de sus principales líderes, tal caso de Hans y Sophie Scholl y de Alexander Schmorell.

Fotografía del Santo.

Fotografía del Santo.

Primeros Años
Alejandro Schmorell nace en Orenburg, Rusia el 16 de septiembre de 1917 (3 de septiembre en el calendario juliano) siendo hijo de Hugo Schmorell, médico alemán de confesión luterana y de Natalia Vvedenskaya, rusa e hija de un sacerdote ortodoxo ruso.
Hugo Schmorell estaba practicando su profesión en Moscú cuando en el decadente imperio ruso se vio obligado temporalmente a dejarlo como consecuencia del sentimiento anti-alemán surgido en la Primera Guerra Mundial.
A pesar del protestantismo por parte de su padre, éste permitió que su hijo fuera bautizado por la Iglesia Ortodoxa Rusa y fuera criado conforme a la fe ortodoxa. Cuando tenía un año de edad perdió a su madre a causa de una epidemia de fiebre tifoidea. Entonces el Dr. Schmorell contrató a una mujer rusa para ser la niñera de su hijo, de nombre Feodosiya Lapschina, quién no solo lo crio en el calor del hogar, sino que lo educó de manera más sólida en la fe, asistiendo a la Divina Liturgia y otros servicios religiosos en la Iglesia.
Con la radicalización de la Revolución Bolchevique en 1921, los Schmorell abandonaron la recién formada URSS, para trasladarse a Alemania, pero un año antes, Hugo Schmorell había contraído de nuevo matrimonio con Elizabeth Hoffman, alemana también pero criada en Rusia y de fe católica. Pero este nuevo matrimonio no afectó la fe de Alejandro, quien permaneció cristiano ortodoxo.

A pesar de este “exilio” de la Rusia natal, Alejandro no perdió jamás el amor por todo lo que fuera ruso; se establecieron en Múnich, que era lugar de parada de muchos exiliados por el régimen bolchevique. Vivían ahora en Alemania, pero en su hogar se siguió hablando el ruso y su madrastra le permitió asistir a clases que se daban en la ciudad sobre la fe ortodoxa. Fue un estudiante decente, aunque le costara adaptarse a la sociedad bávara. En las escuelas las clases de religión solo se admitía la enseñanza de la fe católica y la luterana. Alejandro fue colocado en la clase con niños católicos, pero se negó a hacer la señal de la Cruz como en la Iglesia Romana.

Fotografía del Santo

Fotografía del Santo

Vida en el Tercer Reich y la Segunda Guerra Mundial
Cuando era adolescente, el partido nazi llegó al poder en el país; los inmigrantes de lengua eslava eran considerados por los nacionalistas alemanes como personas apenas humanas, ideología que Alejandro nunca ha de aceptar. En algún momento dado, él pertenecía a la llamada Juventud de Scharnhorst, debido a su amor a montar a caballo, pero esta asociación juvenil fue absorbida por las Juventudes Hitlerianas y finalmente dejó de asistir.
Se convirtió en amigo de Christopher Probst, amistad que duraría hasta el final de sus vidas, y se enamoró de Angélica, la hermana mayor de aquél, aunque finalmente decidió casarse con otra persona. Probst no se bautizaría en ninguna confesión cristiana hasta momentos antes de su ejecución, en que fue bautizado como católico romano. Alejandro se convirtió en padrino del segundo hijo de Christopher, llamado Vincent.

En 1939 comenzó sus estudios en la Universidad de Hamburgo, y a pesar de tener muchos talentos e intereses, por insistencia de su padre eligió a regañadientes la carrera de medicina. Esta decisión también se vio influida por la obligación que el régimen impuso de que los estudiantes compaginaran sus estudios con el servicio militar. Sirvió en Checoslovaquia y en el frente de Francia, siendo el servicio médico con mejor posición ya que no serían utilizados como carne de cañón en medio del combate. Cuando iba a ser juramentado en el servicio militar, le exclamó al oficial que no podía jurar lealtad hacia el Führer. Pidió que lo liberaran del servicio, y aunque se lo negaron, parece que no hubo consecuencias por su negativa a prestar juramento.

Actividad en la Rosa Blanca
En el otoño de 1940 comenzó a estudiar cerca de la Universidad de Múnich, es ahí donde conoció a Hans Scholl; para ese entonces Alemania controlaba la mayor parte de Europa y los proyectos de Hitler para la construcción de un Imperio Alemán, estaban bien encaminados, con políticas de exterminio total contra las minorías, como los judíos en los campos de la muerte. La mayoría de los opositores al régimen eran arrestados por la Gestapo (la policía secreta alemana) para ser deportados o asesinados. Otros se organizaban de manera clandestina como es el caso de la Rosa Blanca.

Mostrando el icono del Santo al pueblo durante su canonización en Munich.

Mostrando el icono del Santo al pueblo durante su canonización en Munich.

En el verano de 1942, Hans y Alejandro consiguieron una máquina duplicadora con la que escribieron las primeras octavillas bajo el nombre de La Rosa Blanca, en las que invitaban al pueblo alemán a resistir la dictadura, pero la distribución se centró solamente alrededor de Múnich, ya que no tenían los recursos necesarios y su campo de acción era muy limitado. También en los folletos se reprodujeron las homilías del Obispo católico de Münster (beatificado por Benedicto XVI) en las que se denunciaban los programas de eutanasia. En esas mismas fechas, Hans, Alejandro y William Graf fueron enviados al frente ruso como parte del cuerpo médico. Schmorell argumentó que fue incapaz de ir en contra de los rusos aunque también no era posible disparar contra los alemanes. Sus contactos con el pueblo eslavo le permitieron obtener la asistencia espiritual necesaria y una vez él, Hans y William asistieron a la celebración de la Divina Liturgia con uniforme del ejército.
En octubre de 1942 regresaron con su círculo de amigos en Múnich y las actividades del grupo se redoblaron, esta vez con la colaboración de la hermana de Hans, Sophie, el profesor de la Universidad Kurt Huber, y Lafrenz. Arriesgaron su vida por repartir las octavillas por toda Alemania. Alejandro con ese propósito viajó a Linz, Viena y Salzburgo.

Detención, proceso y ejecución: Disolución de la Rosa Blanca
Después de la caída de Stalingrado, se imprimió el sexto folleto. El 18 de febrero de 1943, Hans y Sophie fueron arrestados mientras distribuían en las instalaciones de la Universidad las octavillas, tras un proceso judicial, Sophie, Hans y Christopher Probst fueron condenados a muerte el 22 de febrero y ejecutados mediante la guillotina el mismo día en la prisión de Stadelheim.
La Gestapo decidió investigar a Schmorell y éste trató de escapar de las represalias a Suiza con una identidad falsa, pero fue detenido el 24 de febrero cuando un amigo suyo lo reconoció en un refugio antiaéreo. El tribunal popular lo condenó a la pena capital el 19 de abril de 1943 junto al profesor Huber y a William Graf, quienes se confesaron como católicos; el sacerdote ortodoxo Alejandro Lowtschy, párroco de la Iglesia de San Nicolás (que más adelante se elevaría al grado de catedral y él nombrado Arzobispo) pudo visitarlo en la prisión donde le administró la comunión.

Sepulcro del Santo.

Sepulcro del Santo.

En la última carta a su familia escribe:
“Ahora bien, no será otra cosa que esto, y por la voluntad de Dios, hoy tendré mi vida terrenal terminada para entrar en otra, que nunca terminará y en la que todos volveremos a encontrarnos. Este encuentro futuro será vuestro consuelo y vuestra esperanza… Desafortunadamente, este golpe será más difícil para vosotros que para mí, porque voy con la certeza de que en mi profunda convicción he servido a la verdad… “

A su hermana Natasha escribe de la siguiente manera:
¡Querida, querida Natasha!
Probablemente has leído las cartas que escribí a nuestros padres, así que probablemente puedas tener una buena idea de mi situación. Usted probablemente se sorprendería si escribiera que cada día que pasa me estoy volviendo más tranquilo, incluso feliz y alegre, que mi estado de ánimo es básicamente mejor de lo que era cuando estaba libre! ¿Por qué es esto? Quiero contarles esto ahora: toda esta terrible ‘crisis’ fue inevitable para ponerme en el camino correcto, y por esta razón no es una crisis en absoluto. Me regocijo por esto y agradezco a Dios que esto me fue dado, para comprender la mano del Señor y por esto para emerger en el camino correcto. ¿Qué sabía antes acerca de la fe, acerca de la fe real, profunda, acerca de la verdad, la verdad final y única, acerca de Dios? ¡Muy poco!
Pero ahora he madurado hasta el punto de que incluso en mi situación, estoy alegre, tranquilo y lleno de esperanza, lo que será será. Espero que también hayas experimentado este proceso de maduración y que tú y yo juntos, después del profundo dolor de la separación, llegaremos al estado de ánimo donde agradeces al Señor por todo.
Esta desgracia fue necesaria para abrir mis ojos, y no sólo los míos, sino los ojos de todos nosotros, todos los que hemos caído en este destino, incluyendo a nuestra familia. Uno debe esperar que usted también entienda apropiadamente la manera que la mano del señor está señalando.
Dale a todos mis más sinceros saludos, ya ti, un saludo especial de tu Shurik.

Fue guillotinado el 13 de julio de 1943 en la prisión de Stadelheim, en Múnich.
Fue glorificado por la Iglesia Ortodoxa Rusa del Extranjero en la catedral de los Santos Mártires y Confesores de Rusia de Múnich el 5 de febrero de 2012.

Icono ortodoxo del Santo.

Icono ortodoxo del Santo.

Troparion (Tono 4)
Hoy una luz adorna nuestra gloriosa ciudad,
Teniendo dentro de ti tus santas reliquias, oh Santo Mártir Alejandro;
Por lo cual ruega a Cristo Dios,
Que nos libere de todas las tribulaciones,
Porque reunidos en el amor celebramos tu memoria radiante,
Imitando su valentía,
De pie contra los poderes y enemigos sin Dios.
Kontakion (Tono 4)
De tu madre has heredado el amor de Cristo,
Y por el amor de tu cuidador fuiste alimentado en el temor de Dios, oh glorioso,
A quien te has entregado, oh Alejandro,
Y orar diligentemente con los ángeles.
Intercede en nombre de todos los que honran tu memoria un perdón de sus pecados.

René

preguntasantoral_anticopia_articulo20170228

Webs consultadas (17/01/17)
– https://orthodoxwiki.org/Alexander_Schmorell
– https://en.wikipedia.org/wiki/Alexander_Schmorell
– https://en.wikipedia.org/wiki/White_Rose
– http://www.pravoslavie.ru/english/51512.htm

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

San Margarito Flores García, presbítero y mártir

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es

Fotografía del Santo.

Fotografía del Santo.

Para cerrar con broche de oro, el tema de los santos mártires mexicanos, hoy presento a San Margarito Flores García, quien ha quedado pendiente de escribir en el blog. Junto con San David Uribe son los dos mártires pertenecientes al estado de Guerrero, actualmente azotado por la violencia como en muchas partes del país. De los mártires mexicanos, como sucede en muchas ocasiones, es el menos recordado, pero es importante rescatar su testimonio y darlo a conocer ampliamente para bien de todos los católicos mexicanos; espero poner mi granito de arena con este artículo.

Biografía
Nació en el Barrio de Ojeda de Taxco de Alarcón, Guerrero el 22 de febrero de 1899, siendo hijo del señor Germán Flores y Mercedes García; su padre era peluquero pero vivían en una situación precaria. Después de estudiar la primaria comenzó a trabajar a los doce años como peluquero y empleado en una tienda de abarrotes, donde el excesivo trabajo lo llevó a sufrir una grave enfermedad.

Desde adolescente, Margarito anhelaba ser sacerdote y era un chico muy piadoso, visitando frecuentemente el Santísimo Sacramento y quedándose largo rato postrado en oración; estas actividades no le impedían el cumplimiento de su trabajo, pero la falta de una alimentación adecuada provocó que contrajera una grave pulmonía que estuvo a punto de llevarlo a la muerte. Con la oposición familiar para ingresar al seminario, buscó a algunos sacerdotes bienhechores, puesto que para sus padres no era posible sostenerlo ahí. Cuando se recuperó, volvió a trabajar en sus oficios y entró al Seminario de Chilapa a la edad de 15 años, entre penalidades y apuros fue un estudiante excelente y cumplidor, y así continuó su camino hacia el sacerdocio. Se distinguió por buena conducta, aplicación en los estudios y notable aprovechamiento, mereciendo el aprecio de sus maestros, menciones honoríficas, diplomas y medallas.

El día 5 de abril de 1924 fue ordenado sacerdote en la Capilla del Seminario diocesano y el 20 de abril de ese mismo año, Día de Resurrección, celebró su primera misa en la misma Parroquia donde lo habían Bautizado, la Iglesia de Santa Prisca y San Sebastián de Taxco. Fue nombrado catedrático del seminario de Chilapa y tiempo después fue nombrado vicario de la parroquia de Chilpancingo; desplegó mucho celo por la salvación de las almas mediante la catequesis de los niños y adultos. Era un sacerdote atento amable, sencillo y muy dispuesto a servir a los demás. Con la colaboración de sus maestros que habían sido sus discípulos fundó en Chichihualco el colegio Nicolás Bravo, para la educación cristiana de la Niñez. En su vida parroquial puso especial énfasis la propagación de la devoción del Sagrado Corazón de Jesús en la vida de los cristianos. Demostraba una dedicación incansable por el apostolado y más lo demostraba en el combate de las sectas que comenzaban a propagarse por esa zona.

Fotografía del Santo en su hábito sacerdotal.

Fotografía del Santo en su hábito sacerdotal.

En los comienzos de la persecución religiosa en 1926 fue trasladado como párroco de Tecalpulco, pero la intensidad de ésta lo obligó a ocultarse en las montañas, a veces careciendo de abrigo y alimentos necesarios para sobrevivir. Una vez tuvo que disfrazarse para visitar la casa de sus padres en Taxco. A principios de 1927 con extremada cautela logró llegar a la Ciudad de México donde colaboró con la Liga Nacional de la Defensa de la Libertad, así como frecuentó la Academia de San Carlos para perfeccionar sus conocimientos en arte. El objetivo era el afán de colaborar con la solución del conflicto religioso y a pesar de los peligros, logró evadir la vigilancia, incluso se presentó un soldado federal en la posada donde se había hospedado con el objetivo de aprehender al cura, pero Margarito argumentó ser doctor.

En junio fue apresado y llevado a la Inspección de Policía junto con otros miembros de la Liga a las que pudo prestar el servicio de la confesión. Por intervención de la familia Calvillo ante el general Roberto Cruz (el mismo que se encargó de ejecutar al Padre Pro) logró liberar al padre Margarito, pero éste presentía ya cerca el momento del martirio, así que redoblaba su ofrecimiento y su ministerio dedicado a las almas por la paz religiosa. Fue entonces enviado a Atenango del Río, pero al llegar a Tulimán como el comisario del lugar no conocía el camino le envió un guía para que lo acompañara. Al llegar a su destino fue aprehendido por las tropas federales junto con el guía que le acompañaba, que después su superior sería fusilado también; en la madrugada le despojaron, sin consideración alguna de todas las cosas que llevaba, dejando al sacerdote en ropa interior, descalzo y atado en medio de la caballería, caminando a pie. El tormento aumentó cuando salió el sol agobiante, cuando pidió que le trajeran agua lo único que recibió de la soldadesca fueron empellones y golpes.

El 12 de noviembre de 1927 fue ordenada su ejecución y se le permitió elegir el lugar para el fusilamiento. Con toda serenidad caminó hacia la esquina posterior del templo, solicitando unos instantes para orar, siéndole concedidos. Uno de los soldados del pelotón se acercó al condenado y le preguntó si le perdonaba, el padre Margarito conmovido le dijo que no solo le perdonaba sino le bendecía. Sonó la orden de disparar y después la descarga e inmediatamente las balas le privaron de la vida, cayendo pesadamente al suelo. Los soldados aun así dejaron el cadáver expuesto durante tres horas hasta que por orden del capitán fue conducido al cementerio y en una fosa previamente cavada echaron el cuerpo con su sotana encima antes de enterrarlo y retirarse.

Altar y restos del padre Margarito.

Altar y restos del padre Margarito.

Tiempo después desenterraron los restos y se sorprendieron al ver que fluía sangre fresca a pesar de estar meses enterrado y combinado con el clima tropical del lugar. Fue debidamente sepultado y en 10 de enero de 1946 fue trasladado a la capilla del Señor de Ojeda, donde permanecen hasta el día de hoy. El padre Margarito junto a otros mártires mexicanos fue beatificado por su Santidad San Juan Pablo II el 22 de noviembre de 1992 en la basílica de San Pedro, y canonizado el 21 de mayo del año 2000 siendo el quinto domingo de Pascua del año jubilar de la Encarnación.

René

preguntasantoral_anticopia_articulo20161206

Bibliografía (19/11/16)
– Anónimo. (2001). Nuevos Santos Mexicanos. Tlaquepaque, Jal. : EDITORIAL ALBA, S.A. DE C.V.

Enlaces consultados (19/11/16)
-www.santuariodelosmartiresdecristo.org/wp/santos…/san-margarito-flores-garcia-pbro.
-santosmexico.mx.tripod.com/sanmargaritoflores.htm
-www.taxcolandia.com › Personajes › Capilla Ojeda › Fotos San Margarito

Artículo extraído ilegalmente y sin permiso de PreguntaSantoral.es